El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

El 13% de los españoles responsable del hundimiento del sector del libro

Como título es algo incendiario, lo sé, pero dejad que me explique…

Estos últimos meses el mundo bibliotecario español está luchando por impedir que se aplique un canon por el préstamo de libros en bibliotecas públicas. Para ello, se han realizado múltiples actos: reuniones, manifestaciones, recogida de firmas… y parece ser que está dando sus frutos.

Pero, en primer lugar, ¿por qué es necesario un canon por préstamo?. ¿Acaso creen que los usuarios de bibliotecas, cada vez que tomamos en préstamo un libro, estamos arruinando al sector editorial?, ¿o que estamos haciendo que un autor merme de forma significativa los beneficios que puede obtener por su obra?. Sé que es mucho simplificar pero, quizá en este último caso, si las editoriales se llevaran una parte menos grande del pastel…

En cualquier caso, toda esta polémica ha hecho que me plantee algunas cuestiones: realmente ¿son tantos los usuarios de bibliotecas?, ¿tantos los que sacan libros en préstamo?.

Según un estudio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte sobre los “Hábitos de lectura y compra de libros” del año 2002 el 47% de los españoles no lee nunca, y de los lectores, los que son usuarios de biblioteca son apenas el 26%. En ese 26% de usuarios de biblioteca tenemos que incluir:

  • a los miles de estudiantes que utilizan las bibliotecas como lugar de estudio y que casi nunca sacan libros,
  • a los usuarios que sólo miran la prensa, – a los que sólo consultan boletines oficiales,
  • a los que sólo consultan Internet…

Resumiendo, apenas la mitad de los usuarios de biblioteca toma libros en préstamo, aproximadamente un 13% de la población española.

Según estos datos, y la actitud de los partidarios del canon, el 13% de la población, es decir, los usuarios de bibliotecas que toman libros en préstamo, están arruinando al sector editorial y dejando en la calle a los autores. Suena demasiado fuerte, ¿verdad?, pero por su actitud es lo que se puede traducir.

Pero, no podemos quedarnos tan sólo con esos datos, porque eso no es todo lo que dice este estudio. En él, al preguntar a los “lectores” como habían obtenido el último libro que habían leído, tan sólo el 2% lo había sacado de una biblioteca y el 58% lo había comprado.

En conclusión, la mayoría de lo que leemos lo compramos y tan sólo una parte muy pequeña de lo que leemos es a través del préstamo bibliotecario.

No sé vosotros, pero después de repasar este caos de cifras no veo como el préstamo de libros en bibliotecas públicas puede tener el suficiente peso para influir en la decadencia del sector del libro. Y ya puestos, tampoco veo como la aplicación de un canon puede salvarlo.

Si el mundo editorial tiene problemas tendrá que buscar las culpas en otro sitio: en el nivel cultural del país, en su política educativa y cultural, en nuestros hábitos de ocio y lectura, en la televisión (excusa muy recurrida para echar la culpa de todo)… pero no en las bibliotecas, que seguro representan un alto porcentaje de las compras de libros que se realizan en este país, ni en sus usuarios, que somos de los pocos que leen y también un gran porcentaje de los que compramos libros.

Metodologías para la auditoría de información arrow-right
Next post

arrow-left "El policía de la Biblioteca", extracto
Previous post

  • Yavannna

    Sábado, 30 de octubre de 2004 at 18:57 |

    Muy acertada tu disertación.

    También hay que tener en cuenta que el mundo editorial se puede ver afectado económicamente por la cantidad de libros publicados en España al año, que supera en mucho la tasa de otros países, y como bien reseñabas… no estamos en un país en el que haya un interés desmesurado por la lectura; eso sí, el porcentaje de usuarios que leen lo hacen en grandes cantidades.

  • Mark

    Sábado, 30 de octubre de 2004 at 21:46 |

    Es curiosa la paradoja que se está dando en la Comunidad Valenciana. Por un lado, leía ayer en el Diario El País (29/10/2004, edición Comunidad Valenciana) que los editores pedían más dinero para la adquisición de libros por parte de las bibliotecas, es decir, así aumentan sus ingresos. Por otro lado, la SGAE y Cedro desean que el canon por el préstamo bibliotecario se implante para retribuir a los autores y los editores, es decir, aumentar los ingresos para estas sociedades.

    Sin embargo, leo en el Levante-EMV (30/10/2004) que en los Presupuestos de la Generalitat Valenciana para el año 2005 se reduce la partida dedicada a la adquisición de fondos bibliográficos para lotes fundacionales de centros de lectura de nueva creación. Concretamente, la cifra se queda en 54.000 euros, eliminándose 30.000 respecto al año 2004. El área de bibliotecas aumenta ligeramente y disfrutaremos de 13.000 euros presupuestados.

