El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

Elpais.es se rinde a la evidencia: Es mejor en abierto

Cuando el diario El País cerró todos sus contenidos, muchos consideramos que estaba cometiendo un error estratégico. Desde luego que por aquel entonces, durante el año 2000 a 2001, la burbuja de las puntocom había estallado salpicando a muchos sectores y empresas que habían tratado de desarrollar un negocio en la Red. Uno de los sectores más afectados por esta crisis tecnológica fue el sector de la publicidad que comenzó a contraerse, lo que abocó al cambio de modelo y adopción de nuevas estrategias en Internet.

La crisis puntocom también salpicó a los medios de comunicación que tuvieron que hacer frente a muchos problemas que abocaron a la adopción de distintas medidas drásticas. Así comenzaron los recortes mediante ajustes de plantilla, cierre de delegaciones y cambio en el modelo de negocio desarrollado en Internet. De esta forma, por ejemplo, El Mundo y El País decidieron plegar velas y cerraron los contenidos que editaban en papel, que era el negocio que llevaban desarrollando durante años, que tan sólo serían accesibles mediante suscripción. Sin embargo, la política aunque similar fue distinta en ambos casos. Elmundo.es permitiría el acceso a la información 24 horas, o también denominada última hora, y a algunas secciones específicas como El Navegante; mientras que El País cerraría todas las informaciones excepto las editoriales y las viñetas humorísticas. Cuál de los dos modelos se acabaría imponiendo sería cuestión de tiempo, pero uno de los factores determinantes consistiría en la evolución que se produjese en la Red.

Desde luego que el diario El País dispone de una imagen intachable, es el diario de referencia en la sociedad española en difusión y en número de ejemplares. Por aquel entonces se consideró que los internautas acabarían aceptando el pago de 80 € por la suscripción y el acceso a una información de calidad y de prestigio, sin embargo en el periodo de 2002 a 2004 se produjo la explosión de la blogosfera y del periodismo participativo. Los medios de comunicación se enfrentaban a una red más activa que nunca, que publicaba informaciones continuamente y que podía refutar las informaciones que los medios de comunicación a una mayor profundidad de lo que ellos podrían hacerlo jamás.

Pero la implantación de Internet en la sociedad española también está llevando al cambio de la cultura de los átomos por la de los bits. Los segmentos de población que consumen periódicos de forma más activa están evolucionando. No es extraño que los jóvenes se alejen de este tipo de medio de comunicación, la información, gracias a Internet, es ubicua y puede ser hallada en cualquier parte (Aunque también se debería revisar la situación ante la entrada en escena de los periódicos gratuitos).

La blogosfera es un terremoto en el modelo tradicional por el que se produce, se lee y se digiere la información. Si antes los medios se encargaban de este proceso, actualmente el modelo está cambiando y las bitácoras favorecen y dan alternativas. Por supuesto que las empresas informativas no han permanecido impasibles ante esta nueva situación, se han desarrollado distintas posiciones ante este nuevo ente de información como es la blogosfera. Algunos medios han desarrollado sus propios blogs, otros han acercado los lectores a sí mismos ofreciendo espacios de publicación en forma de bitácoras, mientras que otros tienen espacio para los artículos más interesantes que se producen en la blogosfera. La pregunta a esto debería ser, ¿qué tiene de interés puede tener la blogosfera para los medios de comunciación?

Ante la evidencia alrededor de los aspectos de la producción informativa y procesamiento de la información, otro aspecto interesante es que la blogosfera la componen mayoritariamente, aunque no exclusivamente, super-usuarios de Internet. Estos usuarios son personas que están desarrollando o tienen ya completamente implantada la Vida Digital. Son individuos que buscan información, saben cómo contrastarla, compran servicios y productos a través de la Red, utilizan las e-administración, los servicios bancarios on-line, etc. Los anunciantes no pueden obviar este aspecto, por ello ya han desarrollado campañas de marketing con bloggers, y por tanto los medios necesitan de esta blogosfera, y también han desarrollado políticas para los webloggers. Primero, por ellos mismos y segundo por los anunciantes. A los bloggers nos gusta poblar los artículos de enlaces, enlaces que apuntan a textos que refrendan nuestras consideraciones, que tratan de argumentar lo que afirmamos. A quién enlazamos tan sólo depende de la accesibilidad de que nuestros usuarios puedan leer el texto al cual nos referimos.

Actualmente, es más fácil que el diario El Mundo sea citado en la Red que El País, simplemente porque el primero dispone de ciertos contenidos en abierto, mientras que el segundo no lo hace. Por lo tanto, no es difícil concluir que El Mundo atraerá más tráfico que El País, simplemente por la accesibilidad a sus contenidos. Por supuesto que cuando es necesario coyunturalmente el acceso a la información, El País no ha tenido más remedio que rendirse a la evidencia. Un ejemplo trágico es el del día 11 de marzo de 2004, día de los atentados terroristas de Madrid, El País abrió su edición digital permitiendo el acceso a todos los contenidos disponibles. La necesidad informativa era tan grande, que el periódico se convirtió en un servicio público, de ahí que no tuviese otra salida que abrir sus contenidos.

