El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

El becario archivero que clasificó un tesoro

Digo yo que los becarios de arqueología estarán muy acostumbrados a desenterrar tesoros, ya se sabe, la X nunca marca el lugar, pero eso es precisamente lo que nos quieren hacer creer. Así que un titular como este: "Un becario halla una copia de 71 lecciones de canto inéditas del compositor Gomis", les provocará un leve arqueamiento de ceja y podrán considerar que, bueno, tampoco hay para tanto. Desde luego que si yo me encontrase un documento perdido durante cincuenta años, aunque eso es precisamente lo que evito, que se pierda información, no podría caber de mí de gozo. Aunque os confesaré que algunos tesoros he ido encontrando en este archivo centenario o al menos así lo considero.

Pero no perdamos la noticia de vista, que es a ella la que dedicamos este texto. Es evidente que no se encuentran documentos perdidos todas las semanas, pero parece ser que éste merece un poco de atención. Así, según nos cuenta el texto de la noticia:

Se ha localizado una copia de 71 lecciones de canto inéditas del compositor del Himno de Riego, Josep Gomis. Estos documentos se han conservado gracias a una copia manuscrita realizada en 1831 por el músico ontinyentí Rafael Úbeda y Tormo, coetáneo de Gomis. Además, a lo largo de las lecciones ahora encontradas se pueden encontrar diversas anotaciones, todas ellas muy interesantes, mediante las que Úbeda revela datos inéditos sobre los primeros años de vida del célebre músico ontinyentí. Además, el volumen conservado incluye algunas lecciones y algunas composiciones del propio Úbeda, quien fue organista de la iglesia de Santa María en la primera mitad del siglo XIX.

Segundo, porque la gloria del hallazgo se la lleva, con toda justicia sin lugar a dudas, y curiosamente un becario, lo cual nos hace pensar que en el Archivo Municipal de Ontinyent no había archivero previamente, algo que me extraña pero todo es posible. Pero también podemos llegar a la misma conclusión leyendo detenidamente el texto:

Este joven ontinyentí ha contado con el apoyo diferentes profesores y ayer habló sobre el proceso de catalogación de estos documentos.

Tercero y último, porque la documentación encontrada ya era previamente considerada con cierta codicia por los los amigos de lo ajeno.

Esta copia manuscrita de las lecciones de Gomis […] han estado en el archivo al menos desde antes de los años cincuenta, cuando Antonio Llora, impidió que fueran sustraídas en las labores de ordenación realizadas por Jaume Lladó. «Se sabía dela existencia del documento, pero no se sabía lo que era y menos que dentro estaban estas 71 leccionesde canto», explicó [la concejala de cultura de Ontinyent Lola] Vañó.

Desde luego que ser un becario que halla un documento perdido desde hacía cincuenta años es un premio para aquellos para los que empiezan en la profesión y para aquellos que se enfrentan al caos del deficiente y un tanto abandonado sistema archivístico valenciano. Desde aquí, le quiero dar la enhorabuena a Miguel Ángel Murcia, estudiante de Historia Contemporánea (es lo que hay), quien realiza las prácticas en el Archivo Municipal.

SALVADOR, I. Un becario halla una copia de 71 lecciones de canto inéditas del compositor Gomis. En: Diario Levante El Mercantil Valenciano, jueves 23 de septiembre de 2005. Pag. 25, Ontinyent.

Mortadelo y Filemón visitan una biblioteca (y 2) arrow-right
Siguiente entrada

arrow-left El futuro era esto
Entrada anterior

  • Yavannna

    Viernes, 23 de septiembre de 2005 at 10:06 |

    MMM efectivamente no creo que hubiese otro archivero, que si no se habría llevado la fama….

    Bueno, me alegro de que se reconozca la labor de los becarios por una vez, que parece que encima de que trabajamos tanto o más que el resto, cobramos menos y no tenemos derecho a paro ni seguridad social debemos dar gracias por estar donde estamos…

  • jmcollado

    Viernes, 23 de septiembre de 2005 at 10:19 |

    Es raro que en el titular aparezca la palabra becario…quizá le sirva para mejorar sus condiciones laborales. Le mando la enhorabuena desde aquí, aunque sea historiador, sinceramente hubiera preferido que fuese documentalista.

  • Jon

    Viernes, 23 de septiembre de 2005 at 11:15 |

    Ummm, para una vez que sale un becario archivero en los medios resulta que estudia historia. ¿Q no hay suficientes estudiantes de biblioteconomia en valencia? ¿Archivero en Ontinyent?Seguro que no, hubiesen habido codos para entrar en la foto.

    A ver si vamos a tener que migrar hacia valencia para encontrar curro.

  • Marcos Ros

    Viernes, 23 de septiembre de 2005 at 16:26 |

    Creo que si se confirma que el becario estaba solo en el archivo, es decir que no había archivero, no podría denominársele ni siquiera becario, ya que sería el archivero de facto, puesto para que haya un becario en algún sitio tiene que haber alguien por encima de él.

