Saltar al contenido →

Etiqueta: Search Engine Optimization (SEO)

¿Boicot a Google?

Decididamente, la crisis comienza a pasar factura, el gigante tiene hambre y está dispuesto a llegar hasta donde haga falta para obtener dinero y seguir en funcionamiento. Lo que podemos encontrarnos son pequeños indicios, pero no cabe duda de que algo que está cambiando, ya que los usuarios han comenzado a plantearse la no utilización de sus servicios al descubrir ciertos comportamientos que consideran abusivos o fuera de lugar. Es posible que a lo que hoy en día estamos asistiendo puede que signifique el principio del final de la relación idílica de Google con los internautas, pero tenemos que tener en cuenta que nos encontramos ante una compañía que cotizando en bolsa en un año ha perdido el 52.77% del valor (Ahora mismo está cotizando a 318.10$), que ya ha decepcionado a los inversores a la hora de presentar sus resultados antes del pesado verano y que se encuentra en la tesitura de seguir apoyando a sus accionistas a pesar de poner en peligro su reputación.

En un principio, comenzaron los recortes dentro de su propia casa, acabando con la fortuna de los Googlers que poco a poco descubren que las cosas comienzan a ponerse un poco feas, que las comidas iban a dejar de ser gratuitas e ilimitadas y que los ajustes internos también deberían considerarse productivos. Pero los despidos y los ceses de los contratos laborales (se calcula que la cifra alcanzaría las 10.000 personas) no son, aparentemente, suficientes para saciar al gigante y Google parece bien dispuesto a seguir buscando financiación donde pueda obtenerla. De este modo, los directivos del buscador están comenzando a buscar alternativas para aumentar la inversión de los anunciantes en sus sistemas publicitarios mediante la instalación de Adsense en productos donde hasta ahora no se contemplaban o incluso en lugares que se desecharon por motivos de calidad de producto.

Es probable que la marca Google no vaya a resentirse en exceso de estos pequeños aprietos con los que se está encontrando, el hecho es que poco a poco, la imagen que tenían sus usuarios sobre el producto cool, como estaba considerando, poco a poco se va resquebrajando. Incluso no hace falta retrotraerse en exceso en el tiempo para ir descubriendo las pequeñas decepciones que Google está provocando con sus nuevas decisiones.

Los primeros ejemplos de esa búsqueda de nuevos fondos pasan por la ampliación del mercado de Adsense a Google News y Google Imágenes, servicios que hasta ahora no habían sido manchados con la publicidad, pero que recientemente se incluyeron dentro del servicio. Por otro lado, otras de las dos controvertidas decisiones adoptadas en California han sido la inclusión de un buscador embebido en YouTube o el aparente cambio de posición sobre la Neutralidad de la Red, algo que fue inmediatamente desmentido por Google, pero del que resta cierto runrún sobre la duda. Puede que el más gravoso para Google a nivel mediático haya sido este último, porque supondría un cambio significativo sobre la cultura del buscador en la Web, pero no ha sido esto lo que ha provocado la amenaza de boicot de los internautas.

De hecho, no se ha propuesto como un boicot, sino como una huelga a Google (sic) por parte de los SEM, los Search Engine Marketing, desde la que proponen la realización de una huelga de anunciantes de Adwords para el martes 13 de enero de 2009. En realidad, nos encontramos ante un boicot – Presión que se ejerce sobre una persona o entidad suprimiendo o dificultando cualquier relación con ella – y proponen la no utilización del sistema publicitario Adwords, que alimenta al sistema de publicación de anuncios Adsense, durante ese período de tiempo para mostrar su descontento sobre las últimas decisiones de Google sobre la inclusión de anuncios en distintas páginas y productos del buscador.

