El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

Mi madre nunca leería este blog: Sobre blogs, rankings e internautas

Creo que este agosto ha sido uno de los más duros dentro de la blogosfera. Por simple analogía, si los hackers y los estudiantes de informática se dedican durante el mes de agosto a desarrollar virus informáticos para comprobar a cuántos ordenadores infectan y quién de ellos es capaz de organizar el mayor caos posible en la Red, durante este verano los bloggers por lo visto hemos tenido tiempo de sobra para caer en la apatía y hemos terminado comparándonos los unos con los otros elaborando algunas clasificaciones de los supuestos mejores blogs hispanos.

Hace ya un tiempo que soy internauta y, echando la vista hacia atrás, es curioso cómo ha evolucionado todo esto. Antes los que poseíamos una página web propia nos conformábamos con poca cosa. Muchas veces se reducía a escribir una palabra clave en un buscador y te sentías muy orgulloso con tal de que tu página apareciese en el primer lugar o, al menos, que apareciese entre los diez primeros puestos de resultados relevantes. Claro que cuando Google decidió que las palabras y/o las meta etiquetas no eran lo más imporante para determinar la pertinencia de una página web ante una consulta, las cosas cambiaron.

Desde Google se consideró que eran precisamente los enlaces que una página recibía lo más determinante a la hora de determinar su relevancia, puesto que los enlaces entrantes eran un método para evaluar su popularidad y/o su importancia (Es una visión reduccionista, lo sé, pero es para entendernos). De esta manera, el buscador nos complicó un poco más las cosas. Si querías aparecer dentro de los primeros puestos dentro de una búsqueda podías realizar varias cosas: O bien tenías muchos amigos que te enlazasen, o si no los tenías hacías falsas páginas que lo hiciesen o directamente comprabas los descriptores al buscador (No hablo de Google, claro) para que te situase justo donde tú quisieras estar. Posteriormente, llegó el programa Ad-Words, pero ésa es otra historia. Google también nos ofreció una forma de conocer el peso que tenía nuestra web y con ello nos volvió locos con su famosa barra verde, el PageRank, que aunque anda un tanto obsoleta todavía nos hace sentirnos orgullosos dependiendo de su valor numérico. Aquí empezamos con las comparaciones.

Obviando el Pagerank, otro indicador del éxito de una página web pasa, obviamente, por su audiencia, esto es, el número de visitas que se recibe. Sin embargo, en Internet es difícil conocer realmente cuántas visitas puede llegar a poseer un sitio web a no ser que sean accesibles y eso es una decisión del desarrollador de un sitio web. Por supuesto que hay sitios web que están muy interesadas en que se les audite y se difunda la audiencia que poseen, pero son razones extrictamente económicas. En España, los grandes medios de comunicación están auditados por la empresa OJD, pero éstos son un tipo de webs de ámbito muy concreto. Sin embargo, el cálculo del ranking por tráfico puede ser aproximado gracias a los servicios que ofrece la empresa Alexa, perteneciente al grupo Amazon. Mediante los servicios que ofrece esta web, cualquiera que posea un dominio propio puede conocer aproximadamente qué posición dentro de un ranking por tráfico puede poseer dentro de la red de redes.

La blogosfera cambia las necesidades

Hasta hace poco, el mantenimiento de un sitio web era algo complicado. Debías saber un poco de HTML, un poco de gestión de archivos mediante FTP, un poco de edición de imágenes, etc. Todos ellos conocimientos que son bastante básicos y sencillos, pero que no todo el mundo llegaba a tener acceso a ellos. Debemos de añadir que por aquel entonces el acceso a Internet era bastante caro, destinado a casi élites que estaban dispuestas a pagarlo, a instituciones y a grandes empresas. Afortunadamente, todos aquellos impedimentos fueron superados a lo largo del tiempo, el editar y publicar páginas web no era ya una tarea de expertos y la informática y el acceso a la Red se democratizó. La blogosfera abonaba su terreno para su eclosión.

