Saltar al contenido →

Categoría: Archivística

Rimas a un archivero

Hay personas que se cruzan en tu vida y poco a poco la van transformando, sin que tú lo quieras, ni que lo adviertas. Durante el paso por la universidad, encuentras a un puñado de esas personas que debes saber guardar cual tesoro. Hoy es el vigésimo noveno aniversario de una de aquellas personas, que se enfrenta a un cambio radical en su vida, positivo por supuesto, así que le dedico estas rimas escritas ya hace un verano.

La advertencia que os hago es que no reflejan ni su persona ni su buen hacer profesional, pero permitidme la licencia a la hora de dedicárselas ahora que una nueva generación se acerca [Entiéndase por crío].

¡Felicidades Javier!

Mientras guarda el documento mugriento
Al archivo le duele el silencio
De aquello que se fue y no se llevó el viento.
Sólo queda hollín de aquel tesoro,
Cenizas de la memoria de un pueblo,
Cómo pesa la losa del tiempo
Sobre los hombros del archivero.
No llores más viejo compañero,
Acaso no sabías que el papel juega con fuego
Una ascua de cigarrillo es suficiente prefijo
Para transformar en humo tanto sentimiento

 

4 comentarios

Electronic Records Archives Project (ERA)

Interesante el breve artículo File This Under Data Overload de Jonathon Keats publicado en la revista Wired que realiza una pequeña introducción al proyecto Electronic Records Archives. De forma superficial, Keats nos señala las líneas maestras de este proyecto cuyo objetivo es la identificación, preservación y acceso de los 347 petabytes de información digital que se albergan en los National Archives de EE.UU. El texto trata de tender un puente entre lo viejo y lo nuevo mediante la figura de Mr. Taylor, reflejando la tarea de los archiveros tradicionales y su capacidad memorística, sin embargo plantea la verdadera necesidad del cambio señalando que el sistema de National Archives ha estado recibiendo materiales en formato digital desde 1970. Desgraciadamente, los planes para su conservación a largo término no se habían planteado hasta 1998, pero no fue hasta 2002 cuando el Gobierno se tomó con cierta seriedad el proyecto de preservación. Por supuesto que hay otras instituciones como Library of Congress, the National Science Foundation, the Department of State, y the National Nuclear Security Administration que ya han llevado a cabo planes de preservación dentro de sus fondos, por lo que el proyecto ERA, cuyo plazo de fin de desarrollo está fijado en 2011, no es ni mucho menos pionero, aunque no deja de ser interesante.

Así, se nos describe que el ERA consistirá en un sistema modular que tomará de base las tecnologías y los formatos desarrollados bajo Open Source en la medida de lo posible. De esta forma, y como ejemplo, uno de los módulos sobre los que se está trabajando será utilizado para determinar qué tipo de software fue utilizado para la creación de un documento, otro trasladará ese documento a otro formato más manejable y actual, mientras que otro se encargaría de la distribución de la información. Por supuesto, que serían necesarios unos pocos más para la gestión del almacenamiento, la búsqueda y recuperación, por poner otros ejemplos. Estos módulos podrían ser reemplazados, desechados o añadidos dependiendo de las necesidades y los avances tecnológicos, pero lo esencial es que el sistema ERA no debería tener la necesidad de ser rediseñado completamente en un futuro.

Comentarios cerrados

Papeles mojados

Todavía no se habían repuesto en Louisiana (EE.UU.) de los efectos del huracán Katrina, cuando de repente pareció que el Rita quiso jugar otra vez con su destino, y más con el de la ciudad de Nueva Orleáns que se volvió a inundar tras la rotura de sus maltrechos diques, y decidió que por allí debería volver a pasar una de esas tormentas que hacen época. En la biblioblogosfera, ya se recogió que el Archivo Notarial de Nueva Orleáns estaba siendo protegido por el ejército de los Estados Unidos y nos regaló una bonita fotografía de los soldados allí desplegados.

Desde luego que más que un archivo parece un banco tal y como nos contaba JM Collado en su blog. Hoy nos queremos sumar con dos imágenes más, pero esta vez alejándonos de la imagen de desastre institucional que nos muestra la anterior imagen y acercándonos a un nivel más pequeño de las pequeñas empresas. En este caso, vemos a Joe Anderson, en unas fotografías del 15 de septiembre, de la pequeña localidad de Slidell a 48 kilómetros al noroeste de Nueva Orleáns tratando de secar de la forma más barata posible los expedientes más importantes de su empresa Partnership of Law Corporation Anderson & Anderson el desastre del Katrina mojó y cuya humedad supone un peligro para su conservación y uso.

2 comentarios

El becario archivero que clasificó un tesoro

Digo yo que los becarios de arqueología estarán muy acostumbrados a desenterrar tesoros, ya se sabe, la X nunca marca el lugar, pero eso es precisamente lo que nos quieren hacer creer. Así que un titular como este: "Un becario halla una copia de 71 lecciones de canto inéditas del compositor Gomis", les provocará un leve arqueamiento de ceja y podrán considerar que, bueno, tampoco hay para tanto. Desde luego que si yo me encontrase un documento perdido durante cincuenta años, aunque eso es precisamente lo que evito, que se pierda información, no podría caber de mí de gozo. Aunque os confesaré que algunos tesoros he ido encontrando en este archivo centenario o al menos así lo considero.

