El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

Un Homo Digitalis* se confiesa: Sobrellevando la infoxicación

Desde que abandonamos el proyecto de el portal de “El Documentalista Enredado”, he notado que he ido perdiendo Tensión Informativa. Es decir, anteriormente, debido a la necesidad de actualización continua de contenidos del portal que nos llevábamos entre manos, sentía la necesidad de intentar abarcar el mayor número de fuentes de información posibles que se encontrasen en Internet. Para ello, tuvimos que desplegar una serie de estrategias informativas con mayor y menor éxito, por supuesto que el procedimiento de visitar cada semana o cada día las páginas web que nos podían llegar a interesar estaba claramente descartada salvo en casos puntuales.

La primera de estas estrategias informativas consistía en las, ya denostadas por algunos, newsletters. Este procedimiento es muy sencillo, descubres o conoces una web que te interesa y ésta mediante un servicio de alerta semanal o mensual te envía información sobre los nuevos artículos publicados. Esta herramienta es muy útil siempre que estés suscrito a pocas y que hayas sido realmente selectivo, porque todos sabemos lo sobrecargado que tenemos los buzones de correo para tener que recibir ingentes cantidades de estas newsletters. Otro problema añadido para este sistema de alerta es que el servidor puede considerarlo como spam, con lo que algunas se perderán irremediablemente.

Otro de los “peros” que podemos añadir a las newsletters es el proceso de darse de baja del servicio. Es decir, cuando nos hartamos de recibir tantos emails y queremos restringir los envíos, puesto que en la mayoría de los casos no existe la posibilidad visible de darse de baja. En cualquier caso, hay que tener presentes que las newsletter pueden ser muy interesantes dentro de una periodicidad larga, mensual o semanal, puesto que los editores hacen una selección de los contenidos más interesantes, por lo que este medio para recibir información puede llegar a ser muy útil.

El servicio de Alerta de Google News es la siguiente herramienta que utilizamos. La utilización de esta herramienta es muy sencilla, lo que debemos hacer es realizar una búsqueda dentro de su base de datos con una palabra clave definida previamente y añadirla dentro de nuestro servicio de alerta. Cada semana o cada día, Google te envía por email los resultados de la búsqueda a tu correo. La ventaja es que Google rastrea dentro de 700 fuentes de información, con lo que podemos relajar nuestra necesidad de buscar dentro de los medios de comunicación informaciones relevantes. Además podemos editar nuestro perfil personal y personalizar la web de Google News con lo que podemos añadir nuevas búsquedas y quitar las que menos nos resulten de interés.

Sin embargo, esta herramienta también tiene dispone de ciertas carencias. El principal problema que nos encontramos son los medios de comunicación de pago y aquellos que se encuentran en abierto pero que han negado de forma expresa a Google que rastree dentro de sus contenidos. Por otro lado, y de nuevo, otro de los problemas consistiría en recibir tantos correos dentro de nuestros buzones, con lo que volveríamos al problema de las newsletter.

La última estrategia que desarrollamos fueron los feeds. Estos pequeños ficheros de actualización nacieron gracias a la popularización de los weblogs, y gracias al éxito de estos, muchos medios de comunicación los están implementando actualmente. Así, los medios de comunicación están desplegando políticas para tratar de adaptarse a las costumbres de los internautas, sin embargo debemos de tener presente que la sobrecarga informativa también nos puede atenazar si no somos cuidadosos, puesto que la elección de un feed de una portada de un medio de comunicación puede que nos llegue a molestar más que ayudar, por lo que es más recomendable que escojamos uno dentro de una sección que nos interese realmente del medio.

En cualquier caso, estos ficheros en XML nos han ayudado sobremanera primero a no tener nuestros correos sobrecargados con información que irá desapareciendo, además de dar capacidades de interacción con gente con nuestras inquietudes.

* Aclaración gráfica sobre la posible evolución hacia el Homo Digitalis

Descubriendo una profesión (Tercera Parte): El Perfil profesional de Bibliotecarios / Documentalistas arrow-right
Siguiente entrada

arrow-left Sobre la destrucción de los libros en la Historia
Entrada anterior

  • Maria Elena Mateo

    Miércoles, 16 de marzo de 2005 at 20:28 |

    Cuando empecé a utilizar el lector de feeds pensé que había solucionado todos mis problemas de sobrecarga de información al poder visualizar de un vistazo todos los sitios web que antes visitaba uno a uno.
    Pero la posibilidad de poder sindicar todas las direcciones de interés sin ningún esfuerzo, hizo que fuera añadiendo más y más direcciones hasta llegar a un punto que consulto muchas más fuentes y el cúmulo de información vuelve a ser agobiante.
    Hay que hacer una criba pero, ¿qué dejar fuera?

  • Catuxa

    Viernes, 18 de marzo de 2005 at 23:25 |

    A mi me sucede lo mismo que a Maria Elena, el lector de feeds parecía ser una buena solución, pero no dejo de añadir y añadir nuestras fuentes cada día, y ahora mismo ya no tengo tiempo a lo largo de un día para leer cada una de las actualizaciones!

  • Marcos Ros

    Domingo, 20 de marzo de 2005 at 19:44 |

    Hay que saber elegir… pero a veces es tan difícil. Sin embargo, los feeds son algo que nos ha solucionado muchos problemas de actualización a aquellos que nos gusta estar informados.

    Al menos no tenemos que ir visitando de uno en uno las páginas webs que nos interesan como antaño… Me pregunto cómo demonios podíamos vivir así.

  • El Documentalista Enredado » Hola, mi nombre es Maria Elena y estoy infoxicada

    Miércoles, 11 de enero de 2006 at 17:14 |

    […] Apenas 10 días después de comenzar el año, y con él mis buenos propósitos blogosféricos, tengo que reconocer tristemente que todavía no he sido capaz de llevarlos a cabo. La envergadura de la información que quería abarcar, como ya temía, me ha sobrepasado; y, aunque mi empacho informativo no es tan grave como el de otros, teniendo en cuenta que yo leo blogs por afición y no por trabajo, mi estado de infoxicación empieza a ser preocupante. […]

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x