Seamos sinceros, Internet y la proto-blogosfera era entonces un territorio eminentemente para geeks (Una persona que comparte una gran fascinación, quizás obsesionadamente, por la tecnología). Que individuos hablasen y compartiesen información sobre nuevas tecnologías en formato de diario era una innovación que entre otras cosas evitaba los medios de comunicación tradicionales, mucho más lentos a la hora de difundir este tipo de información. Por su propia naturaleza, los geeks siempre quieren estar actualizados y son muy dinámicos, publica o muere es la máxima. Lo sigue siendo.

Es bastante obvio que cuanto más frecuentemente se publique de más probabilidades se puede llegar a disponer a la hora de recibir un mayor número de visitas. Además, los buscadores premian a los sitios web que añaden contenidos frecuentemente, por lo que la actualización sigue siendo una premisa necesaria para un internauta bien posicionado. Pero, el PageRank y el ranking de Alexa no son suficientes para una tipología de webs muy concretas. Las velocidades de actualización de las bitácoras, sus características propias y su número son excesivas para los buscadores tradicionales y al calor de este nuevo fenómeno de internet nacieron sitios web especializados en ellas.

Bitácoras.net y Bitácoras.com merecen una mención especial. La primera de ellas porque fue impulsora de los denominados premios anuales de la blogosfera y la segunda porque tomó el relevo y publicó el primer ranking de la blogosfera hispana. Aquí comenzó el delirio.

Los rankings blogosféricos

Para aparecer posicionado dentro del Top 500 (o 1000) de Bitácoras.com tan sólo se había que estar dado de alta dentro del directorio del sitio. Posteriormente, la confección del listado de posicionamiento se realizaba mediante los enlaces que una página recibía a través de los blogs dados de alta en el registro de Bitácoras.com. Sin embargo, este ranking no se ha actualizado desde hace algunos meses, por lo que ha perdido cierto interés como fuente de referencia, pero no olvidemos que la blogosfera se expande rápidamente y nuevas herramientas han surgido a lo largo de pocos meses.

Si bien Bitácoras.com necesitaba un registro interno para la confección de su ranking, actualmente hay sitios web especializados que monitorizan la blogosfera. El principal y más popular es Technorati, mientras que Blogpulse es otro de los sitios web que prometen un crecimiento y utilidad bastante interesantes. Sin embargo, al tratarse de herramientas globales, la blogosfera hispana ha tratado circunscribir sus registros a las bitácoras escritos en español…Y se armó el belén.

Durante este mes de agosto distintos listados de posiciones y rankings se han ido publicando en distintos sitios web a saber:

Y a nivel hispano:

Puede ser que el que haya rizado el rizo sea Blogorank, ya que se trata de un ranking dinámico. Dinámico puesto que es el usuario el que decide qué pesos dar a cada una de las fuentes, por lo que los resultados varían dependiendo del uso que quiera darle el internauta. En cualquier caso, seguro que de esta forma, nadie estará descontento.

Siempre son los mismos

Una de las curiosidades que se suceden una vez que se falla un premio o un ranking de estas características se publica es el lamento de que siempre son los mismos en las mismas posiciones. Desde mi punto de vista, tienen razón y es justo que se proteste, la protesta y el inconformismo son valores que deberían ser fomentados dentro de esta sociedad, sin embargo el comentario siempre son los mismos obedece a distintas variables que debemos detenernos a analizar.

La primera y principal ya la apunté en un principio, la blogosfera es terreno abonado para geeks por lo que los más citados y los más enlazados son, en general, aquellos que abordan temas relacionados con las nuevas tecnologías. Las otras dos son un poco más científicas: El efecto Mateo y la ley de Pareto.

El efecto Mateo describe el fenómeno sociológico por el que se le presta mucha atención al científico de reconocido prestigio y muy poca atención (en comparación) al científico no reconocido hasta el momento. Es decir, según una información se publique en un blog o en otro se le dará más importancia o menor. Por otro lado, la ley de Pareto establece que hay muchos problemas sin importancia frente a sólo unos graves, y que por lo general, el 80% de los resultados totales se originan en el 20% de los elementos. A nivel blogosférico, además de ser aplicable a muchas otras situaciones de la vida y de la sociedad, podemos decir que el 20% de los blogs poseen el 80% de los visitantes, mientras que el 80% restante dispondría del 20%, el 20% de los blogs recibiría el 80% de los enlaces, el 20% aparecería en los primeros puestos de los rankings, etc.

