El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

Los rankings de los blogs suele convertirse en un área pantanosa para aquel que intenta adentrarse en ella. En primer lugar, porque son muchos los rankings que han nacido y que debido a problemas de escala y mantenimiento han venido a abandonarse. En segundo lugar, porque aquel que osa tratar de publicar uno, suele recibir críticas más o menos fundadas ante la suposición de que el algoritmo diseñado para establecer el ranking puede promocionar a unos sobre otros y los bloguers, así como derivar a críticas sobre cómo se establece y qué parámetros utiliza, etc. Desgraciadamente, la Larga Cola sigue creciendo y ante esto ningún bloguer puede hacer gran cosa, salvo tratar de seguir trabajando en su weblog y esperar que sea la audiencia la que le reporte las alegrías, ya que si se dedica a algún ámbito temática minoritario, como bien podría ser esta misma bitácora, lo tiene realmente difícil para situarse entre los, digamos, 100 primeros puestos de cualquier ranking.

Sobre estas listas, que de eso trata este texto, diré que en más de una ocasión he realizado incursiones dentro de este tema, de este modo ya he escrito un poco aportando mi punto de vista sobre la necesidad de estos e incluso llegamos a confeccionar un ranking sobre la Biblioblogosfera sin mayores pretensiones que realizar una fotografía del estado en aquel momento de las redes de blogs sobre Biblioteconomía. Sobre este "biblioranking", reseñar que, como no podría ser de otra forma, recibimos nuestras críticas, razonadas en la mayoría de los casos, así que curados de espanto, nos aprestamos ahora a atacar una breve historia de los rankings específicos dentro de la blogosfera (Julio Alonso llegó a tildarlos como el pasatiempo favorito de los bloguers).

Desde que estamos presentes en la blogosfera, han sido muchos los rankings de blogs que hemos visto nacer y desaparecer. El último en despedirse, y una verdadera lástima porque aportaba datos muy interesantes, es top.blog.es que debido a desavenencias entre el equipo de desarrolladores franco-italiano y la empresa Weblogs S.L., que lo mantenía y hospedaba, hemos tenido que dejar de disfrutarlo. En cualquier caso, la historia del abandono de este tipo de listas ya la hemos vivido en diversas ocasiones, como sucedió con el Blogómetro que fue un primerizo intento español de realizar un tracking constante de la blogosfera hispana. El alta se realizaba manualmente (como en el caso de top.blog.es) y su araña venía a visitar cada noche los distintos blogs que tenía en su base de datos. Finalmente, el proyecto se hizo inviable debido al aumento exponencial de la blogosfera, aunque surgieron otras herramientas que tomaron rápidamente el testigo de referencia dentro de la blogosfera, y lo siguen intentando, como Technorati y su ranking de blogs más influyentes, aunque en este caso la mezcla de blogs anglosajones junto con el resto de lengunas es inevitable.

Tratando de realizar una desambiguación, Juan Julián Merelo realizó durante dos años consecutivos la confección de una lista de los 100 blogs más importantes en español (2004 y 2005) siguiendo el ranking dispuesto por Technorati. Como no podría ser de otro modo, esto le ocasionó ciertas polémicas aunque no fuese el responsable directo de los resultados del buscador simplemente un compilador. Finalmente, Technorati decidió cambiar su sistema para clasificar los blogs asignando Autoridad (Authority), mejorando el sistema de clasificación otorgando pesos al número de enlaces recibidos dependiendo de quién proviniese.

En España, los proyectos para el establecimiento de listas de blogs influyentes prosiguieron con la iniciativa del portal Bitacoras.com y su Top500 en septiembre de 2004 (Ya desaparecido y que tenía en cuenta los enlaces que se realizaban las bitácoras dadas de alta dentro del directorio de este mismo sitio web entre sí) que se completó al año con la aparición del Blogorank Hispano que utiliza un sistema que obedece a distintas variables y pesos a definir por el usuario (Google, Yahoo, Bloglines, Alexa…)

Actualmente, disponemos de una mayor amplitud de herramientas como, por ejemplo, BlogPulse mantenida por Nielsen Buzzmetrics, dependiente de Nielsen Ratings, o en ámbito español Wikio Top Blogs [Wikio es una página para la promoción de noticias estilo Digg] o el ranking de la empresa especializada en redes sociales Alianzo. Finalmente, reseñar la última lista recién llegada, mantenida por la empresa Bloguzz especializada en la promoción de productos y servicios a través de la blogosfera.