Pero no perdamos la noticia de vista, que es a ella la que dedicamos este texto. Es evidente que no se encuentran documentos perdidos todas las semanas, pero parece ser que éste merece un poco de atención. Así, según nos cuenta el texto de la noticia:

Se ha localizado una copia de 71 lecciones de canto inéditas del compositor del Himno de Riego, Josep Gomis. Estos documentos se han conservado gracias a una copia manuscrita realizada en 1831 por el músico ontinyentí Rafael Úbeda y Tormo, coetáneo de Gomis. Además, a lo largo de las lecciones ahora encontradas se pueden encontrar diversas anotaciones, todas ellas muy interesantes, mediante las que Úbeda revela datos inéditos sobre los primeros años de vida del célebre músico ontinyentí. Además, el volumen conservado incluye algunas lecciones y algunas composiciones del propio Úbeda, quien fue organista de la iglesia de Santa María en la primera mitad del siglo XIX.

10 comentarios

Deficiencias en la gestión archivística de la Administración Pública Valenciana – 3

Hace ya un tiempo, recogimos aquí distintas noticias que se habían ido sucediendo en los medios de comunicación de tirada regional valencianos concernientes a distintas deficiencias en el sistema archivístico valenciano. Por aquel entonces consideramos que la cadena de acontecimientos, desgraciados o no, que se habían sucedido en un periodo de tiempo tan estrecho eran únicos e irrepetibles. Sin embargo, no fue así. Poco después de hacernos eco de aquellas noticias, surgieron algunas más. En aquel entonces, debido a la estrechez temporal de los acontecimientos consideramos que no era necesario recoger un hecho aislado, pero esta vez, y puesto que se han producido unos cuantos más, creo que debemos hacerlo como hicimos en un primer momento.

El incendio en un almacén hospitalario

El hecho de que dos encapuchados asaltaron un almacén del Hospital de la Vila Joiosa el mes de junio de 2005 no podría pasar de ser anecdótico si no fuese porque posteriormente prendieron fuego al almacén, además de apuñalar al guarda. Según dijo entonces el Conseller de Sanitat de la Generalitat Valenciana, Vicente Rambla:

El almacén tenía envases de plástico, papel, material sanitario de uso común y poco valor, pero no productos farmacéuticos. Quizá los autores pensaban que había drogas. O simplemente querían robar. El fuego ha afectado también al departamento de administración del almacén, donde hay archivos contables, pero no historias clínicas.

Al principal grupo de la oposición todo esto comienza a olerle a chamusquina porque no es la primera vez que un almacén de documentos contables se incendia. En el artículo anterior ya recogimos que unos almacenes de Ciegsa situados en Alaquas habían ardido junto con cierta documentación contable, por lo que el Partido Socialista no pudo nada más que solicitar un inventario que contuviese una relación de la documentación quemada.

4 comentarios

La Ley de Archivos de la Comunidad Valenciana

Como ya adelantamos, el pasado 1 de junio se aprobó la Ley de Archivos de la Comunidad Valenciana (DOGV 16/06/2005). Como toda ley, su análisis puede dar lugar a múltiples lecturas según el punto de vista, así que permitidme dar dos visiones muy distintas de lo que implica la aprobación de esta Ley de Archivos: una visión formal y de interés público/general; y otra más personal, como posible opositora a archivos valencianos.

La importancia de los archivos

Largamente esperada por los archiveros, la Ley de Archivos de la Comunidad Valenciana pretende poner de manifiesto “la importancia que tienen los archivos valencianos, no sólo como un servicio muy importante del funcionamiento y de la eficacia de todas las organizaciones, especialmente de las administraciones públicas, sino como garantía de conservación del patrimonio documental valenciano y, por último, para preservar el derecho de acceso de las personas a los archivos“. Pero esta Ley (cuyo Proyecto de Ley fue publicado el 28 de diciembre de 2004, como si de una inocentada se tratara) nace con alarmantes carencias, como son el no contar con un presupuesto establecido, ni tener plazos para su aplicación.

8 comentarios

Deficiencias en la gestión archivística de la Administración Pública Valenciana – Aclaraciones /y 2

En el artículo que publiqué la semana pasada sobre la situación archivística de la Administración de la Comunidad Valenciana, que ponía algunos ejemplos de deficiencias en la gestión archivística en Valencia, yo no quería pecar de audaz, si es que esto es de alguna forma censurable, y tratar de ceñirme a lo quería transmitir. Yo no deseaba enfrascarme en definiciones terminológicas archivísticas y tan sólo centrarme en la denuncia de la situación que había provocado que distintos medios de comunicación recogiesen informaciones sobre el mal estado de algunos archivos.

Sinceramente, no quería entrar en disquisiciones sobre si se había actuado bien o mal dentro de los recursos disponibles, si hay o no archivos centrales en la administración pública, yo simplemente recogía hechos. Con aquel artículo, trataba de indicar distintas situaciones en las que se habían adoptado soluciones que podrían o habían resultado fatales para la documentación que se suponía se trata de gestionar. No había nada más detrás de él, salvo remarcar la precariedad en la que se encuentra la gestión documental en la Administración.

Sin embargo, después de su publicación, y tras recibir consideraciones posteriores, bien en forma de correo electrónico, o bien a través de los comentarios de esta bitácora, me siento obligado a aclarar y concretar algunos aspectos que no quedaron suficientemente claros, porque deseé obviarlos, y pueden conducir hacia el error y a consideraciones equívocas. Y es ésto, precisamente, lo que trato de enmendar ahora con este artículo complementario del anterior.

3 comentarios
Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x