También los hay que rechazan completamente la elaboración de rankings y los atacan ferozmente. Personalmente, aunque considero esta posición respetable, también opino que tampoco debemos situarnos a la defensiva.

Y a mí, ¿qué?

A nivel personal, los rankings y las audiencias no representan para mí ni un problema ni una obsesión. No me interesa el 80% de los internautas que leen blogs, me quedo con el 20%, si es que llego a esa discreta cifra, puesto que los considero mi público. Para que me comprendáis os contaré que una vez, hablando con un amigo sobre esta misma página web y los objetivos que buscaba con ella, me preguntó si quería ganar económicamente algo con ella. Yo simplemente le sonreí y le confesé que no, que la temática que abordaba apenas podía generar tráfico. Si realmente quisiera ganar dinero o popularidad con una página web, la dedicaría al erotismo, negocio universal y que no entiende de fronteras, y que por otro lado tiene una gran aceptación entre los internautas. Para muestra, un botón, el blog Véase Además es una prueba de que el negocio está en el sexo, lo sufrieron en sus propias carnes.

Estoy seguro que mi madre nunca leería este blog, ni aunque ganase un premio, primero debería aprender a encender un ordenador y a partir de ahí todo lo demás. Pero obviando esto, no creo que lo dejase de leer por lo que aquí se publica, si no que se trata más bien de intereses que otra cosa.

Por otro lado, que se establezcan listados de blogs importantes, influyentes o como quiera denominárseles, a los blogs o a los listados, que se otorguen premios y que se desarrollen actividades no me parece censurable. De hecho, se pueden extraer conclusiones bastante curiosas y que ayudan a comprender la blogosfera. Yo, de hecho, animaría a la biblogsfera que estableciese su propio ranking, ¿por qué no?

Blogs, yo digitales y las egonets

Los blogs tienen un punto muy interesante a su favor que consiste en que son una herramienta válida para el establecimiento de redes sociales. Una vez publiqué un artículo que trasladaba el fenómeno weblog a la identidad que se adoptaba dentro de la Red. Las denominadas egonets sirven perfectamente para reforzar esta idea. Personalmente desearía tener una, sin embargo soy un tanto perezoso y me conformaré mientras tanto con la primera egonet bibliogsférica desarrollada por Bárbara Flores.

Con esto transciende el significado de los blogs como meras páginas webs, los blogs van mucho más allá del individualismo, son la conversación y una ideosfera. Desde luego que los blogs también se rigen por ciertas leyes que rigen el mundo físico puesto que al fin y al cabo son personas las que los mantienen. De esta manera, los bloggers siempre tratarán de compararse los unos con los otros, pero más que un problema estas comparaciones son en sí mismas beneficiosas puesto que sirven para establecer la situación y el estado de salud de la propia blogosfera.

Los crímenes de los siete pecados capitales y una biblioteca arrow-right
Siguiente entrada

arrow-left El libro imaginado por Frank Herbert
Entrada anterior

  • JMC o RDA

    Lunes, 22 de agosto de 2005 at 16:06 |

    Lo de crear un blog sobre documentación para ganar dinero es imposible como bien dices. Creo que se hacen para que no nos salgan úlceras y para desahogarnos. Esta misma mañana hice un pequeño experimento sobre el posicionamiento de mi humilde blog (os estoy poniendo publicidad) y los resultados pues los podeis ver en http://documentalqueridowatson.blogspot.com/. Sois incansables.

  • Alvaro Roldán

    Lunes, 22 de agosto de 2005 at 17:58 |

    Querido Marcos, los calores del verano le están afectando a tu azotea. El otro día olvidabas la mención del vídeo en la casa de Catorze y hoy te has olvidado del ranking de la bibliogosfera hispana de Bárbara (que no sólo mostraba la red sino que también establecía un ranking por citación).

