Saltar al contenido →

Mes: mayo 2005

¿Una biblioteca que atenta contra la privacidad?

La noticia de que la Biblioteca Pública de Naperville en Illinois ha destinado 40.646 dólares para la instalación de escáneres de huellas digitales en los terminales públicos de acceso a Internet a la compañía U.S. Biometrics Corp. está levantando cierto revuelo en la sociedad norteamericana. El sistema de identificación biométrica todavía se encuentra en fase de pruebas y pretende añadir elementos de control a los ordenadores, puesto que parece ser que el sistema de contraseñas no es completamente efectivo.

Este sistema, además de vigilar los movimientos en Internet de los usuarios de la biblioteca, permitirá a los padres añadir filtros a las cuentas de sus hijos, por si decidiesen acceder a algún tipo de contenido que ellos consideren completamente inadecuado.

5 comentarios

Por favor, actualicen sus favoritos y sus blogrolls

Como sabéis, este blog nació a partir de un proyecto más grande que finalmente fue desechado por las razones que ya os contamos en un texto anterior. También os comentamos que cuando decidimos cerrar el portal de El Documentalista Enredado, buscamos de nuevo un proveedor de alojamiento que nos resultase más barato para poder alojar tan sólo el weblog. Por supuesto que lo encontramos (Hosting LMI) y realizamos algunas gestiones para mantener el dominio .ORG, es decir transferirlo al nuevo proveedor, y no perderlo. Finalmente, y ya entonces, os contamos los problemas que habíamos encontrado y las resoluciones que adoptamos, entre ellas la adquisición de este dominio .NET, pero ahora debemos de añadir un capítulo más a esta rocambolesca historia.

Pues bien, una empresa de Kenya ha adquirido el dominio documentalistaenredado.org recientemente, así que se encuentra activo, y lo ofrece al mejor postor. Es decir, si alguien le ofrece una cantidad que ellos consideren razonable puede revendérselo y ahí es donde nos molesta. Obviamente, El Documentalista Enredado no es un nombre excesivamente comercial y no levanta excesivo interés como podría hacerlo otros, sin embargo esta empresa trata de obtener un beneficio económico de un trabajo que hicimos entonces.

Aunque esta acción no es ilegal, tampoco es ética y es en este punto en el que os pedimos que reviséis vuestro blogroll y vuestros favoritos para que actualicéis vuestros enlaces desde .ORG a .NET.

Gracias

Comentarios cerrados

Del género de la fan fiction a los Wikilibros: Los internautas se lanzan a escribir sus propios libros

Recientemente, recogía la Asociación de Compositores y Autores de Música (ACAM) en su página web un artículo muy crítico con las licencias Creative Commons que ha levantado cierto revuelo en la blogosfera con múltiples réplicas. Concretamente, un párrafo que os adjunto era determinante:

Las Creative Commons (CC) son un nuevo tipo de licencias, originarias de Estados Unidos, que ahora están expandiendo su uso a escala internacional. Se supone que la licencia ofrece un concepto alternativo de derechos de autor al permitir a los creadores fomentar la difusión y reutilización de sus obras protegidas, sean éstas películas, imágenes, música, textos literarios o científicos. Pero, de hecho, las CC ofrecen considerables beneficios para los usuarios de Internet que desean utilizar las obras de los creadores sin la obligación de obtener un permiso y aportan muy pocas ventajas a la comunidad creativa

4 comentarios

Pero, ¿cuánto vale un bit?

En un artículo anterior, hablábamos de la transición que forzosamente deberían adoptar las distintas empresas de la industria del entretenimiento con el nuevo mundo digital. Sin embargo, podría considerarse que en aquel texto olvidásemos apuntar un tema crucial, que consistía la valoración de la información y, por ende, de los bits ante esta nueva situación en la que lo digital lo inundaba todo.

En realidad, este punto merecía ser abordado separadamente puesto que, como bien sabemos los documentalistas, la respuesta a la pregunta “cuánto vale un bit” no es sencilla ni rotunda y pasa completamente por la ambigüedad. De hecho, el valor de la información constituye el tema de debate preferido para los infonomistas y los gestores de la información, pero os adelantaré que la respuesta estándar consiste en que el valor de los bits no puede ser mesurado convenientemente por sí mismo, o lo que es lo mismo: Depende.

2 comentarios

La muerte del libro, los derechos de autor, el poder de la información… y otras historias de terror

Aprovechando el poco tiempo libre de que dispongo, he tomado la firme determinación de ponerme al día en mis lecturas “documentaloides”. Y como es normal en mí, en vez de atacar los temas candentes que se discuten en la actualidad (folksonomías, gestión del conocimiento, usabilidad, búsquedas en Internet, Google…), he decidido empezar por el principio, por una obra clásica de la cibercultura: “El futuro del libro: ¿esto matará eso?” (compilado por Geoffrey Nunberg).

La introducción de las nuevas tecnologías en el mundo del libro, como ocurre siempre con todo lo nuevo, ha desatado un sin número de predicciones fatalistas sobre la desaparición de los libros impresos, de las bibliotecas y las librerías tradicionales y, por supuesto, del mundo de la edición tal y como lo conocemos, como vaticinaba McLuhan en su obra “La Galaxia Gutenberg” (otro libro que tengo pendiente). Siguiendo esa corriente fatalista, el subtítulo de la obra compilada por Nunberg utiliza la vieja máxima “esto matará eso”, o dicho de otra forma, “el ordenador matará al libro”. Pero, en contra de lo que pudiera parecer, cuando leemos los diversos ensayos que componen esta obra descubrimos una visión mucho más positiva de la simbiosis que se está produciendo entre las tecnologías y el mundo del libro. Esta incursión tecnológica se presenta como un paso más (al que ya no podemos escapar) en el proceso evolutivo del mundo librario en particular, y de la cultura y la sociedad en general.

11 comentarios

La Biblioteca Nacional de España en 1924

Podríamos decir que se trata de una ley de Murphy informacional que ya recogimos la semana pasada, siempre se encuentra lo que no se busca, o podríamos considerar que se trata de la Serendipia que ya nos estuvo definiendo David hace unos meses. El caso es que, una cosa u otra, estaba buscando otro texto entre los añejos microfilms del Diario Levante, cuando me topé con un artículo de opinión sobre la Biblioteca Nacional de hace más de 80 años.

Obviamente, como blogger, no podía dejarlo pasar por alto y, tal como se publicó, os lo transcribo. Disfrutadlo que no tiene pérdida.

4 comentarios

Jorge: Bibliohumor para los más pequeños

Las tiras cómicas que hemos ido añadiendo, y las muchas que tenemos en reserva para ir publicando de forma irregular, en esta pequeña sección de humor gráfico relacionado con el mundo del libro y las bibliotecas; están enfocadas en su mayor parte hacia un público adulto. Sin embargo, Celia me envía una tira cómica publicada el domingo 27 de marzo de 2005 en la sección del diario El País denominada Pequeño País cuyo público objetivo son los más pequeños.

Ver la tira completa.

Los autores de Jorge son Jordi Sierra i Fabra / Rovira

Un comentario
Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x