El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

Un año más, la Universidad Politécnica de Valencia organiza el Workshop Calsi, centrándose en esta ocasión en la temática: “Información Digital: Nuevas perspectivas en la sociedad del conocimiento”. Bajo ese título se recoge un abanico de aspectos que van, desde la e-administración, hasta la Web 2.0, como ya nos comentó Catuxa (y a la que esperamos ver); pasando por la publicación científica bajo criterios tradicionales, como son las revistas científicas, y el acceso abierto a la ciencia.

Las TIC como herramientas de acceso a la memoria colectiva

Arturo Colorado Castellary, ha abierto el Workshop con su muy interesante conferencia inaugural “Patrimonio y gestión del conocimiento en la era digital”, en la que, de forma muy lúcida, ha plasmado una visión integradora entre las tan temidas por los humanistas Tecnologías de la Información y la Comunicación y el tradicional campo del Patrimonio Cultural. En un nuevo concepto que denomina Humanismo Digital, las TIC se convierten en una herramienta fundamental para la conservación y transmisión de la memoria colectiva, intentando salvar la fractura entre la visión apocalíptica tecnológica y la evangélica digital.

La incursión de las TIC, ha revolucionado un sinfín de aspectos en relación con el patrimonio cultural: partiendo de la misma creación artística, ha abierto nuevos campos y lenguajes de creatividad; ha incrementado de forma inimaginable la capacidad de almacenamiento de dicho patrimonio, en un proceso imparable de digitalización a escala mundial; y, creando la red de información más amplia que jamás haya existido, ha potenciado las posibilidades de difusión de dicho patrimonio.

En su exposición, Arturo Colorado ha defendido la importancia del hipertexto y del lenguaje hipermedia, por el papel que desempeña al integrar tres niveles de información: el nivel de presentación, que equivaldría a los datos archivados; el nivel de información, que amplía y clarifica los objetos almacenados y presentados en el primer nivel; y, el nivel de comunicación interactiva que, además de presentar e informar sobre el objeto, permite situarlo en su contexto gracias a la navegabilidad que el hipertexto ofrece.

En definitiva, el Humanista Digital ha de ser capaz de integrar esas nuevas tecnologías con su concepción de patrimonio cultural, su gestión y su representación: las TIC son sólo el medio, lo importante son los contenidos.

La inaugurabilidad en la e-administración española

No tan integradora me ha parecido la mesa redonda que se ha desarrollado después: “La e-administración. Gestores documentales para la e-administración”. No porque sus ponentes no trataran (y repitieran) los mismos conceptos, sino porque, como muy bien ha indicado uno de los ponentes, Vicente Calzado (director de la división de Tecnología documental/ECM de Informática El Corte Inglés), en España se ha primado la inaugurabilidad de la e-administración en lugar de la implantación de un procedimiento administrativo telemático y digital eficaz.

La informática hace mucho que entró a formar parte de los procesos de trabajo normal en la administración; pero el paso tecnológico que supone la e-administración -comenzando por el establecimiento de una relación entre la administración y los ciudadanos, la tramitación de esa relación, su gestión y el almacenamiento de la documentación generada por dicho proceso-, sigue siendo un gran salto con muchos escollos que sortear.

La inaugurabilidad a la que se hace mención, recalca el desarrollo simbólico en el que muchos casos incurre la administración en su proceso de adaptación, al mundo digital, y a Internet, como herramienta de comunicación e interacción con el ciudadano. Se inaugura un canal telemático de comunicación entre la administración y el ciudadano para la gestión de determinados procedimientos, pero una vez superada la fase de comunicación, el “procedimiento digital” queda completamente interrumpido en el posterior proceso de gestión de la documentación generada.

Como muestra explicativa, el siguiente ejemplo: el usuario accede a Internet para realizar una gestión administrativa donde cumplimenta un formulario on line que, en vez de poder remitir directamete a la administración pertinente, debe imprimir y enviar por otros medios más tradicionales (léase: entrega en mano o por correo en la oficina de registro, o escaneado para posterior envío por fax o e-mail). ¡Anda! ¡Como la inscripción al VI Workshop Calsi!

Cierto es, que la situación actual de la administración española está atravesando una etapa híbrida en la que el documento en papel y el electrónico coexisten, lo cual dificulta el establecimiento de un criterio de gestión y almacenamiento único; pero es la ausencia de una visión integradora y acorde al momento tecnológico en el que vivimos, el mayor impedimento para el establecimiento de una e-administración eficiente y eficaz.

Calsi: El club de los monólogos arrow-right
Siguiente entrada

arrow-left Los Digerati (Digital Literati)
Entrada anterior

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x