El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

Los lados oscuros de la Wikipedia

La Wikipedia “La enciclopedia libre que todos podemos editar” ha cumplido su séptimo aniversario erigiéndose con pleno derecho en el buque insignia de la llamada Web 2.0. Las estadísticas que se manejan son impresionantes. Concretamente, esta enciclopedia on-line editada de forma colaborativa por voluntarios, permitiendo que la gran mayoría de los artículos sean modificados por cualquier persona con acceso mediante un navegador web; fue fundada el 15 de enero de 2001 y alcanzó su artículo 10 millones el pasado mes de marzo. Dispone de 253 ediciones distintas en distintas lenguas, aunque unicamente 137 están activas, correspondiendo sólo a su versión inglesa 2 millones de textos. Su éxito de participación y consulta ha sido tal que ha propiciado el desarrollo de otros proyectos hermanos y, curiosamente, la creación de proyectos para la edición de versiones de la Wikipedia estables en DVD e incluso la propuesta de una edición en papel. Su popularidad le ha llevado a constituirse como una de las fuentes más visitadas en Internet y el omnipresente Google dispone de cierta predilección por situar sus artículos en las primeras posiciones de los resultados frente a una búsqueda. De hecho, el buscador de Mountain View ya está preparando su Wikipedia particular bajo el nombre de Knol. Aunque a diferencia de la Wikipedia, Knol retribuye a su editores con lo que se desmarca claramente del carácter altruista y colaborativo de la primera.

Este es un reconocimiento explícito de Google del poder de la Wikipedia como fuente de información confiable. Sin embargo, el desarrollo y gestión de la Wikipedia dispone de partes oscuras y muchas dificultades tanto económicas, de contenidos y humanas. Como todo proyecto con cierta popularidad y envergadura, el foco de la opinión pública se ha situado sobre ella, siendo vigilado el cómo se desarrolla, qué se publica, cómo se publica, su funcionamiento interno, las relaciones personales de Jimmy Wales – su co-fundador y cabeza visible – y otros escándalos derivados. Por supuesto que Wales, su co-fundador, es plenamente consciente de ello y ha declarado recientemente, “Wikipedia tiene cada vez más poder, pero está en manos de la gente”.

Puede que uno de los mayores debates que levanta la Wikipedia sea precisamente el de su fiabilidad. De la Web social, que se ha llegado a denominar por algunos como la dictadura de los idiotas, se consideraba que no podía salir un producto de buena calidad, fiable, libre y gratuito, sino más bien de un burdo copiar y pegar de fuentes editoriales de prestigio. La fiabilidad de la Wikipedia siempre se ha hallado cuestionada y, de hecho, se llegó a prohibir su uso y, obviamente, la cita de ésta como fuente documental en la universidad de Middlebury (EEUU). Sin embargo, desde algunas fuentes científicas se ha tratado de corroborar el grado de fiabilidad esperable dentro de un producto informativo de estas características mediante la comparación con otras enciclopedias. El artículo publicado por la revista Nature es el más afamado y en él se compararon distintos artículos seleccionados previamente y sometidos a revisión por expertos. Los resultados fueron sorprendentes ya que el número de errores hallados dentro de la Enciclopaedia Britannica y los de la Wikipedia eran muy similares. Según el texto publicado en Nature, se había encontrado que, por término medio, cada entrada de Wikipedia tenía cuatro errores y la Británica tenía tres, mientras que la mayor queja contra Wikipedia fue que las entradas eran confusas y estaban mal estructuradas.

Hay que señalar que las críticas sobre su fiabilidad nacieron muy pronto y precisamente por personas que estuvieron involucradas desde un principio en su puesta en marcha. Así, Larry Sanger, co-fundador de la Wikipedia, se desvinculó totalmente del proyecto en 2002 tras criticar el descontrol que existía sobre los contenidos que aportaban los colaboradores. Finalmente, en 2006, lanzó una enciclopedia colaborativa que, desde su punto de vista, era más rigurosos bajo el nombre de Citizendium.

Pero más allá de lo que se publica, el debate también gira sobre lo que debe estar y lo que no debe de estar dentro de ella. Por ejemplo, dentro de la biblioblogosfera, se trató de incluir un término como representativo de los blogs de Biblioteconomía y Documentación, pero la propuesta fue descartada por sus editores. Esto muestra que qué o quién merece estar dentro de ella es una tarea más complejas de los denominados bibliotecarios y que tampoco consiguen sustraerse de la polémica, puesto que las presiones son muchas y variadas. Sin embargo, a veces las presiones sobre lo creado y los contenidos, sobrepasan mucho las buenas intenciones de los mantenedores de la limpieza de la enciclopedia. Esto ha obligado a la organización a intervenir para tratar de evitar actos vandálicos dentro de ella e incluso a tomar resoluciones drásticas para detenerlos.

