El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

Cuatro enfoques para la gestión del conocimiento

Hablando sobre la Gestión del Conocimiento, Andrea en Véase Además nos planteaba como colofón en La necesidad del caos que:

Bibliotecarios y documentalistas del mundo: Deteneos! Vuestro valioso orden no puede ser impuesto a todo sistema existente, el caos es tambien un principio ordenador.

Sin embargo, pecamos de cierto ombliguismo si consideramos que los Documentalistas son los únicos que deben abordar la Gestión del Conocimiento (GEC). La GEC no es un invento de una única disciplina y, de hecho, ha sido abordada por distintas Ciencias. Los distintos puntos de vista pueden ser englobados principalmente en cuatro: Basados en la tecnología, en las ciencias de la información, en las personas y en la economía.

El director dels Estudis de Ciències de la Informació i de la Comunicació de la UOC, Agustín Canals, en su artículo Quo vadis, KM? La complexitat com a nou paradigma per a la gestió del coneixement hace un breve resumen de las cuatro:

  1. Basados en la Tecnología
  2. Este enfoque se basa en los avances que se han realizado tanto en los campos de la información como de la comunicación que han posibilitado la construcción e implementación de herramientas que pueden llegar a permitirnos la gestión del conocimiento de las organizaciones. El elemento determinante lo encontramos en las aplicaciones informáticas (software) que nos permiten almacenar, organizar y presentar la información de manera que el conocimiento organizacional pueda ser utilizado por aquel que lo necesite en un momento preciso mediante su captación y representación por medios tecnológicos.

    Como consecuencia de esto, el conocimiento tácito de los integrantes de la organización ya no es importante y cuando uno de ellos se marcha no se descapitaliza la organización, puesto que su conocimiento permanecerá de una forma implícita en las bases de datos o dentro de los procesos corporativos. Desde un punto de vista extremo, un proyecto GEC consistirá en la implementación de una solución informática.

  3. Basados en las Ciencias de la Información
  4. Si de lo que se intenta es tratar de gestionar el conocimiento, que es una derivación de la estructuración y la asimilación de la información, se considera que tan sólo seránecesario recurrir a las distintas disciplinas que han tratado de definir la forma más correcta de catalogar y organizar los elementos que han utilizado los seres humanos para tratar de preservar la información: Libros, documentos, publicaciones periódicas, etc. Sin embargo, aunque estos conocimientos son imprescindibles para llevar a cabo cualquier proyecto para la gestión del conocimiento en las organizaciones, la GEC debe de ir más allá de la gestión documental, aunque se trate del formato electrónico.

  5. Basados en la Personas
  6. Esta concepción está enfocada en que el elemento clave para la GEC son las personas, puesto que son éstas las que crean los conocimientos y las que lo utilizan en su actividad. Por lo tanto, se supone que lo que debe de hacerse es crear las condiciones para facilitar e incentivar que las personas puedan llevar a cabo adecuadamente los procesos de creación y transmisión del conocimiento. Desde la consideración de que el conocimiento tácito es insustituible, se cree que lo único que puede hacerse es gestionar a las personas que lo poseen. La tecnología se utiliza para la facilitación de la comunicación o para tener constancia de los conocimientos que posee cada persona. Al límite, puede confundirse GEC con la gestión de recursos humanos.

  7. Basados en la Economía.
  8. Esta visión parte de que la principal preocupación es valorar el capital intelectual de las organizaciones. La idea consiste en que una vez llegados al establecimiento de dónde se encuentra el valor de los activos inmateriales, será muy sencillo gestionarlos. Desde un punto extremo, la GEC se convierte en una tarea de contabilidad de valoración de activos inmateriales de la organización.

Daniel Boorstin, historiador, bibliotecario y ganador de un premio Pulitzer arrow-right
Siguiente entrada

arrow-left ¡Manda webs! (O cómo llegar a la conclusión que Macromedia Flash salvará a los medios de comunicación de su crisis)
Entrada anterior

  • Yavannna

    Viernes, 28 de enero de 2005 at 15:23 |

    Gran Artículo sobre la gestión del conocimiento y sus aplicaciones. Gracias por el enlace Mark

  • maria-elena

    Sábado, 29 de enero de 2005 at 20:17 |

    Generalmente, las empresas que dicen ocuparse de la Gestión del Conocimiento se limitan a vender su software y poco más.
    Está bien que, de una buena vez, se tome en consideración “todos” los aspectos que implica.

  • Barbol

    Martes, 1 de febrero de 2005 at 11:19 |

    yeap, voto por el punto 3

  • Mark

    Miércoles, 2 de febrero de 2005 at 18:30 |

    Bárbol no es cuestión de preferencias, sino un intento de aunarlos todos en uno solo.

  • El Documentalista Enredado » La muerte del libro, los derechos de autor, el poder de la información… y otras historias de terror

    Miércoles, 25 de mayo de 2005 at 23:34 |

    […] n mí, en vez de atacar los temas candentes que se discuten en la actualidad (folksonomías, gestión del conocimiento, usabilidad, búsquedas en Internet, Google…), he decidido e […]

  • El Documentalista Enredado » La muerte del libro, los derechos de autor, el poder de la información… y otras historias de terror

    Domingo, 18 de septiembre de 2005 at 19:21 |

    […] Aprovechando el poco tiempo libre de que dispongo, he tomado la firme determinación de ponerme al día en mis lecturas “documentaloides”. Y como es normal en mí, en vez de atacar los temas candentes que se discuten en la actualidad (folksonomías, gestión del conocimiento, usabilidad, búsquedas en Internet, Google…), he decidido empezar por el principio, por una obra clásica de la cibercultura: “El futuro del libro: ¿esto matará eso?” (compilado por Geoffrey Nunberg). […]

  • El Documentalista Enredado » La sabiduría me persigue, pero yo soy más rápido

    Miércoles, 1 de febrero de 2006 at 18:13 |

    […] La curiosidad no pasó a mayores y no tuvo un impacto superior, sin embargo no sólo las anécdotas suponen una actividad interesante en la blogosfera, también podemos encontranos con algunos debates con mayor fundamento que el citado. Por ejemplo, el que se sucedió después que Andrea desde Véase Además publicase la Necesidad del Caos ante el que sentí la necesidad, no ya de contestar a Andrea en aquel blog, sino contestar precisamente a través de éste. De esta forma, nacía una conversación que saltaba de un sitio web a otro, que si bien se desarrollaba en dos blogs distintos no perdía ni un ápice de su interés. […]

  • Johanna

    Miércoles, 26 de abril de 2006 at 17:12 |

    quiero saver que es el enfoque del conocimiento

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x