El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

¿Biblioqué? Palabras de libro

El término Biblio-, que proviene del término griego Biblion y cuyo significado es libro, tiene su origen en la ciudad Biblos que fue en la antigüedad uno de los puertos más importantes en la exportación de papiro. De hecho, biblos significa rollo de papiro y se utiliza para designar el libro de los libros, es decir, la Biblia. Sin embargo, en el lenguaje castellano, hay muchas palabras formadas con esta partícula y, aunque obviamente todas ellas están relacionadas con el mundo del libro, muchas sorprenden por su significado.

  • Bibliátrica. Arte de restaurar libros.
  • Bibliofilia. Pasión por los libros, y especialmente por los raros y curiosos.
  • Bibliofiliana. Conjunto de pensamientos, anécdotas, dichos, etcétera referentes al libro.
  • Bibliofobia. Miedo irracional y enfermizo a los libros
  • Bibliognosta. Conocedor de libros.
  • Bibliografía (O Bibliografología). Relación de libros o escritos referentes a una materia determinada.
  • Bibliomanía. Pasión de tener muchos libros raros o los pertenecientes a tal o cual ramo, más por manía que para instruirse. Es decir, que éstos no los leerían.
  • Bibliometría. Aplicación de los métodos estadísticos y matemáticos para definir los procesos de la comunicación escrita, la naturaleza y el desarrollo de las disciplinas científicas mediante técnicas de recuento y análisis de la comunicación.
  • Bibliopea. Arte de hacer un libro
  • Bibliopege. Encuadernador de libros.
  • Bibliopepsia. Propensión a la lectura apresurada, fragmentada y sin aprovechamiento
  • Bibliopiratas. Esta tipología de bibliófilos no se conformarían con la compra de libros, sino que adquirirían técnicas y tácticas más ruines para obtener los libros que tanto desean. Así, los bibliopiratas no dudarían en robar un libro para incorporarlo a su biblioteca particular, ya fuese en librerías o en bibliotecas tanto públicas como privadas.
  • Bibliópola. Librero.
  • Bibliósofo. Secretario o tenedor de libros
  • Biblioteca. Local donde se tiene un considerable número de libros ordenados para su consulta o lectura.
  • Bibliotecario, ria. Persona encargada de una biblioteca.
  • Biblioteconomía (O bibliotecología). Disciplina encargada de la organización y administración de las bibliotecas.
  • Bibliotafio. Es literalmente, sepulcro de libros, por lo que trasladado a la bibliofilia se trataría del bibliófilo que no permite la consulta de la biblioteca ni muestra sus libros guardándolos con celo.
  • Bibliótata. Persona indiferente a los libros que posee.

Fuentes:

GALLUD JARDIEL, Enrique. Libro de libros. Valencia: Denes, 2005

Artículos en El Documentalista Enredado

Diccionarios:

No nos extraña que el Infierno sea una biblioteca arrow-right
Siguiente entrada

arrow-left Habemus collegium!
Entrada anterior

  • Alberto

    Jueves, 22 de febrero de 2007 at 00:33 |

    ¿Y bibliolalia?

    No parar de hablar sobre libros…

  • enrique gallud jardiel

    Jueves, 22 de febrero de 2007 at 08:32 |

    Muchas gracias por la publicidad.

    Aparte de todas esta palabras, hay muchas otras que yo me permito regalarle a la lengua castellana. Helas aquí:

    BIBLIONAUTA: El que viaja encima de un libro. (¿Por qué no? Cosas más difíciles se han visto.)

    BIBLIOCEFALIA: Dolor de cabeza producido por la lectura de libros.

    BIBLIÓDROMO: Lugar donde se efectúan carreras en las que los corredores van cargados con libros.

    BIBLIOGINIA: Novelas para feministas.

    BIBLIOPLEGIA: Golpe asestado con un libro.

    BIBLIORRAGIA: Característica del mundo actual, donde brotan libros por todas partes.

    BIBLITIS: Acción de hincharse un libro, por ejemplo, a causa de la humedad.

    BIBLIOMA: Libro pernicioso, considerado como un cáncer cultural.

    BIBLIOPITECO: Un mono salido de un libro; por ejemplo, la mona Chita, que aparece en las novelas de Tarzán.

    BIBLIOTERMOOVOFAGIA: Actividad consistente en comerse los libros acompañados de huevos fritos.

  • Odd Librarian

    Jueves, 22 de febrero de 2007 at 09:39 |

    No es por imitar a Gallud el Grande, pero se me ocurren, quizá debido a mi dilataaaada experiencia bibliocurrante:
    BIBLIOCULTO: 1. Libro mal colocado en una biblioteca, libro perdido. 2. Libro que lee libros
    BIBLIODROMO: Lugar donde hacen carreras los libros
    BIBLIODROMEDARIO: Personal encargado del bibliódromo
    BIBLIOCATE: Colección de libros que te hacen suspender exámenes
    BIBLIOPECIA: Calvas en las estanterías de la biblioteca
    BIBLIORBUDO: Libro al que se han desbarbado las páginas
    BIBLIOTUDA: (Arg.) Biblioteca estupenda
    BIBLIOTECOTA: (Mex.) Biblioteca muy grandota
    BIBLIOTELLA: Colección de mensajes en una botella
    BIBLIOTELLÓN: Quedamos en el parking para leer libros hasta jartarnos

    ¡Hala, a disfrutar!

  • Marcos Ros

    Jueves, 22 de febrero de 2007 at 10:27 |

    A los que deberíamos añadir, en un tono más serio, los siguientes:

    – Bibliófago. Comedor de libros (Literal o figurado).
    – Biblioclepto. Ladrón de libros.

  • Marcos Ros

    Viernes, 23 de febrero de 2007 at 16:59 |

    Sin olvidar la Bibliomancia que sería el arte adivinatorio utilizando el texto de un libro. En general, se utiliza la Biblia, se abre por cualquier página y de allí se sacan conclusiones.

  • Skeptic Librarian

    Martes, 27 de febrero de 2007 at 09:58 |

    Yo conozco uno muy molón: BIBLIOTUBBIES:

    (Cantando): Wiki-wifi, Alfin, Rebiun, Crai.

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x