    Te ha salido hoy una vena de lo más bibliométrica. Se agradece. Por cierto, está totalmente demostrada la relación entre audiencia y citación (a mayor número de visitas mayor número de citas en el futuro). El número de visitas que un artículo recibe nada más aparecer indica las posibilidades de citación que tendrá en el futuro. Si te fijas ya hay muchas revistas que te muestran el número de accesos a cada artículo. Por ejemplo, cualquier artículo de Information Research, por poner un ejemplo accesible.

  • Marcos Ros

    Lunes, 22 de agosto de 2005 at 18:25 |

    Bueno, en realidad, no me olvidé, pero si lo hubiese hecho obviamente uno no puede controlar todas las fuentes y todos los posts que se publican a lo largo del tiempo. Es lo que me sucedió con Catorze y eso que consulté que no se hubiese publicado. El post de Javi no lo obvié conscientemente. Somos humanos y para eso estáis vosotros, para puntualizarme. Algo que puede suceder frecuentemente a partir de ahora.

    😀

    En cualquier caso, sí, Álvaro tienes razón, el ranking bibliogsférico existe, realizado para un momento puntual, un artículo, y según me confesó la misma Bárbara con algunos errores. Mi propuesta va un poco más lejos y propongo algo más estable, si es que alguien se atreve a mantenerlo que ése sería otro punto interesante. Además qué blogs entrarían dentro del ámbito de la biblioteconomía y documentación, etc.

    De todos modos, es éste un artículo en defensa de los rankings blogosféricos, mi punto de vista, y no quiere ir más allá de eso. Sobre la ley de pareto y el efecto mateo, la citación resumiendo, es para los que lo desconozcan no me gustaría meterme en esas lindes que meto la pata más de lo que debiese. En cualquier caso, tú eres el maestro en bibliometría-cibermetría.

    Salut! Y gracias por el comentario!!!

  • Maria Elena Mateo

    Lunes, 22 de agosto de 2005 at 19:25 |

    Venga Álvaro, ¿para cuando ese análisis bibliométrico-cibermétrico?
    Y le haces la competencia a Isidro F. Aguillo.

  • Barbol

    Martes, 23 de agosto de 2005 at 07:22 |

    Aunque sea un poco osado por mi parte, me extrañaría mucho que la distribución de lectores y estadísticas de los blogs (y del web) se correspodiera con una ley de pareto.

    Pienso en una distribución más plana y menos cabezona, tengamos en cuenta la que los blogs forman una red y que en las redes no es cuestión de jerarquías sino de nodos. Bueno .. es sólo una impresión, pero que ya no me deja dormir jijiji (7:22 de la mañana)

  • Alvaro Roldán

    Martes, 23 de agosto de 2005 at 08:22 |

    Te has pasado con lo de maestro, que yo tan sólo soy un pardillo bibliómetra con ánimos de divulgación, pero un pardillo a fin de cuentas.

  • Marcos Ros

    Martes, 23 de agosto de 2005 at 17:16 |

    Hola Fernando, pues sobre la ley de Pareto e Internet, te voy a dejar unas cuantas notas para que les eches un vistazo. Por supuesto que ni niegan, ni afirman lo que dije en el post, puede que un tanto excesivo la verdad, pero valen como curiosidades:

    El Marketing en Internet y la Ley de Pareto
    Cómo definir la Larga Cola
    Power Laws

    Básicamente, podemos extraer que:

    Una minoría de internautas representarán la mayoría de las visitas.
    Una minoría de archivos serán causantes de los mayores costos de edición.
    Una minoría de problemas causarán el grueso del retraso de un proceso.
    Una minoría de ideas que representarán la mayor causa de atracción de atención.
    El 20% de los Motores de Búsqueda generarán el 80% de las visitas (Google + Yahoo por ejemplo)
    El 20% de las palabras clave generarán el 80% de las visitas a una pagina determinada.

