Saltar al contenido →

Los becarios también se cansan de ser precarios

Hace ya tres años que escribimos un texto denunciando la situación de precariedad de los becarios cuando llegaban estas fechas cercanas al final de año. A muchos, se les acaba el contrato y deben de cambiar de puesto y de institución para dejar el paso a otros metidos en un círculo sinfin de beca tras beca. Los problemas de los becarios son muchos, además de la eternización de su estatus, podemos encontrarnos con bajos sueldos, jornadas similares a los que disponen de un contrato, la no cotización a la Seguridad Social, no tener derecho a paro, ni pueden estar trabajando en otro lugar (Entiéndase otra beca o un trabajo con contrato) porque se les solicita la exclusividad y, eso, aunque el sueldo sea de 600 €.

Todos hemos sido becarios o conocemos a alguien que lo es. En ocasiones, no cobran hasta finalización de la beca, en otras renunciar a la beca supone la devolución de lo que se ha entregado al trabajador. Condiciones que, aunque nunca se dan juntas, se convierten en draconianas y sólo constituyen parabienes para la organización ofertante. Los becarios son un pequeño grupúsculo dentro de las organizaciones, no pueden coordinarse y no se atreven a denunciar la situación por si la beca se convierte en un puesto de trabajo. Así que consideran que lo mejor que pueden hacer es aceptar lo que les venga en espera de tiempos mejores.

Sin embargo, la situación puede complicarse cuando te sitúas entorno a los 30 y sigues como becario. Obviamente, la vida comienza a conducirte hacia otros derroteros, tienes que pagar casa y alquiler, dispones de otros gastos y que las instituciones no te hayan abonado lo que te adeudan durante varios meses no es de recibo. Esto es precisamente lo que sucedió la semana pasada en la Biblioteca Valenciana donde varias becarias denunciaron que se les debía 5 meses de beca.

Afortunadamente, parece que el problema ya se encuentra solucionado y se ha asegurado que no volverá a repetirse. Desgraciadamente, el problema existe desde hace demasiado tiempo y desde demasiados frentes.

Publicado en Profesión

12 comentarios

  1. Este caso me recuerda a otra historia similar, en la que los becarios tampoco cobraron hasta que no hicieron pública su situación de impagados.
    En aquel caso como en éste, era algo que “ya se estaba solucionando”… casualmente.

    La indefensión del becario precario, que aspira a conseguir un contrato, o al menos a no entrar en una “lista negra” que lo prive de futuras becas, lo lleva a situaciones realmente vergonzosas, más aún cuando es la propia Administración Pública la propiciadora de todo esto.

  2. Amy Amy

    “se les solicita la exclusividad y, eso, aunque el sueldo sea de 600 €”

    Ya me contentaría yo con 600… yo ahora mismo estoy cobrando 180 euros al mes y es la beca en la que más he cobrado hasta ahora.

  3. Lo cierto es que no quería deprimir a nadie soltando realidades como puños. Amy lo ha hecho por mí…

    🙁

  4. Fanhunter Fanhunter

    hace un par de años a los becarios de bibs. universitarias de badajoz nos tuvieron también varios meses sin pagarnos con la excusa de que tenían un sistema nuevo y tal. hasta que no nos reunimos todos (cubrimos todos los años mas de 40 plazas a tiempo parcial) y amenazamos con informar al periódico de signo contrario de la situación, no empezó a funcionar el nuevo sistema de pagos. En la unex, los becarios les solucionamos muchísimos problemas ya que les cubrimos las necesidades de personal que tienen para los horarios tan amplios y, aun asi, nos tratan como si no tuvieramos importancia.

  5. Mariana Mariana

    No hay excusa posible. A quien trabaja hay que pagarle. En los centros se les exige a los becarios exactamente igual que al resto de trabajadores, pero luego en lo tocante al dinero no somos iguales: ni seguridad social, ni vacaciones, el sueldo cada 4 meses …
    La excusa de este año ha sido la división de la Conselleria de Cultura, pero seguro que los funcionarios han cobrado, verdad?
    Qué vergüenza que sea la administración la que haga estas cosas!

  6. Amy Amy

    No te preocupes, yo creo que no nos deprimes con esas cosas, Marcos, lo tenemos asumido… tristemente. 🙁

  7. Somos más en la misma situación… llevamos dos meses trabajando gratuitamente para el Consello Superior Bibliográfico Galego, dependiente de la Xunta, y a estas alturas de marzo AÚN NO COBRAMOS.

    Ahora bien, desde principios de febrero nos vienen diciendo: “la semana que viene cobráis, trankis…”

  8. bea diaz bea diaz

    hola. soy reportera del programa callejeros de cuatro tv y estoy buscando a becarios en situación de precariedad para ver cómo se puede malvivir con un sueldo inferior a los 500 euros mensuales. queremos reflejar en el programa el alto porcentaje de personas que en este país vive con prácticamente un euro al día, desde los becarios a los sincontrato, jubilados, pensionistas, viudas y hasta huérfanos. si te interesa participar o conoces a quien quiera hacerlo te agradecería que te pusieras en contacto en el 679 76 35 91. se trta únicamente de reflejar con calculadora cómo se las apaña uno. gracias por tu atención

  9. Yo he sido becario en la biblioteca de la Universidad de Sevilla y quizá vuelva a serlo de aquí a unos meses.

    El sueldo no es de los peores (más de 800 euros/mes) y, según las jefas, esas becas son muy buenas para “fomentar la amistad y la sociabilidad”, dando a entender que es mejor desayunar con otros becarios en una cafetería universitaria y quedar con ellos para ir de copas el fin de semana que estar en tu casa viendo la tele.

    Pero los inconvenientes de esas becas son los típicos: no tienes contrato ni te dan de alta en la Seguridad Social y tampoco el tiempo trabajado como becario te cuenta como mérito en oposiciones: puedes estar años encadenando becas y tener la vida laboral en blanco o no tener ni un punto a la hora de opositar (como si nunca hubieses trabajado).

    Por desgracia, ahora con la crisis, parece que los becarios son unos privilegiados, que viven como Dios y que tienen que estar agradecidos por tener un puesto de trabajo y un sueldo.

    Y si alguien pregunta cómo pueden vivir los becarios con lo poco que cobran la respuesta es muy clara: la mayoría viven con sus padres, que les garantizan las necesidades básicas (vivienda y alimentación), mientras el sueldo de la beca les sirve para pagar sus salidas de los fines de semana, alguna escapada de vez en cuando y si les surge algún imprevisto que cueste más dinero siempre pueden recurrir a su familia.

  10. anonima anonima

    Para la reportera de Cuatro: y tu eres periodista? porqué no buscas entre los becarios de tu propia profesión , que es la que más becarios tiene en este momento y muchas veces no se les paga o se les paga un sueldo de máximo 200 euros, esto es situacion precaria, luego, sin contar que a la gran mayoria no se la contrata, eso y si tu padre es amigo del jefe o algo por el estilo.

Los comentarios están cerrados.

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x