El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

En el declinar de los días, ¿ahora qué?

Fue Alfonso Rodero, con quien publiqué un artículo a principios de año, el que me alertó de que los correos electrónicos de suscripción de “El Documentalista Enredado” no le llegaban, que tenía que visitar de vez en cuando el blog para cerciorarse de que efectivamente no se había publicado nada nuevo en él. Ante esto, sólo me pude encoger de hombros y asegurarle que no se preocupase, que no se debía a un error técnico, es que simplemente el ritmo de actualización de esta bitácora, simplemente se había ralentizado.

También recuerdo cómo Álvaro Cabezas me felicitaba a principios de noviembre porque de los bibliobloguers más veteranos, había conseguido mantenerme en la brecha, actualizando con cierta frecuencia y con unas extensiones más o menos razonables de textos. Ahora mismo, me ando prenguntando qué considerará en estos momentos.

Huelga decir que ya me he enfrentado a situaciones parecidas, cuando las palabras no surgen con la misma fluidez de antaño, pero la consideración de que es algo estacional sería un grave error por mi parte. Porque no lo es. Desde el verano, he reducido el ritmo de publicación de textos, soy perfectamente consciente de ello. No se trata de dejadez, ni mucho menos, se trata de saturación, de saber que no se puede llegar a todo. Y es que nuevos factores se van incluyendo en nuestras vidas y aquellos que no dependemos exclusivamente de nuestros espacios digitales para realizar nuestras tareas profesionales, lo sentimos mucho, pero ya no nos encontramos con la disposición de robar tiempo a nuestros trabajos para tratar de mantener adecentados nuestros weblogs.

Y no es que no haya manera de encontrar la inspiración que nos llenó tardes enteras. Temas durante estos tres últimos meses han surgido infinitos, siempre desde un punto de vista personal y tratando de dar una nueva vuelta de tuerca. Sin embargo, publicar textos pertenece a una rueda que es difícil a la que mantenerse agarrado, una vez empiezas a soltarte, tus manos parecen estar más repletas de grasa, por lo que parece que las ideas se te escurren, mientras que consideras que tal vez hayas perdido aquello que te hizo diferenciarte del resto. Y piensas, ¿será tiempo de retirarse?

Mientras tanto, nuevas plataformas, nuevos inventos del Social Media te requieren. Como buen internauta, te lanzas a probar las nuevas plataformas, aunque se trate de realizar experimentos con agua y demostrarte que realmente te resultan útiles y necesarios para la identidad digital que te fuiste labrando, aunque obviamente no dispongas todo el tiempo que te gustase para poder llegar al máximo de su potencial.

En fin, que puede que el próximo año me permita seguir actualizando este espacio personal de una forma más o menos regular, aunque según veo cómo se están desarrollando los acontecimientos, los textos se mantendrán al ritmo que actualmente lo hacen. Sin embargo, confío que lo que tenga que decir pueda resultar de interés y aporte algo de luz sobre los acontecimientos futuros.

Lecturas compartidas con Fantin-Latour arrow-right
Next post

arrow-left Los tres pilares de las acciones de marketing en Internet
Previous post

  • Honorio

    Miércoles, 23 de diciembre de 2009 at 20:44 |

    No de alteres, que son demasiados factores los que hacen bajar el ritmo, además de los que mencionas: otros medios sociales, proyectos, artículos, pero también la madurez misma. Los blogueros veteranos de verdad ya tenéis un lugar en la red, un público y una identidad. Para mantener la calidad del blog puede que sea bueno dejar pasar un poco de margen entre idea e idea. Y es que esto lleva mucho más trabajo que pinchar en el “mola” de Facebook o en el “retweet” de twitter: aquí hay que mojarse, tener ideas y saber contarlas.

    Y la verdad es que tú lo haces, de modo que ánimo y a seguir tal cual, que va bien.

    Salu2

  • Rafa

    Jueves, 24 de diciembre de 2009 at 09:55 |

    Que no te pueda la ansiedad. Mientras haya temas sobre los que escribir, todo irá bien. Ya aparecerá el tiempo, y el pintor, y el de los muebles. Todos aparecen, todos con facturas por cierto.

  • Marcos Ros-Martín

    Jueves, 24 de diciembre de 2009 at 16:01 |

    Creo que esto también tiene un poco de autopsicoanalizarse, seguramente iré encontrando tiempo según me vaya asentando. Mientras tanto muchas gracias por el apoyo!

  • Lara.rey

    Lunes, 28 de diciembre de 2009 at 16:24 |

    Marcos…aunque haya un lapso entre post y post seremos muchos (y no te agbies) los que pacientemente esperamos a que lo publiques. Que seria de la blogosfera biliodocumentaloide sin nuestro documentalista enredado favorito…Sin prisa, sin presión, a tu ritmo!!!! ANIMO y gracias ;·)

  • Marcos Ros-Martín

    Martes, 29 de diciembre de 2009 at 10:14 |

    Gracias Lara!!!

  • Tantalo

    Lunes, 22 de febrero de 2010 at 13:56 |

    gracias por tu trabajo

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x