Fundamentalmente, los SEM se refieren a la inclusión de publicidad en Google Search Suggest, de momento sólo si utilizas el navegador Chrome, y sobre todo el hecho de que se pueda incluir Adsense en dominios en parking, esto es dominios que no tienen ninguna actividad, sin contenido y sin ninguna utilidad para el internauta corriente. Un despropósito para los SEM que consideran que es una medida casi a la desesperada de Google para obtener nuevas vías de servir anuncios, aumentar el número de clics pero de nula calidad para sus sitios, mientras aumentan los costes de los anunciantes.  Para más inri, esto es justo lo contrario que promete Adwords, publicar los anuncios dentro de sitios de web de calidad ajustándose a unas palabras clave determinadas, y de ahí la propuesta de boicot.

Que sí, la competencia es pura y perfecta en la Red, que aquellos que se encuentren disconformes que no utilicen el servicio, pero, ¿asistimos a un toque de atención a Google o el fin del Don’t be evil como eslogan de la compañía?

5 comentarios

Creando un buscador específico para tu blog (o web)

Aunque pueda parecer en un primer momento innecesario, un buscador es una opción que debería hallarse obligatoriamente en todo blog. Fundamentalmente, para los propios autores, que siempre andan rebuscando entre sus textos ya publicados para hacer referencias a temas pasados o, incluso, a la hora de retomar una materia aparcada que vuelve a estar candente. Pero también para los lectores que si son un tanto proactivos, andarán pensando “esto ya lo leí en…” o “creo que lo leí en…” e incluso si son buenos lectores, seguramente acudirán a tu sitio web para buscarlo y si, por desgracia, no lo son, siempre podrán disparar un tanto a ciegas para ver si Google, su providencia, les devuelve la información perdida en el fondo del pajar.

Huelga decir que hoy en día todos los gestores de contenidos o CMS suelen incorporar una caja de búsqueda de forma preconfigurada que posibilita la búsqueda en su base de datos. Por ejemplo, con mejores o peores resultados, WordPress nos ofrece la opción de búsqueda dentro de su gestor de contenidos, e incluso facilitándonos un tutorial para generar una página de resultados de búsqueda personalizada para nuestra web. Desgraciadamente, estos sistemas no suelen acertar ante nuestras exigencias y, finalmente, según vayamos incorporando y publicando contenidos estas herramientas predeterminadas nos resultarán insuficientes, acabando nuestras búsquedas a partir de la página principal de cualquier buscador. Así pues, ¿por qué no incorporar la fuerza bruta de Google en nuestras webs como un servicio añadido para nuestros usuarios?

Tareas de preparación e indexación

La inclusión de una caja de búsqueda para nuestro sitio web no es una tarea excesivamente complicada como veremos, ya que sólo tenemos que incluir una pieza de código HTML dentro del código fuente de nuestra página web. Sin embargo, debemos tener presente ciertas aspectos previos para que Google indexe bien nuestros contenidos y, de esta manera, facilitar que nuestros resultados se ajusten precisamente a lo que nosotros deseamos que se recupere junto a la máxima pertinencia de los mismos.

Así, como buenos webmasters, en el caso de que nuestro blog se encuentre alojado en un dominio propio, deberemos editar y colocar el fichero robots.txt en el directorio raíz de nuestra página web. Este fichero, muy sencillo en su configuración, nos es útil a la hora de determinar qué directorios pueden o no pueden indexar los bots y arañas de los buscadores. De esta manera, nos aseguramos de que si subimos textos en formato pdf, por ejemplo, aparezcan en los resultados de búsqueda, mientras que si lo que queremos es que cierto contenido permanezca oculto podamos señalar que esos contenidos no sean recuperables mediante un buscador.

Otro de los aspectos a tener muy en cuenta cuando queremos utilizar a Google en nuestro sitio web es tener disponible en nuestro servidor un fichero Sitemap. Este fichero realiza un listado de todas las páginas disponibles en nuestro sitio en formato XML, organizadas de forma jerárquica y que deberemos dar de alta en el sitio Webmaster Tools de Google para que los bots tengan disponibles todos los contenidos de las páginas y no tengan que ir rastreándolos con los fallos en lo que esto puede derivar, lo que les facilita su trabajo y por supuesto que el nuestro.

