El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

Una leyenda urbana bibliotecaria: La biblioteca se hunde

Lo cierto es que esta leyenda urbana me la encontré buscando temas para el blog, aunque ya hace 8 meses de esto. Mi sorpresa ha sido encontrármela reflejada en uno de esos libros que tratan de recoger las mejores de la imaginería popular, sean de este país o pertenezcan a otro. Así que me he dispuesto a buscarla por la Red, pero como no la he encontrado traducida, me he dispuesto a traducir un extracto para que la disfrutéis si queréis.

La biblioteca no se está hundiendo

¿Cómo es posible visualizar 3’7 millones de libros?

Quizás un camino para hacerlo sería el de imaginarse el peso incontenible de todos aquellos libros que causan sobre la estructura de un edificio un lento hundimiento en la tierra.

Ésta es una interpretación que realiza Moira Smith, bibliógrafa de antropología, de sociología, y de folklore de la Universidad de Indiana, sobre la leyenda urbana de la biblioteca que se hunde. Según este relato, la biblioteca central de la Universidad de Indiana se hunde a una velocidad de una pulgada por año debido a que el arquitecto no tuvo presente el peso de los libros cuando la diseñó. Obviamente, esta aseveración es completamente falsa.

El hecho de que esta leyenda se transmita rápidamente por todo el campus, e incluso más allá, es lo que la hace difícil de desacreditar. Lou Malcomb, jefa del Departamento de Publicaciones Oficiales, considera que la velocidad de transmisión de este rumor es tan alta gracias, en gran parte, a los nuevos medios de comunicación como el correo electrónico e Internet. De hecho, es de sobra conocido su amor por la historia de la Universidad de Indiana y sobre sus bibliotecas, y al menos recibe un correo electrónico al mes con cuestiones sobre esta leyenda urbana que no se cansa de desacreditar. Sin embargo, la historia va más allá del boca a boca. La Asociación de Antiguos Alumnos de esta universidad tuvo conocimiento de la leyenda por un alumno que la vio publicada en un sitio web. Incluso, Lois Hesier, jefa de la Biblioteca de Geología, recibió un correo electrónico en el que se detallaba este hecho junto con otros como lista de hechos interesantes.

Sea cual sea el contexto donde esta leyenda urbana aparezca, el origen de ésta no es completamente verificable, como suele suceder con la mayoría de ellas.

En cualquier caso, la raíz de esta leyenda es mucho más antigua que construcción de la biblioteca central de la Universidad de Indiana. Esta versión de la biblioteca que se hunde se deriva de una categoría general de leyendas urbanas conocidas como la equivocación del arquitecto o una leyenda sobre una posición determinada de un puente o de un edificio importante. El descuido del arquitecto deriva hacia un problema catastrófico. La estructura de un edificio se hunde, hacia delante o hacia atrás, o simplemente se inclina. En algunas de las versiones, el arquitecto se suicida después de que se descubra el gravísimo error.

[…]

Texto completo: Main Library is Not Sinking

Recogida en el libro (aunque se trate de otra biblioteca):

BRUNVAND, Jan Harold. El fabuloso libro de las leyendas urbanas: demasiado bueno para ser cierto. Barcelona : Alba, 2002

Los Documentalistas y la Sociedad del Conocimiento arrow-right
Siguiente entrada

arrow-left Disperso
Entrada anterior

  • Yavannna

    Martes, 18 de enero de 2005 at 13:33 |

    La mujer de la curva, el asesino de la motosierra… y la biblioteca que se hunde!!!!!

    Pues yo lo pienso aceptar en mi lista de leyendas XD

  • Marcos ros

    Martes, 18 de enero de 2005 at 19:54 |

    Para los que quieran un poco más de leyendas urbanas, pueden consultar un capitulo del libro que citamos

  • Iulius

    Martes, 18 de enero de 2005 at 20:17 |

    Curiosa curiosidad.
    Gracias

  • Barbol

    Miércoles, 19 de enero de 2005 at 16:34 |

    Joder! qué bueno!, hay un una leyenda urbana de ese tipo en España, La del aeropuerto de Los Rodeos en Tenerife.

  • Mark

    Sábado, 22 de enero de 2005 at 23:23 |

    Seguro que habrán más edificios en España que se “hunden” o se “inclinan” cual torre de Pisa, pero como curiosidad está muy bien.

  • Catuxa

    Lunes, 24 de enero de 2005 at 00:21 |

    Pues leyenda o no, tampoco creo que sea ninguna tontería… recuerdo perfectamente el interés con el que mi profe de organizacion de bibliotecas, remarcaba el tema decicado al calculo del peso que puede soportar cada estantería… 🙂

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x