Entorno a qué ha sucedido con el modelo de las suscripciones de Elpais.es. El diario El País afirma actualmente que posee 45.000 suscripciones a su edición digital. Una cifra que yo siempre cojo con alfileres puesto que un suscrito a la edición impresa también lo es a la digital, por lo que es difícil cuantificar realmente cuántos de ellos acceden y usan Elpais.es. Desde luego que un suscriptor a Elpais.es no es afortunado, ya que la carga publicitaria que soporta es extrema. Su edición digital es simplemente un escaparate de feria con pop-ups, animaciones en flash, banners e incluso publicidad contextual Adsense insertada en el texto. Sinceramente, si yo fuese un suscriptor me quejaría al departamento de atención al cliente por tal presión publicitaria, pero este problema se ha convertido en virtud.

Parece ser que finalmente el diario El País ha tenido que rendirse a la evidencia, ha descubierto que el modelo mixto (Abierto-suscripción) puede llegar a ser viable y que necesita de la blogosfera. Pero desde luego que la razón por la que finalmente se decida abrir una parte de sus contenidos sea que la publicidad ha vuelto a Internet o puede que los medios vuelven a confiar en Internet como un segmento más de negocio.

Cosmo Fishhawk: "Me he organizado" arrow-right
Siguiente entrada

arrow-left Deficiencias en la gestión archivística de la Administración Pública Valenciana
Entrada anterior

  • Marcos Ros

    Viernes, 3 de junio de 2005 at 10:38 |

    Por supuesto que tenemos la versión de este tema desde propio diario.

  • Jon

    Viernes, 3 de junio de 2005 at 11:16 |

    Muchos más datos…
    http://periodistas21.blogspot.com/2005/06/elpases-abre-sus-contenidos.html

  • El Documentalista Enredado » Elpais.es y el proceso informativo

    Miércoles, 8 de junio de 2005 at 01:33 |

    […] reforzar la idea de cómo se difundía una noticia a través del web de Elpais.es: Con la apertura de la edición digital de El País, la redacción digital nos obsequió con la […]

  • El Documentalista Enredado » En la era de la post-información

    Martes, 12 de julio de 2005 at 01:57 |

    […] El 11M los grandes periódicos pusieron en la calle una edición especial sobre los atentados de Madrid. A media mañana, las explosiones se habían producido entre las 7:45 y las 8, los lectores podían informarse de los datos que se tenían hasta ese momento. El diario El País todavía anda lamentándose por el titular en portada que había publicado afirmando que los atentados habían sido obra de ETA. La precipitación los dejaba en evidencia, mientras que sus ediciones digitales debían reforzar las composiciones en la web para tratar de mantenerse accesibles tras la avalancha de visitas que recibían. Elpais.es abrió sus contenidos aquella mañana (hasta entonces era completamente de pago) y puede que entonces la división digital, venciese a definitivamente a la impresa, los tiempos estaban cambiando. Están cambiando. […]

  • ¿Thinkepi echa el candado a sus contenidos? » El Documentalista Enredado

    Miércoles, 12 de diciembre de 2007 at 18:12 |

    […] pueden hacer lo que consideren oportuno con sus contenidos, sin embargo no hace falta decir que, como bloguer, considero esto como un retroceso precisamente para lo que se definió entonces como una de sus funciones: Intentar que los que […]

  • La Blogosfera ante la crisis económica (3) - Google siempre defenderá su buscador » El Documentalista Enredado

    Jueves, 27 de marzo de 2008 at 16:20 |

    […] la eterna cuestión del pago por contenidos, cuando todos nos felicitamos en el momento que los medios de comunicación se percataron que el cierre de contenidos no era el camino a segui… que el futuro de la prensa es libre y […]

  • Google, el medio de comunicación del siglo XXI (1) - Formas de visitar una web » El Documentalista Enredado

    Martes, 29 de abril de 2008 at 21:40 |

    […] de comunicación descubrieron tarde que la cabecera, su marca, no es vital en la Red, que sus modelos de suscripción, sus modelos cerrados fracasaban estrepitosamente dentro de ella. Teniendo presente que la distancia de la competencia más inmediata se […]

  • Cómo acabar con la prensa de una vez por todas /1 » El Documentalista Enredado

    Viernes, 9 de enero de 2009 at 19:03 |

    […] El modelo de pago, defendido por una de las mayores cabeceras del país, fue terriblemente contestado y considerado como un error desde un principio. Los defensores de este modelo poco pudieron hacer cuando la evidencia de que se estaba perdiendo audiencia e influencia dentro de la Web en detrimento de la competencia que se afianzaban y crecían, el resultado fue una vuelta a los contenidos en abierto para tratar de recuperar el terreno perdido. […]

  • ¡Que paren las rotativas! ¿Es éste el fin de la prensa? » El Documentalista Enredado

    Miércoles, 13 de mayo de 2009 at 19:27 |

    […] (Kindle o Adobe Air). Pero, de lo que no cabe duda, es que son éstas tierras muy complicadas y algunos ya lo intentaron antes, descubriendo su fracaso y desdiciéndose en el camino, sin embargo este bache económico será […]

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x