Generando el código de la caja de búsquedas

Realizado todo este trabajo preparatorio, acomodando nuestros contenidos a lo que queremos que sea recuperable, simplemente debemos de realizar la inserción del código HTML de nuestra caja de búsqueda en nuestra web. Anteriormente, la inserción de código se realizaba mediante un texto más o menos estándar que podíamos encontrar fácilmente en cualquier sitio web destinada a la programación en HTML. Básicamente, el texto decía así:

<!-- SiteSearch Google -->
<FORM method=GET action="http://www.google.com/search">
<input type=hidden name=ie value=UTF-8>
<input type=hidden name=oe value=UTF-8>
<TABLE bgcolor="#FFFFFF"><tr><td>
<A HREF="http://www.google.com/">
<IMG SRC="http://www.google.com/logos/Logo_40wht.gif"border="0" ALT="Google">
</A>
</td>
<td>
<INPUT TYPE=text name=q size=31 maxlength=255 value="">
<INPUT type=submit name=btnG VALUE="Buscar en sitio">
<font size=-1>
<input type=hidden name=domains value="
http://www.tunombrededominio.com"><br><input type=radio name=sitesearch value=""> WWW <input type=radio name=sitesearch value="TU NOMBRE DE DOMINIO" checked> TU NOMBRE DE DOMINIO<br>
</font>
</td></tr></TABLE>
</FORM>
<!-- SiteSearch Google -->

Hoy en día, el proceso de gestión de esos pequeños buscadores se encuentra muy simplificado, gracias sobre todo al propio interés de Google puesto que la inserción de estos pequeños códigos le reporta ingresos muy interesantes fundamentalmente por la publicidad insertada en los resultados de búsqueda. De esta forma, es posible crear y gestionar innumerables motores de búsqueda personalizados en el sitio web Google Coop creando motores de búsquedas específicos para sitios web o, por ejemplo, creando motores de búsqueda temáticos agrupando las búsquedas para distintas webs. Finalmente, si disponemos de una cuenta Adsense, Google nos ofrece la posibilidad de compartir los ingresos que puedan generar las consultas a nuestra web mediante la opción Adsense para la búsqueda que genera el código necesario para nuestra caja de búsqueda, pero con incluyendo nuestro identificador de afiliado.

7 comentarios

Sobre la duplicación de contenidos de tu web

Estos últimos días he estado enfrascado en un debate completamente apasionante, muy instructivo, a la vez que divertido, sobre la redifusión de los contenidos de un blog. Desde luego que el tema nos dio para mucho y bien podrían publicarse aquí algunos argumentos interesantes que se pronunciaron, pero aquí nos conformaremos con incidir sobre el tema que nos preocupaba cuando descubrimos la redifusión de los contenidos de nuestro blog: Su duplicación y su posible incidencia en Google.

Los bloguers, al igual que todos los autores, somos especialmente sensibles cuando se encuentran su trabajo en otros sitios web, sean cuales sean las características de los mismos. Aunque muchos adoptan licencias Creative Commons para tratar de fijar sus políticas a la hora de transmitir sus obras, podemos decir que estas licencias son un tanto flexibles y su aplicación depende del momento y las circunstancias del momento. Así, en este misma bitácora, disponemos de una licencia Creative Commons que permite copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra; y hacer obras derivadas siempre que se reconozca los créditos de la misma de manera especificada por el autor. Además, al reutilizar o distribuir la obra, tiene que dejar bien claro los términos de la licencia de esta obra, mientras que alguna de estas condiciones puede no aplicarse si no se obtiene el permiso del titular de los derechos de autor y nada en esta licencia menoscaba o restringe los derechos morales del autor.