    Aunque siempre se puede discrepar…

  • Barbol

    Martes, 23 de agosto de 2005 at 18:41 |

    No dudo de la base “unos pocos son culpables de muchos de los eventos” en muchos de los fenómenos web que comentas, pero me pregunto si son realmente mayoría, me cuesta creerlo (testarudo digital). Pero bueno, reconozco que las pruebas y los elementos están en mi contra 😉 Un enlace.

  • Marcos Ros

    Martes, 23 de agosto de 2005 at 19:12 |

    Yo voto por tí Barbol, el inconformismo nos hace avanzar.

    😉

  • Maria Elena Mateo

    Martes, 23 de agosto de 2005 at 19:39 |

    ¡Sorprendende! La minoría domina a la mayoría.
    Ahora va resultar que Internet es el sistema antidemocrático por excelencia.

  • Yusef

    Martes, 23 de agosto de 2005 at 20:28 |

    Hola,

    Respecto al trabajo que hizo Bárbara y Elisa comentar que, aunque es verdad que tenía algunos errores, no eran tan importantes como para en absoluto invalidar los resultados.

    En una comunidad pequeña y de reciente creación como es la biblogsfera, esos resultados no van a cambiar demasiado si se volviera a repetir el experimento ahora.

    Y en este contexto (biblogsfera), la razón por la que unos aparecen primeros y otros segundos, tiene más que ver con la correlación existente entre las variables “tiempo que llevan online (y por tanto número de posts)” y “‘sitas’ o enlaces recibidos”.

    De hecho, esa es la principal razón por la que véaseademás aparecía en primer puesto, ya que no olvidemos que no es más que la unión de tres blogs con bastante ‘historia’: El Opinador de la Profe, Barbol y el desparecido en combate NoSoloBlog (a lo que hay que añadir las apariciones estelares de Catorze).

    Por último (y ya me callo), en la gran blogosfera, el que los primeros siempre “sean los mismos” no es más que porque son (y siguen siendo) los más visitados, los más enlazados y los más leídos, y por tanto los que tienen más visibilidad o impacto. Y habrá muchas razones por las que esto es así, pero probablemente la más influyente es por la calidad e interés de sus posts.

    saludos!

  • Marcos Ros

    Miércoles, 24 de agosto de 2005 at 10:49 |

    Me alegro que andes por aquí Yusef. 🙂

    Sobre el trabajo de Bárbara y Elisa, yo no tengo nada que decir. Es más, yo me alegro que lo hicieran y que lo harían con todo el buen criterio que pudieron, incluso estoy de acuerdo con el hecho que se hiciera. Sobre los errores del trabajo, ni lo he visto ni lo he leído, por lo tanto, poco puedo decir u opinar sobre él. Pero tal como Bárbara dijo en su blog, contenía errores, más o menos graves pero admitía que los tenía. ¿Digo que estos lo invalidan? Para nada y yo no afirmo tal cosa.

    Insisto que es este un texto a favor de los rankings en la blogosfera, que apoyo el mantenimiento de uno para la biblioblogosfera en el caso que alguien decida mantenerlo, nada más. No entré en consideraciones sobre la validez del desarrollado por Bárbara y Elisa, puesto que insisto que no he leído su texto.

    Sobre la segunda parte de tu comentario, yo voto por tí. Estoy completamente de acuerdo.

    Pazzzzzz

  • Yusef

    Miércoles, 24 de agosto de 2005 at 13:44 |

    Ya Marcos, sé que no querías insunuar eso. Lo que yo quería decir es que, entre que el trabajo de Bárbara y Elisa es perfectamente válido, y que la biblogsfera es una comunidad muy pequeña, no tiene demasiado sentido pensar en un ranking propio de constante actualizacion. Los resultados no van a cambiar (al menos a corto plazo).

    Otra cosa sería pensar en estudios de redes no centrados en el concepto de ranking. Sería interesante ver la evolución de la biblogsfera en lo referente a por ejemplo su crecimiento, frecuencia de actualización de publicación, qué blogs hacen de conectores con otros externos a la comunidad, o cuál es el impacto que tiene la biblogsfera en la blogosfera (para empezar habría que preguntarse si existe algún impacto o somos una comunidad endogámica con complejo de secta).

