Saltar al contenido →

Año: 2006

Forges y el IV Centenario de Don Quijote

El año pasado ha sido eminentemente, desde un punto de vista cultural, el de la celebración del IV Centenario de la publicación del libro Don Quijote de la Mancha que fue publicado por vez primera en 1605. Aunque este cuarto centenario ha tenido su eco en los medios de comunicación en mayor o menor medida, los humoristas gráficos también han tenido a lo largo del año algunos guiños hacia este aniversario. Nosotros hemos hecho el seguimiento a uno de ellos, en concreto a Forges que publica sus viñetas en el diario El País, que ha ido rindiendo su particular homenaje a la obra más importante de Miguel de Cervantes.

 

Enero

Febrero

Mayo


Junio

Octubre


Noviembre


Diciembre


Enero 2006


Actualización

2 comentarios

La conjetura de Kepler y la crisis de las revistas científicas

El artículo de Antonio Córdoba Barba, catedrático de Análisis Matemático de la Universidad Autónoma de Madrid, trataba de explicar de una forma sencilla el hallazgo de la demostración a la solución a la conjetura de Johannes Kepler [PDF] (¿Cómo empaquetar del modo más eficaz esferas del mismo tamaño, es decir, cómo hacer un montón de naranjas o de balas de cañón de manera que ocupen el mínimo espacio?). Por lo visto, esta demostración había llevado de cráneo a distintos matemáticos e intrigado, primero, comencéa leerlo, pero lentamente la intriga comenzó a tornarse frustración puesto que aquello era mucho más complicado de entender de lo que parecía. Un tanto decepcionado por mi escasa visión matemática, me dispuse a abandonar el texto cuando en un último vistazo me encontré con esto:

El artículo de Hales [El autor que ha demostrado la conjetura de Kepler] consta de unas 120 páginas de matemáticas convencionales. Pero depende de un programa informático que analiza cerca de 5.000 casos residuales, para los que hay que optimizar funciones de más de 200 variables. Después de varios años de trabajo la comisión de expertos a quienes Annals [of Mathematics] encargó la revisión del artículo ha tirado la toalla, sintiéndose incapaz de escudriñar todos los detalles en un tiempo razonable; tarea que han comparado con la de cotejar, uno por uno, la veracidad de todos los datos del listín telefónico de Nueva York.

3 comentarios

Números 2005

A pesar de que nuestras estadísticas son muy modestas, además de públicas mediante el sistema Ecoestadísticas, por ello estamos incluidos en el wiki de Microsiervos de bitácoras que publican sus números; queremos hacer una pequeña reseña de lo que ha sido el año pasado para el sitio de El Documentalista Enredado mediante los datos que nos ofrece el sistema estadístico Awstats de nuestro servidor.

Desde el 10 de febrero de 2005, día en el que se activó el dominio documentalistaenredado.net, hasta el pasado 31 de diciembre, el número total de visitas ha sido de 108.409, sirviendo 335.210 páginas excluyendo a robots tanto de buscadores como agregadores RSS.

Meses. Se destaca claramente noviembre con un número mayor de visitas correspondiente al color amarillo.

Días. El día de la semana preferido para visitar este blog es el miércoles.

Horas. Mientras que la hora preferida son las 19 h (Hora local de España)

Países. Nuestras visitas provienen eminentemente de:

  1. Estados Unidos
  2. España
  3. México
  4. Japón
  5. Argentina
  6. Chile
  7. Alemania
  8. Canadá
  9. Brasil
  10. Australia
  11. Perú
  12. Colombia
  13. Venezuela
  14. Gran Bretaña
  15. Italia

Sistema Operativo. El 86’6 % de nuestros visitantes utiliza Windows, mientras que son el 2’7 % los que utilizan Mac OS y un 2’4% los que lo hacen con Linux.

Navegadores. Internet Explorer es el dominante en nuestras visitas con el 75’2%, a Firefox le correspondería el 10%, mientras que Mozilla le restaría el 2’6% y a Safari de Apple el 0’8%.

Palabras clave por las que más se accede a este sitio a través de los buscadores (Descartando Documentalista Enredado):

  1. Documentalista
  2. El nombre de la rosa
  3. Lenguaje binario
  4. Necronomicón
  5. Invitaciones gmail
  6. El lute
  7. Libros prohibidos
  8. Guerreros de Xian
  9. Redondillas
  10. Película Seven
  11. Elementos de la auditoria
  12. Seamos realistas pidamos lo imposible
  13. Lo más raro
  14. Noosfera
  15. Fred Basset
7 comentarios

Las aventuras de Tintín y la censura china

Es posible que para algunos, en su infancia e incluso en su vida como adultos, los cómics hayan desempeñado un importante papel en su desarrollo como lectores o, al menos, en su introducción a la lectura.