De hecho, apoyándose en nuestra licencia, ya os contamos el hecho de que Wikilearning estaba redifundiendo nuestros contenidos, algo que nos parecía correcto, sin embargo, el debate que anteriormente os citaba se debía a que un sitio web esta redistribuyendo nuestros contenidos de forma completa y sin nuestro permiso gracias a nuestros feeds. Antes de avanzar, debemos señalaros que el arte del plagio en la Web se denomina Web Scraping y hay formas más o menos graves de esta actividad. No hace rebuscar mucho para encontrar muchos ejemplos en la Blogosfera y os cito algunos a modo de introducción El plagio en los blogs, a modo de actuación Qué hacer cuando duplican nuestro contenido o Qué hacer y cómo enterarte cuando te copian contenido, o a modo de venganza, El increíble caso del blog menguante. Estrictamente, nosotros no nos encontrábamos en un caso de plagio, pero había otros elementos que nos preocupaban.

En general, los bloguers no están para muchas batallas y se conforman con que les reconozcan el trabajo mediante un enlace, en nuestro caso, a pesar de que tenemos los feeds preparados para evitar situaciones desagradables y en este caso de redifusión se nos reconocía el trabajo, queríamos ir un poco más allá. Fundamentalmente, no nos gustaba que se redistribuyese nuestro trabajo de forma indiscriminada y a través de textos completos para evitar la duplicación de nuestros contenidos en la Web porque todos sabemos que Google puede llegar a penalizarnos.

Siempre he considerado que el diálogo siempre es más ilustrativo, así que nos inclinamos por él. Huelga decir que no siempre podemos ser escuchados y siempre quedan otras herramientas para evitar este tipo de situaciones, pero las considero bastante desagradables y yo trataría de no usarlas, porque al final las víctimas son nuestros lectores y, por extensión, nosotros mismos.

De forma específica, recientemente Google editó una guía muy básica para editores web, Optimización para Motores de Búsqueda – Guía de Google para Principiantes, en la que se nos da algunos consejos sobre la duplicidad de contenidos. Así, en el texto se nos indica como consejo:

Crea contenido único y original. Nuevo contenido no sólo hará que tus usuarios actuales vuelvan a tu sitio web, sino que además atraerá nuevas visitas. Evita:

  • rehacer (o copiar) contenido que ya existe, pues aportará muy poco valor añadido a los usuarios
  • tener versiones duplicadas o muy parecidas en tu sitio web (más en contenido duplicado)

Ofrece contenido y servicios exclusivos. Plantéate crear un servicio nuevo y útil y que ningún otro sitio web ofrece. Podrías incluso escribir un artículo de investigación, publicar una exclusiva o sacar provecho de las cualidades de tus usuarios. Puede que otros sitios web tengan falta de recursos o pericia para hacer estas cosas.

Es decir, el contenido original es lo que hace que tus visitantes te lean, te sigan y se suscriban a tus feeds, si pueden encontrarlo por otras vías de forma sistemática, pueden dejar de visitarte. Por otro lado, en la página dedicada al Contenido Duplicado en Google (inglés), se nos señala:

Syndicate carefully: If you syndicate your content on other sites, Google will always show the version we think is most appropriate for users in each given search, which may or may not be the version you’d prefer. However, it is helpful to ensure that each site on which your content is syndicated includes a link back to your original article. You can also ask those who use your syndicated material to block the version on their sites with robots.txt.

Por lo tanto, hay que tener mucho cuidado a la hora de sindicar los contenidos hacia otros sitios web, porque dependiendo de la búsqueda Google podría indicar una página web u otra, y aunque Google considera que un enlace de retorno es suficiente, también señala la necesidad de bloquear los robots hacia las páginas sindicadas para que el contenido no aparezca duplicado.