  • Marcos Ros

    Miércoles, 24 de agosto de 2005 at 17:14 |

    Bueno, Yusef lo que apuntas también es muy interesante. Además valdría muy bien para estudiar la blogosfera a pequeña escala. Sobre la endogamia, seguramente nos sorprenderíamos de ver que se nos lee más de lo que nos pensamos. Por ejemplo, a Bibliotecosas la enlazan desde Mangas Verdes, a Catorze desde Ciudadanos, o a Deakialli desde eCuaderno.

    Por supuesto, esto se lo dejo a los estudiosos del tema. Yo soy mero observador.

    🙂

  • Alvaro Roldán

    Jueves, 25 de agosto de 2005 at 10:06 |

    Yusef, tu se ve que entiendes mucho de esto…
    ¿Te animas? ;-P

  • Catuxa

    Jueves, 25 de agosto de 2005 at 10:13 |

    Fernando Plaza ha lanzado un experimento, para comparar el número de suscriptores a bloglines entre dos bitácoras y conocer así que porcentaje de lectores comparten ambos blogs.

    Es un tema interesante para comprobar la endogamia que existe entre las bitácoras de temáticas centradas en temas sectoriales.

    En el caso de la biblogsfera haciendo un estudio a lo largo del tiempo, y retrospectivo (supongo que ya es imposible llegar a evaluar como estaban las cosas allá por el 2003) seguro que nos encontrabamos una evolución hacia la heterogeneidad en la temática de los blogs que enlazamos y nos enlazan, y por ende una diversificación temática, prevaleciendo un fuerte núecleo de enlaces que toda la biblogsfera compartimos.

  • vitiko

    Jueves, 25 de agosto de 2005 at 11:16 |

    Hola, escribo brevemente unas líneas porque he seguido muy de cerca el
    trabajo de Bárbara y Elisa, lo conozco en detalle y sé cual era su
    objetivo original.

    El objetivo, tal cual lo ha dicho Yusef, era el propio reconocimiento de
    una “biblogsfera hispana” y su estudio en tanto que red social. Esta
    comunidad no se construye simplemente de los blogs que figuran en un
    listado de una sub-categoría de un directorio (sea cual fuere este). El
    reconocimiento cómo comunidad es mutuo y para ello son de utilidad los
    enlaces del blogroll de cada blog. El blogroll es una verdadera
    declaración de constitución comunidad, y que estas chicas aprovecharon
    para los fines del trabajo. El ranking de citas es un subproducto
    necesario para alcanzar el objetivo básico que consistía en establecer los
    límites y composición de la comunidad, a la que podemos llamar “blogsfera
    hispana”. Objetivo que, por otra parte, y no sin dificultades, lograron
    alcanzar.

    En cuanto al problema de los rankings en general, creo que esta necesidad
    (un tanto cateta) de ser el top de una lista, no tiene sentido en una
    comunidad pequeña sino que es problema de grandes sitios web. En esta
    comunidad, cómo en tanta otras comunidades temáticas, la distribución de
    lectores debe ser más cómo en la pesadillas de Barbol que cómo en la ley
    de Pareto.
    Si alguien opina lo contrario, será cuestión de medirlo, no?

    Gracias por vuestro tiempo

  • Sam Regis

    Miércoles, 31 de agosto de 2005 at 21:44 |

    ¿Ataco Ferozmente?, hombre, si a ferozmente le llamas a opinar sobre rankines totalmente amiguistas, los cuales y tal como decías siempre son los mismos, sea por la ley de pareto o no, entonces llamémosle “ferozmente”…

    Un saludo.

  • Marcos Ros

    Miércoles, 31 de agosto de 2005 at 21:51 |

    Hombre, lo cierto es que has estando repartiendo estopa con los rankings, sobre todo cuando volviste de Praga. Pero que creo que está muy bien y es necesario, aunque no comparta necesariamente tu punto de vista. Da otra imagen de la blogosfera.