En una época en la que la violencia en los cómics y en los dibujos animados es un tema muy discutido, nada puede parecer más ingenuo e inocuo que las clásicas aventuras de Tintín, posiblemente uno de los personajes de cómic más internacionalmente conocido. Las aventuras de este pequeño reportero, acompañado siempre por su fiel foxterrier Milú (Milou, en la versión original), han recorrido todo el globo y han sido traducidas al menos a 40 lenguas, perdurando hoy en día a pesar de la lejanía de su primera aparición, en 1929.

Pero la inocencia de las historias que narra, ideadas por el dibujante belga Hergé, es muy discutible, sobre todo en sus primeros cómics. Algunas de sus historias están claramente influenciadas por la ideología anticomunista (Tintín en el país de los soviets) o el pensamiento colonialista, incluso racista (Tintín en el Congo), de la época en la que fueron escritas.

Estas implicaciones políticas, especialmente las anticomunistas, no podían pasar desapercibidas en un país como China; en el que Tintín hizo su aparición oficial en el año 2001, aunque hacía más de veinte años que circulaban versiones más o menos fieles de sus aventuras.

Estas desventuras de Tintín en China son las que nos cuenta Pierre Justo, en la edición española de la revista Foreign Policy; revista que desarrolla temas políticos y económicos internacionales.

En este interesante artículo descubrimos cómo, con el nombre de Dingding, nuestro conocido reportero vive aventuras apasionantes acompañado de su perro Florecilla de nieve; aventuras que ni el propio Hergé reconocería tras haber sido modificadas y censuradas, tanto en lo que respecta a los diálogos como a variaciones en el orden de las viñetas o su total eliminación, para solventar cualquier tema político delicado (por ejemplo, el del Tíbet).

Quizá este artículo pueda parecer fuera de lugar dentro de la temática habitual de este blog, pero me ha parecido cuanto menos curioso comprobar cómo la lectura de algo tan aparentemente inocente como un cómic para niños y jóvenes puede considerarse una influencia perniciosa en la ideología de un pueblo; y cómo las versiones oficiales y extraoficiales (independientemente de la cuestión de los derechos de autor) reflejan la historia y la problemática política de un país, quizá mucho mejor que las noticias que nos llegan de él.

JUSTO, Pierre. Las desventuras de Tintín en China. En: Foreign Policy. Edición española, 2006, nº 12, p. 24-33
Información ampliada en la web francesa.
4 comentarios

En la carretera, otra vez

Año nuevo, vida nueva, según del cristal con el que se mire, claro. En realidad, el año acabó para muchos el viernes 30 de diciembre puesto que finalizaba el contrato (o simplemente del acuerdo sobre el puesto de trabajo) que venían disfrutando hasta entonces. En efecto, después de seis meses, un año o dos años, trabajando en una empresa o en una institución pública o privada, creando expectativas, demostrando, o tratando de demostrar su valía, uno podría considerar que es el momento de que se le supiese apreciar convenientemente y que, finalmente, pudiese quedarse definitivamente en el puesto de trabajo que hasta ahora desempeñaba y que creía que se había ganado con su esfuerzo. Pero la realidad es otra y después de este tiempo de máximos y mínimos, el trabajador ya no resulta rentable económicamente para la empresa / institución y, en general, muchas de ellas deciden retomar el ciclo con otro trabajador, empalmando contratos laborales a distintos trabajadores uno tras otro para un mismo puesto y una misma función.

No hay que llevarse a engaño, ya que los propios responsables animan a seguir trabajando con un cambio de situación con distintos argumentos de futuro, a saber, que si un contrato mejor, que si una beca, etc. Sencillamente, aunque pueden llegar a materializarse en honrosos casos, se trata de tretas para que el trabajador no desespere y se cree unas falsas expectativas. Algunos, los primerizos, confiarán en ellas, sin embargo los más veteranos, y creo que ya hay suficientes de estos, no verán futuro y, resignados, comenzarán a buscar un nuevo trabajo acaso mejor, conformándose con algo peor.

10 comentarios
Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x