Finalmente y para vuestra información, os comentaré que diálogo hubo y cada cual expuso sus puntos de vista de forma completamente cordial y razonada. Desgraciadamente, ninguno pudo llevarse el gato al agua y quedó bastante claro que nuestras posturas divergían, pero que se respetaban por lo que esta vez nuestro punto de vista fue respetado sin palabras altisonantes, algo, al fin y al cabo, completamente esperable entre colegas.

Un comentario

Los enlaces también son una estrategia de marketing en la Web

Uno de los aspectos más criticables a los medios de comunicación presentes en la Web es su reticencia a la hora de citar, a través de un enlace, los recursos de información sobre los que están tratando en una pieza de información. En muchas ocasiones, esta negación de la realidad sobre la que desarrollan su actividad ofrece que se den situaciones rocambolescas, puesto que un periodista puede estar recogiendo la información de un hecho noticioso de un sitio web y, aunque su dirección web se encuentre dentro del texto, no aparece enlazada. Esto supone más un inconveniente al lector que una utilidad para no perder tráfico, ya que esta actitud va en detrimento del prestigio del propio medio de comunicación.

El concepto de enlace puede que sea uno de los aspectos más maltratados dentro de la Web, lo cual no deja de ser un tanto contradictorio teniendo en cuenta la esencia misma de la World Wide Web diseñada por Tim Berners-Lee. En este sitio web, le hemos dedicado algunos textos específicos a los enlaces desde cómo enlazar correctamente, la decadencia del blogroll, su posible desvirtuación debido a las malas prácticas publicitarias o incluso por parte de Google y la implementación de su Autolink.

Hoy queremos introduciros el texto de Peter Da Vanzo, Linking Out Can Be A Valuable Marketing Strategy, desde el que se nos señala algunas de las razones por las cuales enlazar hacia otros sitios web es positivo para promocionar nuestras webs, así como darnos algunas estrategias y consejos de cómo hacerlo.

  1. Estoy aquí. Enlazando a un sitio web externos, estás señalando al autor de ese sitio tu presencia. En general, los webmasters realizan retroenlaces a los sitios que los enlazan, además de que ofreces razones por las que ser enlazado (Contenidos, tráfico, influencia, etcétera).
  2. Convertirse en un concentrador. Tener miedo a que los lectores se marchen de tu sitio web es un poco ridículo. Tenemos que tener presente que Google es un enorme concentrador que distribuye el tráfico de la Web. Además, tenemos que ser conscientes de que nadie dispone de todas las respuestas, pero si ofreces la suficiente información y despiertas el suficiente interés, podrás comprobar cómo los tiempos medios de permanencia dentro de tu web aumentan. Además, enlazando obtienes autoridad en un sentido amplio, ofreciendo recursos de información que traten con mayor profundidad el tema sobre el que gire tu página web.
  3. El contrapunto. Si todo el mundo dentro de tu nicho temático se encuentra diciendo lo mismo, ¿por qué no posicionarse de forma más equidistante? De esta forma, se puede crear un debate fructífero, además de que enlazando y creando feedback se alimenta el tráfico de tu web. No importa si el enlace es positivo o negativo, al fin de cuentas un enlace es un enalce.
  4. Alabanza. Alabar a alguien siempre despierta interés recíproco, por lo que se puede obtener enlaces simplemente felicitando a alguien.
  5. Dar antes de pedir. Hay que tratar de ser generosos antes de pedir a alguien un favor (en forma de retroenlace), porque si no la petición podrá encontrarse vacía de interés para la otra persona.
  6. Ego. Muchas personas personas se buscan en Google simplemente para ver qué se dice de ellos o qué hay en Internet sobre ellos, es lo que se denomina “egobúsquedas”. Por supuesto que también pueden, si se da el caso, comprobar hacia dónde van los enlaces que sus nombres contengan lo que puede ser positivo para tu sitio web.
  7. Controversias. No hay nada que venda más que la controversia, especialmente si es personal; por lo que esto puede ser aprovechado en ciertos temas. Sin embargo, hay que ser cauteloso ya que también podemos socavar nuestra autoridad y destruir los puentes que ya teníamos construidos si no tenemos un poco de cuidado y respeto.
  8. Investigaciones académicas. Enlazar a textos académicos provoca un aumento en la percepción de autoridad. Por otro lado, este tipo de información suele formar parte de la Web profunda y no es fácil que las arañas de los buscadores lleguen hasta ella. Además, el que se enlace desde nuestra web facilita el trabajo de los buscadores y nos convierte en un concentrador y referente en la temática de nuestro interés.
  9. No ser atipico. Si alguna vez habéis visto un grafo que ha tratado de realizar un mapa del web, habréis comprobado que en general la web no se comporta como un universo de planetas flotando en el espacio. Si no que la Red se supone una amalgama de lugares interconectados entre sí, con enlaces hacia dentro pero también hacia a fuera, comportándose como autoridades y concentradores con enlaces fluyendo hacia dentro y hacia fuera de los sitios web.
3 comentarios

