El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

De bits a átomos, los blogs en papel

Es curioso cómo las bitácoras, el medio de publicación sencillo y digital, que revolucionaría la forma de hacer periodismo, se apresta con cierta facilidad a saltar al papel y lo celebra, por supuesto, con regocijo. Desde luego que no voy a ser yo el que critique esta actitud, ya existen otros que lo hacen con ciertas razones, sin embargo no deja de sorprender que los blogs no puedan dejar de sustraerse todavía del método tradicional de edición en papel.

En efecto, los átomos todavía influyen sobremanera en algunos hábitos comunicativos de nuestras vidas y poseer un libro impreso con nuestro nombre estampado es todavía una meta para muchos. En España, disponemos todavía de pocos libros publicados sobre los blogs y la blogosfera, aunque no sucede así en el mercado anglosajón en el que se están disparando el número de ellos. Actualmente, puede ser que el libro que se está esperando con mayor expectación sea Libro de los Blogs que en estos momentos se está distribuyendo en las librerías españolas y que, como no podía ser de otra forma, dispone de su propia bitácora. No, nosotros todavía no lo tenemos en nuestras manos, aunque es de esperar que no tardemos en exceso, aunque primero le queramos echar un vistazo no sea que nos den gato por liebre, algo que no esperamos claro, y que algunas afortunadas ya pueden disfrutar junto con la dedicatoria de sus autores.

En cualquier caso, no nos debería sorprender que se publique un libro que trate de explicar el fenómeno de la blogosfera, puesto que existen propuestas editoriales, no necesariamente tecnológicas o etnográficas, que se nutren de ella. Pero sí que deberíamos considerar que existen publicaciones accidentales y otras intencionadas. El libro Mi Vida Perra – Diario de una treinteañera cualquiera constaría en la primera categoría. Almudena Moreno alimenta su bitácora día a día, hasta que una editorial se interesa por el contenido de su bitácora y decide trasladar parte del contenido del blog a un libro. Intencionado es el blog de Arcadi Espada que ya disfruta de un libro, Diarios 2004, puesto que el periodista y la editorial, en cuyo sitio web está alojada la bitácora, tenían una intención finalista a la hora de mantenerla y poder publicar un libro si el blog disfrutaba de éxito y los contenidos, no vamos a negarlo, merecían la pena. Por otro lado, es posible que el formato de las blogonovelas como Más respeto que soy tu madre de Hernán Casciari se conviertan en un filón para el traslado de bits a átomos, y aunque en este caso no hemos de esperar para comprobarlo, deberíamos estar atentos al éxito del formato.

Muchos de nosotros no veremos nuestros textos publicados en ninguna parte, tal vez con justicia, o puede que nuestra melancolía nos invite a tratar de guardar algo de lo que aquí escribimos. Tal vez entonces nos decidiésemos arriesgarnos y trasladarlo a un formato más tradicional por nuestra cuenta y riesgo. Pero hay quienes desandan el camino y teniendo un libro crean un blog, puesto que las bitácoras bien pueden convertirse en un accesorio secundario para la edición de un libro y ser utilizadas como un elemento para su promoción. Sería el caso del libro La Agenda de Virginia que incluso tuvo su promoción en el programa Adwords de Google.

Personalmente, considero que es de esperar que la relación entre los blogs y los libros se convierta en una relación duradera, y aunque lentamente los primeros inicien poco a poco su camino, es cierto que el trazado estaba siendo lentamente abonado, gracias a su mayor impacto dentro de la sociedad, en un medio de comunicación vecino: Periódicos y revistas. Pero cuando los medios decidieron asomarse a este fenómeno, alimentado diario por gente anónima, lo hicieron con mayor o menor fortuna como suele suceder. La revista dominical El País Semanal o El Cultural presentaban a la sociedad papel la blogosfera, mientras que la revista Telos les dedicaba un número especial que ahondaba mucho más en el anecdotario que estas revistas de difusión generalista ofrecían.

Actualización (16-1-2006).

Parece que hay otro libro sobre blogs, traducción de uno anglosajón.

BLOOD, Rebecca. Universo del Weblog. Consejos prácticos para crear y mantener su blog. Barcelona: Gestión 2000, 2005.

Archivo Secreto Vaticano en Internet arrow-right
Next post

arrow-left Hola, mi nombre es Maria Elena y estoy infoxicada
Previous post

  • Txetxu Barandiarán

    Jueves, 12 de enero de 2006 at 12:06 |

    Dicho salto, además, no supone sólo un cambio de soporte, sino un cambio de negocio. De los contenidos gratis a los contenidos de pago. Se puede, también poublicar en papel y no, necesariamente, comercializarlo.

    Sigue siendo curioso, la atracción que ejercen las “socidades del libro”

  • jmcollado

    Jueves, 12 de enero de 2006 at 13:28 |

    en papel ya lleva un gasto de materiales pero un blog que supone? tiempo y esfuerzo exclusivamente

  • Marcos Ros

    Jueves, 12 de enero de 2006 at 13:32 |

    Pero no da dinero, casi, o prestigio, el papel manda. No es lo mismo publicar un blog que tener un libro publicado, me temo. El blog es intangible, una palabra rara que es difícil de imaginer, el libro es parte de nuestra cultura, todos sabemos tangiblemente lo que es.

    Los blogs tendrán que esperar.

  • jmcollado

    Jueves, 12 de enero de 2006 at 14:01 |

    quizá se renueven por que algo en lo que todos podemos participar no es que sea información universal sino un universo de información

  • Noticias de Bitacoras.com

    Sábado, 14 de enero de 2006 at 15:34 |

    De bits a átomos, los blogs en papel

    Marcos Ros: “Es curioso cómo las bitácoras, el medio de publicación sencillo y digital, que revolucionaría la forma de hacer periodismo, se apresta con cierta facilidad a saltar al papel y lo celebra, por supuesto, con regocijo. Desde luego que…

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x