Desgraciadamente, no sólo personas por su cuenta y riesgo, junto a pequeñas organizaciones, han tratado de alterar sus contenidos, también grandes agencias han puesto sus ojos sobre ella e intervenido para manipular sus artículos. Bien conocido es el hecho que la agencia estadounidense CIA fue descubierta tratando de adulterar contenidos. de este sitio web o, también, las presiones recibidas desde el Islam para que se retirase una imagen del profeta Mahoma para no herir las sensibilidades de los seguidores de este culto, lo que fue finalmente rechazado. Por otro lado, están surgiendo otros problemas como la aparición de empresas que pagan a editores de la enciclopedia para que el contenido de cierto artículo sea más próximo a sus intereses. Pero las curiosidades no acaban ahí, por supuesto, ya que la Wikipedia también ha servido para predecir una muerte, aunque no para evitarla.

Desgraciadamente, las denuncias sobre manipulación y edición fraudulentas de contenidos no son los únicos protagonistas que han saltado a la palestra en las informaciones de los medios de comunicación sobre la Wikipedia. Más allá del pasado oscuro de personas que trabajaron para la Wikipedia, las actividades de Jimmy Wales son seguidas con sumo detenimiento y sus actos constantemente analizados. De este modo, a Jimmy Wales le han surgido denuncias por extorsión y malversación de fondos, junto a denuncias de edición ilegal de una entrada de la Wikipedia por una ex-amante del fundador que han sido recogidas y difundidas por los medios.

Como conclusión, señalar que los retos de la Wikipedia son los desafíos a los que se enfrenta la Web 2.0 en general. El poder de la Wikipedia es el poder de muchos concentrado en un punto, dando la voz a cualquiera que tenga algo que aportar y bajo la tutela de iguales. Por supuesto que las dificultades de la Wikipedia, por su tamaño y ambición, no pueden ser extrapolables completamente a todos los proyectos Web 2.0, aunque sí a aquellos que se basa en la confianza entre pares. A tenor de lo visto, la creación de entornos colaborativos del conocimiento son imparables al igual que la Web 2.0 en su conjunto.

Una Biblioteca en Google arrow-right
Siguiente entrada

arrow-left Más rankings de blogs de biblioteconomía y documentación
Entrada anterior

  • poemas

    Jueves, 17 de abril de 2008 at 01:43 |

    Creo que los fundadores o el fundador de wikipedia deberia habrir una pagina de donacion porque me imagino que debe ser costoso recibir millones de visitas al dia y mantener el servidor activo.

    Saludos!

  • Marcos Ros Martín

    Jueves, 17 de abril de 2008 at 08:20 |

    Las donaciones para Wikimedia, la organización que se encarga del mantenimiento de los proyectos de la Wikipedia, se pueden realizar aquí:

    http://wikimediafoundation.org/wiki/Fundraising

  • José Ángel Renedo

    Jueves, 17 de abril de 2008 at 19:15 |

    Marcos: ¡Enhorabuena por este artículo sobre la Wikipedia!, me parece un excelente compendio de lo que es la enciclopedia colaborativa y de sus aspectos positivos y negativos.
    Tal vez, por puntualizar algo, diría que el título no refleja del todo el contenido ya que puede dar la impresión de que sólo trata los aspectos negativos cuando es algo mucho más completo.
    Un saludo y felicidades por el blog.

  • Marcos Ros Martín

    Viernes, 18 de abril de 2008 at 07:44 |

    La verdad es que no sabía cómo titular. Sabía lo que quería escribir pero no tenía muy claro cómo iba a ser el título ni cómo cerrar el texto.

    😉

  • Manuel Blázquez

    Martes, 29 de abril de 2008 at 21:28 |

    Todo lo comentado es cierto y en parte fue tratado anteriormente en un Artículo publicado en El Documentalista Audaz, Los riesgos de Wikipedia, o crítica constructiva del artículo de Umberto Eco, por lo demás es una buena reconstrucción de los problemas y vicisitudes que atraviesa.

    Saludos.