No utilizarás mi marca en tus meta-tags

Podría parecer un tanto retrógrado a estas alturas del desarrollo de la Red, pero en Estados Unidos el enfrentamiento entre dos empresas, Venture Tape Corp. y McGills Glass Warehouse, respecto a la utilización de las Meta-Tags dentro del código fuente del sitio web de una de ellas ha sentado jurisprudencia respecto al uso de las mismas. Los hechos se remontan al año 2000, cuando McGill mantenía relaciones comerciales con Venture Tape vendiéndole productos de diversa índole y decidió de forma unilateral la inclusión  dentro de sus descriptores web las marcas comerciales “Venture Tape” y “Venture Foil”, además de enmascararlas en color blanco dentro del sitio web. Tres años más tarde, en 2003, Venture Tape se percata de ello y decide denunciar los hechos por infringimiento del uso de marca. Finalmente, este año, un tribunal de justicia se ha declarado a favor del demandante sentenciando el pago de 426,487$ por distintos conceptos.

Es obvio que lo que pretendía McGills con esa estratagema era el robo de tráfico web a Venture Tape utilizando sus distintas marcas e intentando posicionarse mejor que ella. Actualmente, esta acción no tiene ningún sentido, puesto que ni Google ni Microsoft utilizan las Meta-Tags para el posicionamiento en la Red, mientras que Yahoo y Ask sí que las utilizarían. En cualquier caso, no es la primera vez que se denuncia la utilización ilícita de marca dentro de la Red, puesto que la propia Google se tuvo que enfrentar a una acusación por infringir el uso lícito de marcas permitiendo su utilización como descriptores en las campañas publicitarias a realizar dentro de su sistema publicitario Adwords.

Nunca unos descriptores habían dado tantos dolores de cabeza.

Comentarios cerrados

El permalink (enlace permanente), modo de empleo

EnlacesEl permalink (enlace permanente) es uno de los elementos de los blogs, junto al título, que deben de ser extremadamente cuidados a la hora de posicionar nuestra bitácora en los buscadores de Internet. Para aquellos que lo desconozcáis, un permalink es la dirección única de cada página, post o texto de un sitio web, también conocido como URL (Uniform Resource Locator) o dirección web. Por ejemplo, en el texto precedente a éste, La infoxicación desde un punto de vista filosófico, su permalink o URL correspondería a “http://www.documentalistaenredado.net/704/la-infoxicacion-desde-un-punto-de-vista-filosofico/“, y que, una vez publicado, nunca debería ser modificado, aunque obviamente puede hacerse.

Dejadme recordaros que, en un texto anterior, ya os indicábamos que para posicionarnos debíamos humanizar los permalinks, es decir, hacerlos reconocibles y recordables para un ser humano, además de un buscador ya que utilizaría esas mismas palabras para situar nuestras páginas más arriba en sus resultados al devolver páginas relevantes.

