El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

La Biblia de Gutenberg

Según algunas fuentes, el 23 de febrero de 1455 fue completada la impresión de La Biblia de Gutenberg. Quizá la fecha no sea exacta, pero lo que sí está claro es que hace aproximadamente 550 años que vió la luz el que se considera el primer libro impreso con caracteres móviles.

La Biblia de GutenbergLa Biblia de Gutenberg o de 42 líneas, llamada por ser éste el número más frecuente de líneas por columna en cada una de sus 1.280 páginas, fue concebida para que se asemejara lo más posible a un manuscrito, el códice de aquella época: no llevaba números de página, ni páginas de títulos u otros rasgos característicos de los libros modernos.

Sobre su contenido, se trata de una versión latina de las Escrituras de san Jerónimo y, para su impresión, fue preciso fundir casi cinco millones de tipos, editándose 120 ejemplares en papel y 20 en pergamino, de los que se conservan unos 45. Las ilustraciones de cada ejemplar de esta Biblia fueron pintadas a mano y los tomos se embellecieron cada uno de forma diferente.

Debemos aclarar que Johannes Gutenberg (c1400-1468, Maguncia, Alemania) no fue el inventor de la imprenta puesto que, a comienzos del siglo XV, ya se imprimían naipes y estampas con motivos religiosos. Estas impresiones se realizaban mediante la aplicación de una plancha de madera grabada y embadurnada con tinta grasa, sobre el papel o el pergamino. Tampoco fue mérito suyo la composición de textos con caracteres móviles, es decir, la fabricación de letras o símbolos individuales.

El verdadero logro de Gutenberg fue el perfeccionar estas técnicas hasta conseguir un procedimiento tipográfico que ha permanecido sin apenas cambios hasta principios del siglo XX. De esta forma, para la elaboración de sus libros impresos, sustituyó la madera por metal, fabricando moldes de fundición capaces de reproducir tipos metálicos regulares que permitieran la composición de textos. Fue esta invención, la impresión tipográfica con tipos móviles metálicos, la que dio origen al verdadero libro moderno.

Fue gracias a la posibilidad de realizar tiradas de múltiples ejemplares de libros, que un mayor número de personas en todo el mundo pudo acceder al saber escrito, lo que dio lugar a inestimables transformaciones, no sólo en el campo de la cultura, sino también en el de la política, la religión y las artes.

Tendencias de búsquedas en Google arrow-right
Siguiente entrada

arrow-left Registro de un dominio (y del alojamiento) de una página web: Casos y cosas
Entrada anterior

  • Paco

    Miércoles, 23 de febrero de 2005 at 20:05 |

    Esta bien esto de recordar cosillas de la historia del libro. La verdad es que entretiene bastante. Seguir en esa linea.

  • Maria Elena Mateo

    Miércoles, 23 de febrero de 2005 at 21:13 |

    Muchas gracias. Se hará lo que se pueda…

  • Yavannna

    Jueves, 24 de febrero de 2005 at 11:32 |

    Estupendo Post. Además de importante por recordar la biblia Guttenberg. (Que hermosa además)

  • Marcos Ros

    Jueves, 24 de febrero de 2005 at 12:26 |

    No es sangrante que la página de la imagen esté sellada?

  • Yavannna

    Jueves, 24 de febrero de 2005 at 14:07 |

    Si, pero es lógico, es muy susceptible de ser robada (y ni te imaginas la de libros que he visto con páginas arrancadas, brutal)

  • Marcos Ros

    Jueves, 24 de febrero de 2005 at 18:30 |

    Jejejej, no creo que esa biblia pueda ser robada así como así.

    Pero, bueno…

  • Maria Elena Mateo

    Jueves, 24 de febrero de 2005 at 19:33 |

    También hay que pensar que, si todo el libro es así (ilustrado), ¿dónde pones el cuño?
    Aunque podían haberlo puesto más a la esquina, no pegado al mismo dibujo, y con menos tinta.

  • El Documentalista Enredado » Bibliofilia vs Bibliomanía

    Miércoles, 19 de octubre de 2005 at 22:22 |

    […] Para establecer una línea divisoria entre bibliofilia y bibliomanía daré un ejemplo. El libro más raro del mundo, en el sentido de que probablemente no existen más copias en circulación en el mercado, es también el primero, la Biblia de Gutenberg. La última copia circulante fue vendida en 1987 a compradores japoneses por algo así como seis millones de dólares. Si apareciese una nueva copia, no valdría seis millones de dólares sino cientos o miles de miles. Por eso, todo coleccionista tiene un sueño recurrente: encontrar una viejita de noventa años que esté tratando de vender un viejo libro que tiene en casa, sin saber qué es, contar las líneas, ver que son efectivamente cuarenta y dos, y descubrir que es una de las Biblias de Gutenberg; después, entonces, calcular que a la viejita le quedan pocos años de vida y que necesita de curas médicas, decidir ahorrarle el encuentro con un librero deshonesto que quizás le daría sólo algunos miles de dólares (ella contentísima), ofrecerle en cambio cien mil dólares con los cuales ella, extasiada, renovaría su vestuario hasta el día de su muerte, y conseguir así un tesoro para la propia casa. […]

