El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

Robotman: El valor de la crítica

A la hora de escoger nuestra próxima lectura nos enfrentamos con innumerables opciones literarias. Nuestros gustos acotan en gran medida nuestra elección, pero aún así, la oferta es tan amplia (y la vida tan corta) que necesitamos un punto de referencia, algo o alguien que nos oriente.

Conozco gente que elige sus lecturas siguiendo la estela de los premios literarios que, en teoría, deberían ser una garantía de calidad, ya que quienes los otorgan son eruditos y escritores de renombre. Pero, en vista de los recientes acontecimientos que se produjeron en la entrega de los Premios Planeta de este año, en los que los propios miembros del jurado reprocharon tanto a la ganadora, Maria de la Pau Janer, como al resto de los candidatos, la “insuficiente calidad literaria” de sus novelas; hace que tengamos que plantearnos el verdadero valor de este tipo de premios.

En el caso de los Premios Planeta, al ser otorgado por una editorial, podemos alegar que se trata de un premio puramente comercial, en el que priman las ventas por encima de la calidad; pero éste no es el único caso de un premio literario con polémica.

Apenas unos días antes, un miembro de la reputada academia sueca de los Premios Nobel de Literatura, abandonaba ésta por considerar que, con la concesión el año anterior de uno de estos premios a la escritora austriaca Elfriede Jelinek, su valor se había desvirtuado .

Si no podemos confiar en los premios literarios para evaluar el valor de una obra, ¿cuál puede ser nuestro referente? ¿la lista de best-seller?

Siempre he considerado que, el hecho de que un libro sea leído por todos es una prueba más de la capacidad comercial y publicitaria de su distribuidor y de las modas, que de la calidad del mismo. Evidentemente, no podemos meter todos los best-seller en el mismo saco: los hay que han demostrado con creces su calidad y consiguen, año tras año, un número considerable de lectores y adeptos. A mí personalmente, en este tipo de libros “que hay que leer porque todo el mundo lo hace”, me gusta esperar a que el tiempo cribe los que realmente valen la pena.

Está claro que, visto lo visto, tanto los premios como las listas de superventas apenas pueden orientarnos. Así que, además de dejar nuestra elección al azar, sólo nos queda la opción de recurrir a la recomendación de un buen amigo cuyos gustos literarios se asemejen a los nuestros, o por contra, cuyos gustos sean completamente opuestos y nos ayuden a descartar los libros que a él le gustan. O también, a falta de un buen amigo, recurrir como Robotman a los críticos, siguiendo el mismo criterio.

En cualquier caso, buena suerte.

Ver tira completa

En Robotman: Robotman se enamora, por Jim Meddick.

Novela histórica: Libros, manuscritos y bibliotecas arrow-right
Next post

arrow-left Naturalmente, "El nombre de la rosa"
Previous post

  • Marcos Ros

    Domingo, 23 de octubre de 2005 at 16:01 |

    No sé quién me dijo una vez que de los premios Planeta había que leer el libro del finalista no del ganador, puesto que el primero era, en general, superior al ganador.

    En cualquier caso, no leo, ni compro, lo que me dice la sección de marketing de una editorial, ni mucho menos.

  • Barbol

    Lunes, 24 de octubre de 2005 at 22:06 |

    Un tío mío llegó 5 o 6 veces a la final del Premio Planeta de forma consecutiva, pero nunca ganó, acabó con la convicción de que estaba amañado. Pero claro, tras perder tantas veces no se puede llegar a otra conclusión posible 😉

  • Marcos Ros

    Martes, 25 de octubre de 2005 at 13:13 |

    ¿5 veces? Joder eso sí que es sangrante. En cualquier caso, el premio Planeta es básicamente comercial, no pensemos que se van a gastar 600.000 € en la dotación del premio ganador si no creyesen que van a superar sus réditos en ventas y promoción, lo cual no quiere decir que los textos finalistas no mereciesen ser leídos.

    Por otro lado, no vamos a discutir sobre la calidad literaria de los premios porque para eso ya está el jurado (especialmente Marsé, aunque Regás también puso su granito de arena).

  • Maria Elena Mateo

    Martes, 25 de octubre de 2005 at 23:38 |

    Quizá deberías decirnos cual es el nombre de tu tío. Seguramente sus libros serán mejores que los que rondan últimamente por ahí.

  • Javi Alarcón

    Miércoles, 26 de octubre de 2005 at 10:55 |

    Lo que no entiendo es la crítica a Regás. Al jurado no le dicen “emite tu voto” y punto. Le dicen “da tu opinión”, y como literato consagrado el cree que la calidad de esta (y de muchísimas anteriores) ediciones de los premios Planeta es pésima LITERARIAMENTE. No olvidemos que esto también es un negocio, aunque vaya revestido de “cultura”.

  • Barbol

    Viernes, 4 de noviembre de 2005 at 23:31 |

    Mi tío se llamaba Manuel Siles, ya os contaré la historia, con los años en los que fue finalista y con qué novelas, etc. … un día de estos.

  • Maria Elena Mateo

    Viernes, 4 de noviembre de 2005 at 23:41 |

    Gracias Barbol.

    Tendremos su nombre en cuenta para próximas lecturas
    🙂

  • Barbol

    Sábado, 5 de noviembre de 2005 at 12:15 |

    Me extrañaría que se pudiera encontrar algo suyo de lo poco que se publicó, en alguna biblioteca de Almería o Granada, vete a saber.

  • Orlando

    Martes, 7 de marzo de 2006 at 21:12 |

    Sí que existen varios libros de Manuel Siles publicados, entre ellos

    LAS CUEVAS DEL CEMENTERIO

    Las cuevas del cementerio / Manuel Siles Artés ; prólogo edición y notas Antonio Fernández Gil "Kayros" .– Almería : Instituto de Estudios Almerienses, 2003

    Su fondo bibliográfico se encuentra en el Instituto Cervantes de Tetuán, entre otros.
    Un saludo,

  • Maria Elena Mateo

    Miércoles, 15 de marzo de 2006 at 15:56 |

    Gracias Orlando.
    Una buena noticia para Barbol.

  • Rosa María

    Miércoles, 5 de abril de 2006 at 21:11 |

    Hola, yo tengo dos libros de Manuel Siles, EL DESIERTO y AMOR PROHIBIDO. El primero se lo regaló su esposa a mis padres y el segundo él mismo cuando vivía en Ciudad Jardín.Me han gustado. Reflejan el carácter almeriense, cabezones pero que sabemos lo que queremos.Ahora estoy buscando algunas de sus obras. Gracias

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x