Saltar al contenido →

Etiqueta: Curiosidades

El libro más pequeño… y el más grande

Este fin de semana documenté una fotografía de un libro que se consideraba como el más pequeño del mundo y que como podréis imaginar apenas se podía entreabrir con las uñas. Aquel libro se trataba de una Biblia y mientras archivaba la fotografía, creía que en sus hojas tan sólo se podrían albergar algunas letras o acaso palabras. Sin embargo, andaba muy equivocado y, contemplando detenidamente aquella imagen, comprobé que en aquel libro se podrían entrever párrafos enteros de texto de, por supuesto, imposible lectura a simple vista. En aquel momento, podría haber pensado que aquel era todo un hallazgo, casual eso sí, digno de un texto para esta bitácora, pero pequé de completo ingenuo. Por lo visto, el asunto de los libros en miniaturas sucede como en el caso de las reliquias religiosas, todas dicen ser lo que tal vez ninguna llegue a ser.

Por ejemplo, con una simple búsqueda en Internet, aparece el bibliotecario Mark Palkovic de la Universidad de Cincinnati afirmando poseer el libro más pequeño del mundo. El documento tiene unas dimensiones de 9 x 9 mm con un total de 30 páginas y con tres ilustraciones a color, obviamente, sus textos no pueden ser leídos a simple vista y además tenemos un problema de definición he ahí el principal problema de todo libro pequeño. Si nos atenemos a la definición de la UNESCO de libro, Mark no poseería uno, ya que debería tener al menos 49 páginas, por lo que se trataría más bien de un folleto. Es decir, que porque algo posea forma de libro no deberíamos aceptarlo como tal ¿o tal vez sí?

Por otro lado, si existiese el libro más pequeño del mundo, no sería probablemente único ya que los libros disponen de tiradas de X ejemplares. Así sucede con este ejemplar número 16 del Chamaleon de Chekhov que tuvo una tirada de 100 ejemplares, 50 en inglés y 50 en ruso, por lo que la búsqueda del libro más pequeño se quedaría en la búsqueda de los libros más pequeños del mundo.

24 comentarios

La falsificación del Códice «Menologio de Basilio II»

Es una maravilla encuadernada. Uno de los más grandes tesoros que encierra el Vaticano. Se le conoce como códice Vaticano Griego 1613, y la sola mención de su nombre hace vibrar el alma de cualquier estudioso de documentos antiguos. Es una obra tan misteriosa como la que inspiró a Umberto Eco El nombre de la rosa, su intrigante historia de monjes, bibliotecarios y libros. El Menologio de Basilio II, un libro de vidas de santos para la oración y el culto, alberga también algunos misterios, pero ante todo es una joya exquisita que los mejores miniaturistas escribieron y dibujaron hace 11 siglos. Ahora, este libro milenario sellarála concordia entre la Iglesia ortodoxa griega y la de Roma, cuando el próximo día 16 el papa Benedicto XVI, cumpliendo el deseo de su antecesor Juan Pablo II, haga entrega al arzobispo de Grecia de una copia del facsímil celosamente guardado en los archivos de la Biblioteca Vaticana.
Un comentario

El libro más raro del mundo

Según el punto de vista de la Bibliofilia, el libro más raro jamás escrito sería, sin lugar a dudas, las Tablas de la Ley que Yahvé entregó a Moisés en el Monte del Sinaí.

  • La importancia del autor, que no admite competencia.
  • La trascendencia del texto, una ley moral para la mayoría de la Humanidad
  • La antigüedad
  • La materia escritoria (Piedra)
  • Su carácter de ejemplar único
  • El hecho de haber sido destruido, aunque posteriormente Yahvé ordenó a Moisés que labrara otras dos tablas y reescribiera el decálogo.

Extraído: MENDOZA DIAZ-MAROTO, Francisco. La pasión por los libros. Madrid: Espasa Calpe, 2002. P. 185

9 comentarios
Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x