  • Web social para profesionales de la información » Más allá de la Wikipedia, otras wikis son posibles

    Miércoles, 2 de julio de 2008 at 09:38 |

    […] muchos los titulares de prensa que hablan de éxito, de fracaso, de dudas, de entredichos, en fin de la histori…, uno de los espacios de software social con más éxito en la historia de Internet. Las cifras de […]

  • La gran Conspiración de Wikipedia « ¡Este Blog no es para Ti!

    Lunes, 28 de julio de 2008 at 21:33 |

    […] en El Documentalista Enredado Marcos Ros-Martin escribió el artículo “El lado Oscuro de Internet” donde […]

  • ¿La Web 2.0 se torna clasista? » El Documentalista Enredado

    Martes, 26 de agosto de 2008 at 18:50 |

    […] evolución y modificación. Sin embargo, el avance de un proyecto de estas características no ha podido salvarse de ni de las críticas ni de las polémicas en cuanto gestión y desarrollo, tanto es así que incluso su co-fundador, Larry Sanger, decidió […]

  • Web 2.0: ¿Crisis qué crisis? » El Documentalista Enredado

    Martes, 11 de noviembre de 2008 at 23:01 |

    […] para seguir funcionando, aunque las críticas no se han hecho esperar y teniendo en cuenta los distintos problemas que el proyecto ha tenido a lo largo de este tiempo a los usuarios no les van a faltar razones para poner en solfa su gestión y dirección. La  […]

  • Juan José Suárez

    Miércoles, 5 de mayo de 2010 at 08:33 |

    Wikipedia promueve el totalitarismo
    El sistema implantado por Wikipedia promueve y fomenta el totalitarismo. El sistema es totalmente corrupto, y prueba de ello son las numerosas denuncias que se pueden leer en la red. Cuando alguien escribe en un Google u otro buscador, las palabras “bibliotecario corrupto y Wiki”, el resultado es el siguiente” 40.700 de bibliotecario corrupto wiki, con cientos de miles de denuncias.¿Todos ellos están equivocados?
    No sería mejor que los bibliotecarios no tuvieran ningún poder excepto el de vigilar. No es mejor, que la responsabilidad de bloquear una cuenta, o un artículo, la tome una sola persona con experiencia e imparcial. Que no sea editor al mismo tiempo, y que no haya intereses creados que le puedan favorecer. Más fácil de controlar, en el supuesto de denuncias de parcialidad, o más grave aun, de corrupción. Cuando el poder se otorga a muchas personas en un grupo y no existe un control real sobre ese grupo, siempre existirán individuos que se percaten de la precariedad del sistema, y aprovechen la ocasión para lucrarse ilícitamente. Está claro que el sistema adolece de equidad y promueve el totalitarismo. Veamos porque. Los bibliotecarios que son los que tienen el poder de bloquear una cuenta de usuario, con lo cual este usuario está fuera de juego, sin remisión, tienen intereses, ya que son editores o articulistas y no les interesa que aparezca alguien y les haga sombra. Algunos de ellos poseen diversas cuentas de usuario, ya que para ello, solo tienen que disponer de dos direcciones IP, y estar registrado con seudónimos diferentes.

    El anonimato de estos bibliotecarios, hace que su identidad verdadera sea totalmente desconocida, y ello facilite el abuso de poder y el Phishing (cobrar un canon por no borrar tu artículo).
    El usar seudónimo, les da ventaja absoluta a la hora de eliminar a alguien que no simpatice. Por ejemplo; hay bibliotecarios de uno país que son mayoría, y que utilizan un corporativismo exagerado cuando aparece algún editor con talento de otro país.

    Cuando encuentran la excusa perfecta para borrar un articulo a alguien, lo borran sin dar ninguna explicación. Te mandan un mensaje que dice, ¡Borrado, Destruido! Te he borrado porque tu artículo es una “fuente primaria”. Que en realidad dice que te borra el artículo porque lo que dices en el, no esta demostrado, aunque este supuesto les sirva para cuando los otros les fallan (falta de interés, falta de calidad, plagio, o publicitario, son las excusas mas comunes).
    Como algunos bibliotecarios gozan de dos identidades, como dije anteriormente, si alguien les rebate el argumento, aparece la segunda identidad que suele ser la autentica, y estas perdido. Cuando hace un año, en Berlín, un diplomático me propuso investigar todo esto, pensé que era demasiado rocambolesco, surrealista, pero la experiencia de estas dos semanas me dejó perplejo.
    Y lo peor de todo que este ejemplo de totalitarismo fascista, que permite a cierto individuos comportarse como obtusos dictadores, repartiendo justicia solo a quien les adula y a quien no lo hace lo expulsan, se está expandiendo por todo el mundo como semillas envenenadas de absolutismo prepotente, caídas fértil tierra.
    Siglos de lucha para conseguir desterrar el fascismo, para ver como nuestros hijos se empapan y contaminan mientras usan Wikipedia. Repito la idea general es excelente, pero el sistema usado al menos es fascista y retrogrado.