Los sistemas de gestión de los blogs permiten la modificación de las direcciones de nuestros post a nuestro gusto – Esta es la página de ayuda para configurar los permalinks en WordPress -. Por ejemplo, en este blog, utilizamos la ID (Número de registro del texto dentro de la base de datos del CMS del blog) junto con el título del post para generar nuestros permalinks. Pero, desde luego, las combinaciones pueden ser muchas y podemos añadir tantos elementos como deseemos. Por ejemplo, muchos blogs prefieren la utilización del formato FECHA-TÍTULO para la generación de sus permalinks, aunque hay otros que simplemente utilizan el TÍTULO. Por supuesto que, a lo largo del tiempo, puede suceder que el bloguer utilice dos títulos iguales para textos distintos, lo que no es tan descabellado, pero, en el caso de WordPress, el sistema dispone de mecanismos para que los permalinks de los posts no se repitan, añadiendo un número cardinal al final de título.

Sobra señalar que no existe un criterio único a la hora de configurar los permalinks, pero mi recomendación es que mantengáis la ID del post, ya que si un lector introduce la dirección del post de forma completamente manual, por ejemplo un lector de un texto impreso, y se equivoca, el sistema lo redireccionará hacia la ID única del texto. De este modo, siempre que haya introducido la ID correctamente, obtendrá el texto que desea consultar a pesar de que el resto de la dirección sea errónea. Esto también nos es útil si deseamos cambiar la estructura del permalink en un futuro, por ejemplo de la configuración de inicial http://comunidad20.sedic.es/?p=161 a la http://comunidad20.sedic.es/161/año/mes/dia/titulo, ya que la ID se mantendría inalterada y el sistema siempre redireccionaría hacia la ID en caso que un internauta nos visitase a través de un enlace de un sitio web.

Todo lo anteriormente expuesto nos conduce al término Findability (Encontrabilidad)” aplicable dentro de la Web tanto a los buscadores como a las personas, así como mantener cierta coherencia dentro de la estructura de nuestro sitio web. Finalmente, permitidme recoger algunos consejos a la hora de construir los permalinks de vuestras páginas web que serían los siguientes:

  1. Haced las URLs limpias.
  2. Haced las URLs simples.
  3. Haced las URLs legibles tanto para los humanos como para las máquinas.
  4. Usar una URL por página. Es decir, evitar duplicados tipo “sitioweb.com/post” y “www.sitioweb.com/post”, para esto habría que configurar el servidor para que dé una u otra dirección, pero nunca las dos porque se producen duplicados de contenido y esto está penalizado por los buscadores.
  5. No se deben utilizar carácteres especiales, el guión (-) es lo ideal.
  6. Usad las barras (/) para directorios reales o categorías, no para los títulos. Por ejemplo, “http://www.elpais.com/articulo/economia/ocupados/sufre/sobrecarga/trabajo/elpepueco/20080707elpepueco_9/Tes” no sería lo más convenitente.
  7. Mejora las URLs con números, pero que no dependan de ellos completamente.
  8. Evita indicar la fecha, ya que no es la información más importante.
  9. No cambies las URLs una vez definidas.
  10. Si cambias las URLs, redirecciónalas utilizando un “301 trasladado permanentemente”.
2 comentarios

Are you buzzing? (y 2) – Midiendo la influencia de tu blog

Los rankings de los blogs suele convertirse en un área pantanosa para aquel que intenta adentrarse en ella. En primer lugar, porque son muchos los rankings que han nacido y que debido a problemas de escala y mantenimiento han venido a abandonarse. En segundo lugar, porque aquel que osa tratar de publicar uno, suele recibir críticas más o menos fundadas ante la suposición de que el algoritmo diseñado para establecer el ranking puede promocionar a unos sobre otros y los bloguers, así como derivar a críticas sobre cómo se establece y qué parámetros utiliza, etc. Desgraciadamente, la Larga Cola sigue creciendo y ante esto ningún bloguer puede hacer gran cosa, salvo tratar de seguir trabajando en su weblog y esperar que sea la audiencia la que le reporte las alegrías, ya que si se dedica a algún ámbito temática minoritario, como bien podría ser esta misma bitácora, lo tiene realmente difícil para situarse entre los, digamos, 100 primeros puestos de cualquier ranking.