  • El Documentalista Enredado » Codices illustres

    Lunes, 12 de diciembre de 2005 at 21:38 |

    […] Codices illustres: los manuscritos iluminados más bellos del mundo desde 400 hasta 1600, de Ingo F. Walter y Norbert Wolf, nos introduce en el mundo de la iluminación medieval y presenta 167 de los manuscritos más bellos, importantes y famosos de entre los años 400 y 1600, fecha en la que la pintura de libros alcanzó su punto culminante y el libro impreso comenzó a desplazar paulatinamente al códice escrito a mano; aunque en sus comienzos el libro impreso imitaba a los códices manuscritos. […]

  • La conspiración alfabética » El Documentalista Enredado

    Miércoles, 31 de mayo de 2006 at 23:52 |

    […] Las enciclopedias (del griego enkyklios paideia, "en un círculo de instrucción"), desde la antigüedad, han pretendido dar una determinada visión del mundo recopilando todo el saber humano; pero tras la invención de la imprenta en 1455, en que se desarrolló una industria editorial que impulsó la producción y transmisión del conocimiento, se hicieron cada vez más necesarias para guiar a sus lectores entre el increíble maremágnum de conocimientos ante el que se encontraban. […]

  • El día de mañana buscadme en una biblioteca » El Documentalista Enredado

    Jueves, 6 de julio de 2006 at 12:33 |

    […] Pero es que los bibliotecarios, además de realizar la selección de lo que puede ser quemado y lo que no, deciden velar por la memoria del ser humano, así que el bibliotecario convencido que debe salvar una parte pequeña de la historia de la Humanidad decide albergar bajo su tutela un ejemplar de la Biblia de Gutenberg… Increíble, yo pensando que las biblias que se conservaban en los Estados Unidos permanecían guardadas en universidades y no en bibliotecas públicas. Por lo visto, el bibliotecario deseoso de guardar la memoria, no le importa sacrificarla con tal de salvarse y salvar un libro, algo que a pesar de ser ficción, no le podemos reprochar, claro. […]

  • paloma

    Sábado, 21 de octubre de 2006 at 18:11 |

    creo q tienes mal los datos sobre la fecha de impresión de la Biblia

  • Mechanical

    Martes, 24 de octubre de 2006 at 15:27 |

    Recientemente pude ver una de las biblias de Gutenberg en el fondo antiguo de la biblioteca general de Universidad de Sevilla, y la verdad sorprendía su excelente grado de conservación.

  • Maria Elena Mateo

    Martes, 24 de octubre de 2006 at 20:23 |

    Respecto a la fecha de impresión de la Biblia, quizá haya tantas fechas como fuentes que consultemos. Digamos que “aproximadamente”.
    ¿Qué otras fechas has encontrado Paloma?.

    Y Mechanical… ¡qué envidia! Contemplar un pedazo de historia de la cultura.

  • greka

    Sábado, 31 de marzo de 2007 at 03:47 |

    en tot de ver las citas espero correo electrononico de respuesta puesto q se citan efe2:8 apoc3:20 sobre beraca

  • Historiadora

    Domingo, 23 de septiembre de 2007 at 00:09 |

    Cuidado con las informaciones que difundís: la Biblia no fue el primer libro impreso (y basta ya de difundir esta inexactitud); el primer libro impreso por Gutenberg fue el “Misal de Constanza”.

  • Marcos Ros

    Lunes, 24 de septiembre de 2007 at 08:46 |

    Gracias por la puntualización. Seguro que es un error muy frecuente.

  • Biblia de Gutenberg | :Wa-Mx: El blog de Culiacán

    Domingo, 18 de enero de 2009 at 19:56 |

    […] Documentalistaenredado.net […]

  • Librerías de Buenos Aires | Libros y Lugares

    Lunes, 19 de enero de 2009 at 20:47 |

    […] de la rosa el manuscrito que da origen a esta excepcional novela? ¿Sabes dónde fue descubierta la Biblia de Gutenberg, que hoy descansa en el Museo Británico? ¿Tienes idea de en qué ciudad se halla la segunda casa […]

  • Miguel

    Jueves, 12 de febrero de 2009 at 23:05 |

    no manchen, y si el muy gandalla lo mando a imprimir a un office depot ?… mugroso Gutenberg tramposo.

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x