  • maria-elena

    Lunes, 1 de noviembre de 2004 at 20:21 |

    Quizá sea un texto algo partidista pero estoy cansada de que siempre pasen por encima del “derecho a acceder a la cultura”, sobretodo, por los que no pueden permitirse comprar todo lo que querrían leer.

  • maria-elena

    Domingo, 30 de enero de 2005 at 19:17 |

    En Deakialli podemos encontrar otra interpretación de estos datos, gracias a Catuxa

  • Osmosis

    Viernes, 27 de mayo de 2005 at 05:03 |

    También hay que tener en cuenta que el mundo editorial se puede ver afectado económicamente por la cantidad de libros publicados en España al año, que supera en mucho la tasa de otros países, y como bien reseñabas… no estamos en un país en el que haya un interés desmesurado por la lectura; eso sí, el porcentaje de usuarios que leen lo hacen en grandes cantidades.

  • Maria Elena Mateo

    Domingo, 29 de mayo de 2005 at 22:58 |

    No creas que se publican tantos libros en España.
    En realidad sólo se publica 1.3 libros por cada mil habitantes, frente a los casi 6 que publica Islandia (el que más en Europa).
    Claro que, teniendo en cuenta el número de habitantes de España, la cifra puede parecer muy elevada.

  • Marcos Ros

    Domingo, 29 de mayo de 2005 at 23:24 |

    Sí, pero seguramente se destruyen muchos porque el número de títulos que se editan es muy amplio. Es decir, las tiradas de las ediciones son muy cortas respecto al número de títulos y ahora con los libros de bolsillo…

  • El Documentalista Enredado » ¿Los editores hablan y los bibliotecarios callan?

    Miércoles, 20 de julio de 2005 at 00:48 |

    […] En cualquier caso, si por una vez que en los medios de comunicación (y tan sólo en unos pocos) aparece reflejado el lastimoso estado en que se encuentran las distintas bibliotecas de este país comenzamos a afilar los cuchillos para buscar responsables entre nosotros, es bastante improbable, por no decir imposible, que avancemos un tanto para la solución de este problema. No debemos olvidar que la falta de inversiones desde las distintas administraciones tiene un problema de base que casi lo justifica y que se inicia desde la falta de lectores en España. Obviamente, sin demanda no parece necesaria la destinación de recursos, puesto que es algo que no es reclamado desde la sociedad. Desgraciadamente, para este país es más importante un campo de golf en un pueblo que una biblioteca municipal decente, pero este es un hecho que cada vez se vuelve más real. […]

  • Almuñecar

    Lunes, 10 de octubre de 2005 at 17:12 |

    Osea que para proteger la cultura prohibimos o grabamos sus soportes…Pues mal muy mal
    Presunción de inocencia
    Creo que es interesante esto que he leido, amasado…:
    Como artista humilde (toco la armonica de blues) pienso que ojala me copiaran sienes y sienes de veces (me haria popular)…
    Leo de la entre vista al Sr. Bautista (antes Tedy el peluo, lider del grupo de rock los Canarios, antes persona y artista ¿ahora?):

    P. ¿Pero el canon?

    R. El canon no es un canon; es simplemente un derecho que compensa la pérdida que se produce cuando por medios tecnológicos lo que antes era un producto singular deja de serlo y entonces disminuye la venta.

    P. ¿Por qué lo tiene que pagar todo el mundo?

    R. Cuando alguien compra en un centro comercial, está pagando lo que roban otros. El precio de mercado de un producto lleva implícito los riesgos de la comercialización. Si no supiera que existe el canon, estaría comprando el producto sin más. Aquí ha habido una campaña orquestada por la Business Software Alliance (BSA).

    Y REFLEXIONO:

    El que un comerciante tenga los criterios que tenga para poner precios a los productos que vende es un derecho recogido en nuestra constitución y es fundamento esencial de esta (buena o mala) economia de mercado.

    PERO cosa bien distinta es que sea el estado quien intervenga para proteger los intereses de unos (la sociedad general de autores) fundamentandose en la presunción de CULPABILIDAD EN EL USO QUE SE DAN A UNOS PRODUCTOS …por parte de una comunidad enorme y heterogenea (los usuarios en general).

    Me parece que la diferencia es grande y obvia.

    El mercado siempre se ha defendido a si mismo y camaron que se duerme la corriente se lo lleva.
    http://www.hotelalmunecar.com/

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x