Saltar al contenido →

Etiqueta: motores de búsqueda

Qué es el Google Dorking

Las técnicas de Google Dorking, también denominadas Google Hacking, consisten en utilizar comandos de búsqueda avanzados de Google para obtener información que no se obtienen mediante técnicas normales de búsqueda. Estos comandos de búsqueda van desde el conocido “site” o “title”, sin embargo pueden ser usados como técnicas de hackeo de páginas web o servidores.

El término de Google Hacking fue utilizado por primera vez en 2002 por Johnny Long. Long comenzó a recopilar comandos de búsqueda en Google que dejaban al descubierto sistemas vulnerables o información sensible (números de la seguridad social o incluso números de tarjetas de crédito) y comenzó a etiquetarlos como GoogleDorks. Finalmente, debido al interés por su iniciativa creó la Google Hacking Database donde se recopilan todas estas ecuaciones de búsqueda.

El objetivo de esta recopilación es que los responsables de los sitios web realicen las búsquedas por ellos mismos como método preventivo y que sean capaces de detectar esos errores y fugas de información.

Estas técnicas de hackeo hacia servidores y sitios web se han extendido tanto hacia otros buscadores como Bing y hacia otros dispositivos conectados en la Web como dispositivos IoT.

Deja un comentario

La explotación estadística de textos a través de Ngram Viewer

Google Ngram Viewer es un motor de búsqueda que muestra las frecuencias de un conjunto de cadenas de búsqueda delimitadas por comas, utilizando un recuento anual de n-gramas de fuentes impresas entre 1500 y 2008. Liberado en 2010, la fuente principal de donde se nutre este programa es Google Books. El programa puede buscar una sola palabra, un conjunto de ellas o frases completas, incluyendo errores ortográficos. Esto permitiría a historiadores y lingüistas trazar la trayectoria de palabras y frases a través del tiempo sobre la base de una enorme cantidad de datos lo que permite observar el auge y la caída de ciertas expresiones, giros y palabras. Incluso algunos historiadores denominaron a este nuevo campo abierto por Google como culturomics. Sin embargo, aunque el fondo puede llegar a ser interesante, el Ngram Viewer dispone de varios problemas.

El más evidente son los errores en el reconocimiento de caracteres, que nunca es un proceso perfecto y que empeora cuando las tipografías utilizadas son antiguas. Uno de los mejores ejemplos, es la confusión que tiene el sistema con las letras f y s. El segundo es que existe una preponderancia de literatura científica. El tercero los errores en la introducción de los metadatos de los libros escaneados que pueden dar representaciones de términos en épocas que no existían.

En el gráfico siguiente, podemos ver la evolución comparativa de los términos disruptive y disruption a modo de ejemplo.

ngram

Deja un comentario
Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x