    Y sí, es un tanto contradictorio que el práctico sea estudiante de historia, pero, como ya dije, es lo que hay…

  • Maria Elena Mateo

    Domingo, 25 de septiembre de 2005 at 17:30 |

    Lo raro es que ningún jefazo (que ni hubiera pisado el archivo) se atribuyera el mérito.

  • MIGUEL ÁNGEL MURCIA CAMBRA

    Miércoles, 9 de noviembre de 2005 at 21:03 |

    EL ARCHIVO DE ONTINYENT SI TIENE UN GRAN DIRECTOR. Soy miguel Ángel Murcia i CAmbra, el becario que trabajó con las lecciones de Gomis. SI EL DIRECTOR DEL ARCHIVO DE LA CIUDAD DE ONTINYENT no aparece en esta información, no es porque no exista, sino porque carece de pretensiones de fama. Criticar al director del Archivo es desconocer la problemática de los documentos musicales. Yo como estudiante de COMPOSICIÓN en el conservatorio superior de Valencia conozco esa problemática. LA CIUDAD DE ONTINYENT TIENE UN GRAN ARCHIVO. Me considero en desacuerdo con esos comentarios despectivos hacia un archivo de la que fuera la 4º ciudad más importante en época medieval valenciana.

  • Marcos Ros

    Miércoles, 9 de noviembre de 2005 at 23:59 |

    Saludos

    Imaginaba que tarde o temprano acabarías cayendo por aquí lo cual me parece curioso. Tampoco debes enfadarte por los comentarios que aquí se expresan puesto que son sólo eso comentarios basados en la noticia que se publicó. Te comentaré que mi idea a la hora de recoger la noticia era reflejar el tesoro documental existente en los archivos que en muchas ocasiones parecen olvidados por las administraciones.

    Si el director del Archivo no quiso ser partícipe de la publicitación del hallazgo, simplemente quitarse el sombrero. Si los comentarios están completamente desencaminados y subidos de tono, pues corrígenos. Tampoco sucede nada, seguiremos aprendiendo con ello.

    Ánimo y suerte con tu trabajo.

  • MIGUEL ÁNGEL MURCIA CAMBRA

    Jueves, 10 de noviembre de 2005 at 11:01 |

    Buenos dias. La verdad es curioso, porque llegué aquí por casualidad.
    No me encuentro ni enfadado ni molesto por ninguno de los comentarios que libremente se pueden expresar en este sitio, tal vez ayer iba con tanta prisa que no pude escribir con tiempo lo que deseaba decir.. Simplemente me gustaria aclarar una cosas; pero solo con un énfasis informativo, no inquisidor.
    1)Sí existe un director de archivo de la ciudad de Ontinyent. Su labor es ardua, pero no olvidemos que los fondos del Archivo de Ontinyent son bastantes amplios. El director del Archivo de Ontinyent se portó de manera excelsa, como bien dices es para quitarse el sombrero. Pocos directores de Archivo consideran la labor del becario.Que las lecciones de Gomis se localizaran en 2005 y no antes, significa que, como sabreis, los documentos musicales tienen una complejidad intrínseca; lo cual hace su estudio más dificil. No significa que no hubiese ni director ni trabajadores anteriores, repito: depende de la complejidad de los propios documentos..

    2).Las críticas vertidas hacia mi especialidad de historiador son propiciadas por una lectura equivocada de la realidad. Mis estudios superiores de Música y de Composición fue lo que me hicieron una de las personas idoneas para trabajar con los fondos musicales. Queria dejar constancia de que varios becarios biblioteconomistas trabajan/han trabajado en dicho archivo. Dudo mucho que un documentalista hubiese analizado el tratamiento de la melodia, la escritura del fraseo musicológico, etc..¿O es que hay documentalistas especializados en Música Lírica del XIX? Creo que en este apartado como en el primero, los comentarios no han ido en la dirección correcta.

    3)Quiero utilizar esta tribuna de expresión para unirme al comentario de MARCOS ROS, defendiendo el tesoro muchas veces desconocido de nuestro patrimonio archivistico.
    GRACIAS

  • Elena

    Martes, 18 de noviembre de 2008 at 12:02 |

    Pues si estudia biblioteconomia que trabaje en una biblioteca

  • Elena

    Martes, 18 de noviembre de 2008 at 12:10 |

    voy a ser más explícita. Dejen de meterse con los licenciados en historia. Esta profesión aún no cuenta con unos estudios reglados como otras. ¿Por qué una persona diplomada en biblioteconomía tiene más derecho a ejercer de Archive@? . Sinceramente creo que no tienen la formación adecuada y además por su condición de diplomad@s nunca podrán llegar a ser Archiver@ grupo A.
    Entonces nos quedan los licenciados en biblioteconomía y documentación, claro. Un documentalista no es un archivero, el tratamiento de los documentos de archivo se realiza de una forma diferente si uno es documentalista o si es archivero. En un archivo histórico, un documentalista pinta poco. Creánme lo he comprobado.
    Pero no se trata de apartar a unos y a otros, creo sinceramente que la práctica y la formación posterior es la que nos da el calificador de archiveros, sea cual sea nuestra titulación de origen. Por Dios!! pero si alguno de los grandes archiveros de España es informático y cuando les da clase ni rechistan y es más le alaban…

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x