El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

Desgraciadamente, no existen curas para la infoxicación. Las razones de nuestra ansiedad pueden ser variadas o podemos tratar de sobrellevarla; sin embargo, hoy en día la única forma que podríamos evitarla sería desconectándonos de Internet y convertirnos en una especie de paria social. En cualquier caso, no debemos sucumbir bajo esa ansiedad provocada por el descontrol que sentimos a la hora de recibir tantos estímulos informativos. El control de la información no debe pasar por recibir toda la información de calidad que podamos, sino más bien poder controlar ese flujo de información y sentirnos cómodos con él.

La infoxicación no es un fenómeno reciente ni mucho menos. Alain Toffer popularizó el concepto de “sobrecarga informativa (information overload o infobesity)” en 1970, aunque mucho antes, James G. Miller, en 1960, describió siete técnicas (ha implementar en organizaciones) con las que evitar el consumo intensivo de información ante una avalancha de ella.

  1. Omisión. Como no se puede consumir toda la información que se recibe, lo mejor es ignorarla.
  2. Error. Tratar de responder a los estímulos informativos sin prestarle excesiva atención.
  3. Colas. Poner la información en cola hasta poder prestarle la atención que se merecerían.
  4. Filtrado. Similar a la omisión, aunque en este caso se desecha una parte de la información y se les aplican prioridades para discriminar las unas de las otras.
  5. Empleo de canales paralelos. Se trata de encargar a distintas personas el seguimiento de cada canal de información y que realicen un filtrado.
  6. Aproximación. Tratar de procesar la información de una forma limitada o somera (Skimming).
  7. Escape. Hacer que el consumo de esa información se convierta en el problema de otras personas.

A lo largo del tiempo, se ha prestado especial énfasis a las colas, el empleo de canales paralelos y la aproximación como las mejores maneras de procesar la información. Sin embargo, actualmente, el filtrado es la que más atención ha recibido sobretodo gracias a los recientes desarrollos de la Web 2.0 (Social media, RSS, configuración de alertas, filtrado social de noticias, etc.)

La biblioteca personal de Hannibal Lecter arrow-right
Next post

arrow-left La Biblioteca Pública de Nueva York invita a los adolescentes a pasar un buen rato
Previous post

  • Ramón

    Lunes, 15 de julio de 2013 at 09:39 | Responder

    La infoxicación es una enfermedad crónica que no tiene cura que cada vez irá a peor. Tal vez sea así pero como las alergias se le puede dar tratamiento. Y aquí se puede obtener una gran ventaja frente a otras organizaciones que la consideran un mal endémico y no hacen nada para paliar sus efectos.

    Creo que optar por un buen filtrado de la información pude darnos muchas ventajas para aprovechar mejor el entorno competitivo.

    Básicamente esta forma de enfrentar la infoxicación se esta imponiendo gracias a la facilidad de automatizar la captura de información, permitiendo centrar los esfuerzos en la calidad del contenido y no en la cantidad.

    Gracias por las referencias y artículos sugeridos.

    saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x