    Saludos

  • Sam Regis

    Jueves, 1 de septiembre de 2005 at 14:59 |

    Ya, bueno, comprendo que no compartas mi punto de vista, no sería lógico que todo el mundo lo compartiese, yo tampoco comparto muchos puntos de vista, pero al menos intento ser tolerante con los que no piensan como yo, o con los que no estén de acuerdo con lo que diga, sería muy aburrido que todos pensásemos igual…

    También es muy aburrido leer siempre los mismos puntos de vista e imágenes que se crean de la Blogosfera, simplemente opino lo que siento y pienso. 😉

    Un saludo.

  • El Documentalista Enredado » Biblogsfera: Eppur si muove

    Domingo, 25 de septiembre de 2005 at 20:31 |

    […] El desencadenante de lo latente comenzó con un texto que publiqué aquí mismo sobre los rankings y los weblogs. Como debe de ser, a partir de aquel texto, se inició una conversación alrededor de la biblogsfera y el diálogo saltó a Véase Además donde se nos ofrecieron algunos datos muy interesantes de nuestra hermana mayor anglosajona, la denominada Biblioblogosphere. Desde allí, nació otro tema completamente distinto que se recogió en Deakialli Documental sobre la denominación castellana de la blogosfera dedicada a la información, la biblioteconomía y la documentación, ante el largo término escogido por los anglosajones. […]

  • ciercita

    Jueves, 16 de agosto de 2007 at 02:44 |

    Hola, bueno mi opinión sobre los rankings, claro, es que son bastante divertidos, pero también habría que advertir que no son fiables. Un problema de los rankings es que sólo salen blogs de temáticas generales, porque son estos los que más visitas obtienen..
    Ademas hay que considerar que los algoritmos que se suelen usar para hacer rankings, basicamente solo tienen en cuenta las visitas (google, technorati, feeds…). El número de visitas no es lo que hace bueno un blog, sino, ¿qué pasa con aquellos blogs que sean de temática muy específica? De los que sólo interesan a 4 gatos, son malos? No, de hecho algunos suelen ser una referencia para los que sigan esa temática en cuestión, y bastante buenos por cierto. Y sin embargo nunca aparecerán en rankings.
    Entonces al anunciar un ranking no habría que decir “los mejores blogs de la blogosfera”, sino los más visitados, (que tampoco los más leídos).
    Otro problema es que para formar parte de un ranking te tienes que añadir. Y si no te añades no sales.

    Por suerte, tenemos por ejemplo páginas como http://www.hispaciencia.com/ donde seleccionan los blogs que cumplen una serie de requisitos como que son fiables en una temática, que se actualizan con regularidad y que se adaptan al tema en cuestión. Hispaciencia es de ciencia, pero deberían de hacer lo mismo con otras temáticas como gadgets, noticieros, blogs personales… y entonces sí dispondriamos de medidores de blogs de calidad por temáticas.

    Nosotros también hemos dado una vuelta por los rankings de blogs y nos hemos encontrado con errores de algoritmos, problemas para darnos de alta… aquí tenéis nuestra experiencia por si os interesa:
    http://soplandoalcierzo.blogspot.com/2007/07/rnking-de-blogs-por-comunidades.html
    y eso es todo, 1 saludo y enhorabuena por el blog 🙂

  • Más rankings de blogs de biblioteconomía y documentación » El Documentalista Enredado

    Lunes, 14 de abril de 2008 at 15:57 |

    […] mal que me pese, me gustan los rankings. Hace ya tiempo sabíamos de los estudios de Cristòfol Rovira y Lluís […]

  • La asimetría digital » El Documentalista Enredado

    Martes, 23 de septiembre de 2008 at 17:49 |

    […] dar respecto a los datos e informaciones que pudiese albergar. En fin, que os puedo asegurar que mi madre no lee mi blog, ni tampoco lo que voy escribiendo en papel y eso que sólo nos llevamos una […]

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x