    Por último, existen infinidad de artículos con una clara influencia política. Otros de muy mala calidad, y los que mas, enmascaran un mensaje publicitario, todos ellos conseguidos con “donativos” con los que comprar el servicio. Lo demás, es una pantomima, una puesta en escena muy bien ejecutada, en la que los títeres, los articulistas honestos, que son movidos por la voluntad de otros títeres de mayor categoría, los bibliotecarios, todo ello en pro de la ambición desmedida de los ocultos pero verdaderos propietarios de Wikipwedia con el fin de reeducar a los jóvenes para la causa.

    Este experimento me recuerda, y es similar, al trabajo de investigación de un científico, que consistía en hacer dos grupos de voluntarios universitarios de ambos sexos al azar. Un grupo haría de carceleros, vigilando durante meses a otro de prisioneros, todo ello simulado. El resultado fue espantoso, el grupo de carceleros terminó cometiendo numerosas atrocidades a sus prisioneros, convirtiéndose en verdaderos fascistas.

  • Valtiel

    Jueves, 23 de septiembre de 2010 at 16:10 |

    Ante todo quiero hacer notar que los PREFIJOS en español se escriben SOLDADOS a la palabra a la que se unen, SIN guion intermedio, salvo infrecuentes excepciones. Que el autor haga el favor de corregirlo (podría haberlo sabido antes de ponerse a escribir… Es un error muy grave. Aunque todavía no es demasiado es tarde). Sin embargo, ese error ortográfico no cambia mi opinión sobre lo que se dice en este artículo. Yo he sido editor (más precisamente corrector lingüístico) en Wikipedia en español durante un año y siempre he tenido grandes problemas (discusiones) por tonterías, todo por la «democracia» del sistema de Wikipedia, pero eso no fue lo peor: el gran escándalo surgió cuando me topé con un usuario que se cree el dueño y hace y deshace a su antojo, y lo peor es que algunos bibliotecarios lo apoyan por alguna razón… En resumen: Wikipedia en español está totalmente corrupta y podrida, llena de escoria; es tan cierto como que ahora mismo estoy respirando… Debemos hacer algo.
    Saludos.

  • Alejandro

    Jueves, 27 de enero de 2011 at 09:06 |

    ¡Qué excelente artículo!
    .
    Hace pocos días he comprobado la corrupción de Wikipedia. Me han borrado varios comentarios en la sección Discusiones. Se supone que los mismos son libres. Pedí explicaciones y me dieron una serie de cínicos pretextos.
    Además, uno de los bibliotecarios hizo comentarios muy desafortunados y discriminatorios hacia determinado grupo de personas; comentarios con ideología política; pero menospreciativos y completamente parciales. Los demás bibliotecarios defendieron esa injusta actitud.
    .
    Tampoco se puede colaborar. En uno de los artículos quise hacer un aporte acerca de la única traducción autorizada al español de las obras completas de un famoso escritor. Ese aporte lo eliminaron al otro día. Pedí explicación y no me respondieron. Y según me dijo una vez un bibliotecario no es necesario ser socio para colaborar; pero los datos fueron eliminados y sin dar explicación.
    .
    Asimismo, la gran mayoría de los artículos sobre políticos carecen de neutralidad. La enciclopedia en cuestión tiene fuertes tendencias políticas; no diré cuál; investigadlo vosotros. Y a la hora de redactar un artículo, el mismo se hace tendenciosamente. Para darse cuenta de esto, sólo hay que leer algunos artículos sobre políticos de izquierdas y otros sobre de derechas: se verá que se resaltan mucho más los aspectos negativos de los de un grupo y se minimizan los negativos del otro. Y sin hablar de los datos erróneos con que está plagada la enciclopedia.
    .
    Un saludo.
    .
    …………….Alejandro.

  • Jesús

    Martes, 27 de diciembre de 2011 at 13:32 |

    Interesante artículo. Me encantaría saber también por qué Google y otros buscadores privilegian a Wikipedia en detrimento de la mayoría de los medios enciclopédicos y periodísiticos. Saludos.

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x