La Blogosfera ante la crisis económica (1) - La publicidad contextual arrow-right
Next post

arrow-left La Biblioblogosfera en “La gran guía de los blogs 2008”
Previous post

  • JJ

    Martes, 11 de marzo de 2008 at 07:55 |

    Creo que has sido el único que te has dado cuenta que llevo dos años sin hacer el ránking (por cierto, que creo recordar que lo hice tres años seguidos, también en el 2006). En realidad, yo creo que ni importan en particular ni le importan a la gente.

  • Marcos Ros Martín

    Martes, 11 de marzo de 2008 at 08:46 |

    Es cierto, fueron tres años, aquí el del 2006:

    http://atalaya.blogalia.com/historias/36869

    Personalmente, creo que el establecimientos de los rankings ha variado en su uso. Al principio, se trataba de listados que se realizaban de una forma más ociosa, es decir, para ver quién era el primero con las distintas discusiones que esto derivaba. Sin embargo, ahora con la aparición de Bloguzz, por ejemplo, se están enfocando hacia detectar cuales son los más influyentes para la realización de campañas de marketing y la monetización de estos. Es decir, los blogs se han convertido en targets de las compañías para la realización del Buzz Marketing (Boca a boca).

  • Ictineo

    Martes, 11 de marzo de 2008 at 11:59 |

    Marcos Ros: ¿No seria mas fidedigno un ranking pero basandose en una evaluacion por ejemplo entre pares, que uno a base de algoritmos y software?

    Si tiene interes ese tipo de estudio, ya es otra cuestion. Pero ¿para que dejar en manos de una maquina lo que una persona puede valorar con muchos mas matices?

  • Marcos Ros Martín

    Martes, 11 de marzo de 2008 at 13:03 |

    Bufff, lo que me comentas es bastante complicado. ¿Has considerado que la evaluación tal y como la planteas es imposible de realizar (Además de mantener)?

    El problema de los blogs es que es francamente imposible saber cómo se actualizan, cuándo dejan de ser relevantes, cuándo desaparecen, a quién enlazan, etc.

    Es ante todo un problema de escala, además de interés. En Internet, los mejores contenidos no tienen porqué ser los más populares, a veces algo que puede parecer irrelevante recibe un gran impacto, mientras que una reflexión razonada y completa apenas levantar interés.

    Cuando nosotros hicimos nuestro estudio lo hicimos manualmente. Si controlamos 100 blogs y casi nos volvemos locos, imagina un número cercano a los 400.

    Te pongo dos ejemplos, “La Gran Guía de los Blogs” recoge tal y como contamos un blog que se ha despedido, es de selección manual, pero ¿por qué se incluyen unos blogs y otros no? ¿Quién establece qué blogs se tienen que recoger necesariamente y su calidad?

    Los algoritmos ayudan, puesto que Internet es un sistema de votación global basándose en los enlaces (vale, esto lo discurrieron Page y Brin) y dependiendo de los pesos que asignen los valores son unos u otros.

    ¿Cuál es el mejor sistema? Pues ni idea, no era mi intención el evaluarlos en este texto, sino, más bien, comentarlos y señalarlos.

    Gracias por tu comentarios.

    PD. Por cierto, en el Profesional de la Información se publicó un artículo con criterios para la evaluación de blogs.

  • JJ

    Martes, 11 de marzo de 2008 at 13:41 |

    En ránkings no es importante la fiabilidad, sino la utilidad. ¿Qué más le da a uno que tal o cual blog tenga 1000 enlaces, si no le interesa?

  • Marcos Ros Martín

    Martes, 11 de marzo de 2008 at 14:30 |

    Por supuesto, y los hay de todos los colores como éste de blogs financieros…

    http://www.financialred.com/ranking/

  • Ictineo

    Martes, 11 de marzo de 2008 at 15:21 |

    JJ: Hombre, todo depende, si lo que quieres es poner un anuncio o que mucha gente te oiga deberias elegir el que tiene 1000 enlaces. Si lo que se trata es de “utilidad” te ayude un ranking critico hecho por un profesional.

    Pasa como con los libros mas vendidos o los programs de television mas vistos… Claro que a veces la popularidad y la calidad van de la mano como en el Quijote.

  • JJ

    Miércoles, 12 de marzo de 2008 at 16:59 |

    @Ictineo: los enlaces están correlacionados con el número de visitas, si (pero no está muy claro como. Un enlae de Menéame son miles de visitas, pero uno de servidor son 33). Pero también con el Pagerank, y este está más directamente relacionado con la cantidad de gente que va a pinchar en un anuncio.

  • downloading + media » [WWW] Medir el éxito de un blog

    Jueves, 10 de julio de 2008 at 19:28 |

    […] al cliente que pide métricas para valorar una review en un blog (además de la posición en rankings, […]

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x