Sobre estas listas, que de eso trata este texto, diré que en más de una ocasión he realizado incursiones dentro de este tema, de este modo ya he escrito un poco aportando mi punto de vista sobre la necesidad de estos e incluso llegamos a confeccionar un ranking sobre la Biblioblogosfera sin mayores pretensiones que realizar una fotografía del estado en aquel momento de las redes de blogs sobre Biblioteconomía. Sobre este "biblioranking", reseñar que, como no podría ser de otra forma, recibimos nuestras críticas, razonadas en la mayoría de los casos, así que curados de espanto, nos aprestamos ahora a atacar una breve historia de los rankings específicos dentro de la blogosfera (Julio Alonso llegó a tildarlos como el pasatiempo favorito de los bloguers).

Desde que estamos presentes en la blogosfera, han sido muchos los rankings de blogs que hemos visto nacer y desaparecer. El último en despedirse, y una verdadera lástima porque aportaba datos muy interesantes, es top.blog.es que debido a desavenencias entre el equipo de desarrolladores franco-italiano y la empresa Weblogs S.L., que lo mantenía y hospedaba, hemos tenido que dejar de disfrutarlo. En cualquier caso, la historia del abandono de este tipo de listas ya la hemos vivido en diversas ocasiones, como sucedió con el Blogómetro que fue un primerizo intento español de realizar un tracking constante de la blogosfera hispana. El alta se realizaba manualmente (como en el caso de top.blog.es) y su araña venía a visitar cada noche los distintos blogs que tenía en su base de datos. Finalmente, el proyecto se hizo inviable debido al aumento exponencial de la blogosfera, aunque surgieron otras herramientas que tomaron rápidamente el testigo de referencia dentro de la blogosfera, y lo siguen intentando, como Technorati y su ranking de blogs más influyentes, aunque en este caso la mezcla de blogs anglosajones junto con el resto de lengunas es inevitable.

Tratando de realizar una desambiguación, Juan Julián Merelo realizó durante dos años consecutivos la confección de una lista de los 100 blogs más importantes en español (2004 y 2005) siguiendo el ranking dispuesto por Technorati. Como no podría ser de otro modo, esto le ocasionó ciertas polémicas aunque no fuese el responsable directo de los resultados del buscador simplemente un compilador. Finalmente, Technorati decidió cambiar su sistema para clasificar los blogs asignando Autoridad (Authority), mejorando el sistema de clasificación otorgando pesos al número de enlaces recibidos dependiendo de quién proviniese.

En España, los proyectos para el establecimiento de listas de blogs influyentes prosiguieron con la iniciativa del portal Bitacoras.com y su Top500 en septiembre de 2004 (Ya desaparecido y que tenía en cuenta los enlaces que se realizaban las bitácoras dadas de alta dentro del directorio de este mismo sitio web entre sí) que se completó al año con la aparición del Blogorank Hispano que utiliza un sistema que obedece a distintas variables y pesos a definir por el usuario (Google, Yahoo, Bloglines, Alexa…)

Actualmente, disponemos de una mayor amplitud de herramientas como, por ejemplo, BlogPulse mantenida por Nielsen Buzzmetrics, dependiente de Nielsen Ratings, o en ámbito español Wikio Top Blogs [Wikio es una página para la promoción de noticias estilo Digg] o el ranking de la empresa especializada en redes sociales Alianzo. Finalmente, reseñar la última lista recién llegada, mantenida por la empresa Bloguzz especializada en la promoción de productos y servicios a través de la blogosfera.

9 comentarios
Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x