El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

La teoría de la ansiedad en la biblioteca

La experiencia de la ansiedad en la biblioteca ha sido un área activa de investigación desde la década de los años 80. La teoría de la ansiedad en la biblioteca describe cómo los estudiantes se sienten de manera incómoda durante el uso de una biblioteca académica y cómo este malestar perjudica a su capacidad en el desempeño de tareas de búsqueda de información. Los estudiantes que sufren ansiedad en la biblioteca tienden a pensar que carecen de habilidades que otros tienen, pero, en lugar de buscar ayuda, tratan de ocultar su falta de habilidad a sus profesores y a sus compañeros.

Bostick identificó cinco obstáculos en la utilización de una biblioteca para aclarar la naturaleza de este tipo de ansiedad. Estas barreras incluyen el temor al personal de la biblioteca, un sentido afectivo de incompetencia, una sensación incómoda en la biblioteca, la falta de conocimientos sobre la unidad de información, y el malestar utilizando los equipos disponibles dentro de ella (Fotocopiadoras, ordenadores, etc.)

Los estudios de la ansiedad en la biblioteca han profundizado en las variables que pueden estar asociados con nivel de destreza de los usuarios, como el número de tipos de bibliotecas a las que un estudiante ha acudido o la frecuencia con que utiliza la biblioteca. Sin embargo, en ninguno de estos estudios se ha medido directamente la habilidad de alfabetización informacional, por lo que no es posible realizar observaciones sobre la relación entre los niveles de cualificación y experiencia de incertidumbre durante la búsqueda de información o el nivel de respuesta ante la ansiedad en la biblioteca. ¿Son las personas que experimentan la ansiedad en la biblioteca las que disponen de un alto nivel de alfabetización informacional?

GROSS, Melissa Gross; LATHAM, Don. Attaining information literacy: An investigation of the relationship between skill level, self-estimates of skill, and library anxiety. En: Library & Information Science Research, 29 (2007). P. 337

Para evitar la infoxicación... ¡Impuestos! arrow-right
Next post

arrow-left ¿La Web 2.0 se torna clasista?
Previous post

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x