El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

[…] Para comprender de inmediato lo que la Red significa basta con explicar que, hoy en día, toda la información disponible en el mundo está en ella, al alcance, en principio, de cualquier ciudadano conectado al sistema y que tenga las habilidades y capacidades necesarias para servirse de él. El viejo sueño de la biblioteca universal parece así cumplido: todo el saber coleccionado, archivado, ordenado, a disposición de los usuarios. Pero, además, se trata de un saber dinámico, interactivo, dialéctico, en continua expansión gracias a la intervención de esos mismos usuarios. Un hecho así convierte en anticuado el adagio de que quien tiene la información tiene el poder, porque la información se ha convertido casi en un bien mostrenco, o en un bien público, al servicio y disposición del común de los mortales. Esta reflexión mía, hecha al hilo de una conversación con Felipe González que dio lugar a un libro de éxito, justifica otra más seria del ex presidente del gobierno español: “No somos capaces de comprender -dice- que ya la información en sí no es poder, sino la administración y la coordinación razonable de la información, para obtener resultados operativos. El liderazgo no se demuestra por disponer de información sino por la capacidad para producirla y utilizarla”. […]

CEBRIÁN, Juan Luis. Gacetilleros, gansos y embaucadores. En Diario El País, domingo 31 de mayo de 2009.

¿Es la web social el inicio del declive de Google? arrow-right
Next post

arrow-left El servicio de documentación de un medio impreso regional: evolución en el diario Levante-EMV
Previous post

  • Lía González

    Martes, 2 de junio de 2009 at 22:52 |

    Estoy de acuerdo, la información no es poder pero tiene poder y si no ¿por qué todos, fundamentalmente los políticos, se pelean por tenerla, utilizarla, manipularla y sobre todo controlarla?

  • Marcos Ros-Martín

    Miércoles, 3 de junio de 2009 at 08:27 |

    Bufff, la información dispone de tantas matizaciones y ciertas características únicas que nos perderíamos en la discusión. Pero te dejo un texto que recogimos que puede servirnos de guía:

    http://www.documentalistaenredado.net/781/las-caracteristicas-de-la-informacion-como-un-bien-economico/

  • Lino

    Domingo, 5 de julio de 2009 at 12:59 |

    Creo que el problema es la incorrecta definición de la información en España. Al periodismo se le llama «Ciencias de la Información», cuando de lo que se trata en la mayoría de los casos es, de propaganda, de maquillaje léxico, de desvío de atención, y por que no vamos a decirlo, de simple y llana manipulación mediática.

    Dejando la aparente dureza de esta palabras, la cuestión es que el presentar una serie de hechos no implican autentica información, para que esta se cumpla, debe comprobarse de alguna forma que esta ha llegado al receptor, y se corresponde con su significado real, no con una interpretación distinta, sea favorable a quien sea, pero falsa.

    Tampoco es la mera transmisión de datos, ni los protocolos para que los bits lleguen a su destino uno detrás de otro, o se almacenen en unidades físicas de ídem, para ser procesados. Es decir, la «informática» no se la técnica de la información, es la Ciencia de la Computación.

    La que verdaderamente estudia la información es la Documentación, la que estudia la información como tal independientemente en donde se almacene y la que se esfuerza en preservarla pura y tal y como el autor la ideo, y que llegue de esta forma al usuario final, la ciencia que puede sacar algo útil de toda esta maraña de datos la mayoría irrelevantes o engañosos que se encuentra en la red.

    Así que el poder está en la información, pero entendida esta como lo que realmente es.

    Saludos cordiales

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x