Saltar al contenido →

Etiqueta: España

El empleo en Biblioteconomía y Documentación: Mucho y malo

Buscando trabajoRecuerdo que, hace unos años, la Universitat de València me llamó para realizarme una encuesta sobre el nivel de satisfacción que como alumno tenía tras mi finalización de los estudios de la Diplomatura en Biblioteconomía. Se trataba de una encuesta telefónica, así que armándome de paciencia, no me gusta rellenar encuestas, decidí contestar con toda la amabilidad que me fuese posible. De las preguntas que me realizaron, me acuerdo fundamentalmente de dos (La formulación es completamente inexacta aunque es su esencia): Cuál era mi grado de satisfacción respecto a lo estudiado y mi desempeño profesional, y si la Universitat me había ayudado para obtener mi primer empleo como titulado.

Teniendo en cuenta que cuando empecé mi andadura como documentalista los servicios que ofrecía la Universitat de València a través del ADEIT eran bastante escasos, mi respuesta fue que la Universitat no me había ayudado en nada a la hora de obtener mi trabajo. Y, respecto a la primera, teniendo presente que por entonces trabajaba en un periódico y los contenidos que se impartían en la Diplomatura de Biblioteconomía respecto a los medios de comunicación social eran ninguno, no me quedó otra que señalar que tampoco en nada.

La obtención de empleo es una de las máximas aspiraciones de todo universitario. De hecho, dentro de una carrera te encaminas hacia la especialización, aunque ya lo haces a la hora de escogerla, por tus preferencias pero también por la esperanza, así que la obtención de trabajo dentro de nuestro campo siempre nos ha resultado de interés y desgraciadamente un terreno abonado para la denuncia. Así, ya evidenciamos el hecho de que cuando llega la Navidad muchos becarios se ven abocados al paro ante el cese de sus contratos, mientras que los becarios también sufren retrasos en los pagos de sus nóminas por parte de las administraciones, además de que los contratados no aspiran a ganar más de mil euros pasando a engrosar las listas de los denominados mileuristas.

Pero estas percepciones se confirman cuando algún investigador se decida a realizar estudios sobre los estudiantes y los profesionales de la información. Recientemente, en el artículo, Desarrollo profesional y opinión sobre la formación recibida de los titulados universitarios en información y documentación de las universidades públicas de Madrid (2000-2005) se nos aportan elementos de valor sobre la situación del mercado laboral dentro del sector de la Biblioteconomía y Documentación a partir de una serie de encuestas (118) realizadas mediante correo electrónico a diplomados y licenciados en información y documentación de las universidades públicas de Madrid de las promociones egresadas
2000 y 2005.

El estudio es mucho más profundo que lo aquí se refleja y dispone de muchos más indicadores, sin embargo, escogemos estos porque nos parecen de interés siguiendo el criterio de publicación que hemos llevado desde un principio. En cualquier caso, los resultados de los estudiantes madrileños encuestados son descorazonadores:

  • Trabajan en el sector de la Biblioteconomía y Documentación. Es muy alto el porcentaje de personas que trabajan en este campo, el 79,5% (93) frente a un 20,3% (24) que no lo hacen.
  • Tiempo transcurrido hasta encontrar el primer empleo en biblioteconomía y documentación. Un 58,6% (68) lo encontró antes de terminar la titulación, un 12,9% (15) en menos de seis meses y un 9,5% (11) entre 6 meses y un año.
  • Nivel de responsabilidad. Los datos obtenidos señalan que un preocupante 44,4% (146) de los empleos obtenidos por los titulados que trabajan en información y documentación son de un nivel de auxiliar, inferior al que debe ocupar un titulado universitario. Como técnico encontramos un 35,6% (117), nivel que se asemejaría con una diplomatura, mientras que tan sólo hay un 13,7% (45) de nivel de técnico superior y un 6,4% (empleos) de nivel experto que se corresponderían con la licenciatura.
  • Tipo de relación contractual. La mala calidad del empleo obtenido, ya señalado por otras investigaciones6, queda patente: el 41,9% (139) eran becas y sólo un 11,7% (39) se materializó en contratos indefinidos.
  • Remuneración mensual (salario neto). Tendríamos un porcentaje del 73,1% de casos con una remuneración menor a los 900 €.
6 comentarios

El lado oscuro de la Blogosfera (II) — La creación de cibertrincheras: Los blogs políticos

En la Comunidad Valenciana es bien conocida la pasión que posee el Conseller Portavoz de la Generalitat, Esteban González Pons, por las nuevas tecnologías. Como ejemplo, bastante gráfico por cierto, diré que durante su breve paso por la Conselleria de Educación, fue el principal impulsor del sistema operativo, basado en Linux, Lliurex cuyo fin es convertirse en el software a instalar en todos los colegios e institutos públicos de esta comunidad autónoma. Además como todo buen amante de las tecnologías e Internet, González Pons también mantiene su propio blog en el medio de comunicación, Periodista Digital. Este extremo no deja de ser un tanto extraño teniendo presente que siendo él mismo la cabeza visible de un ejecutivo, prosiga con su labor política dentro de un medio de comunicación privado. Pero no demos una impresión errónea del objetivo último de este texto, ya que no pasa por la crítica de un político que dispone de un blog propio, sino que deseo ir un poco más allá.  

Durante la Convención Nacional del Partido Popular que se celebró en Madrid el fin de semana pasado, se realizó una mesa redonda en la que se abordó el papel de las bitácoras como nuevas herramientas para la difusión de ideas políticas. La mesa llevaba el título de Nuevas formas de acción política: el fenómeno blog y además del citado González Pons, que ejerció de moderador y que realiza una breve reseña del encuentro en su weblog, también estuvieron invitados entre otros Enrique Dans y Juan Freire. Las conclusiones que se han vertido en la blogosfera sobre este acto son un tanto dispares. Así hay algunos que consideran esta iniciativa como una campaña de marketing y para la transmisión de imagen de modernidad, mientras que otros van un poco más allá y tratan de trasladar este pequeño acto como una apuesta definitiva por el PP por la blogosfera. La conclusión de estos últimos pasa por considerar que la situación que se busca es similar a la que sucedió en la última campaña electoral estadounidense entre George W. Bush y John Kerry en la que la blogosfera americana tuvo un papel importante a la hora de debatir ideas y fue muy activa en la decantación de votos.

2 comentarios
Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x