El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

Hola, mi nombre es Maria Elena y estoy infoxicada

Advertencia:
A partir de aquí vienen las elucubraciones de una infoxicada en plena crisis existencial.
Almas sensibles, abstenerse… o atenerse a las consecuencias.
En caso de duda, consulte a su farmacéutico.

Apenas 10 días después de comenzar el año, y con él mis buenos propósitos blogosféricos, tengo que reconocer tristemente que todavía no he sido capaz de llevarlos a cabo. La envergadura de la información que quería abarcar, como ya temía, me ha sobrepasado; y, aunque mi empacho informativo no es tan grave como el de otros, teniendo en cuenta que yo leo blogs por afición y no por trabajo, mi estado de infoxicación empieza a ser preocupante.

Respecto a mis propósitos como bloguer “activa”, estoy relativamente satisfecha. Además de idear, planificar y escribir unos cuantos borradores, por fin, a finales de diciembre, publiqué dos post en mi blog “alternativo”; y este año (sin contar éste que estáis leyendo), por lo menos ya llevo publicado uno en mi blog “formal”. Teniendo en cuenta mi habitual prodigalidad, de momento tendré que darme por satisfecha, en espera de empezar a cogerle el tranquillo a esto de escribir y desarrollar esos borradores, en vez de dejarlos en el tintero como siempre.

Pero, en lo relativo a mis tareas como lectora de blogs, reconozco que he fracasado estrepitosamente. Mi plan era primero leer tooodos los post atrasados (algunos desde hacía más de un mes) de los blogs que ya leía habitualmente: los bibliodocumentales, los afines, los lúdicos…; y después añadir mi selección particular de biblioblogs extranjeros, para tener (y poder ofrecer) una visión más amplia de lo que ocurre en el campo de la Biblioteconomía y la Documentación.

Ante el reto de revisar esa ingente cantidad de información, decidí comenzar por la parte más lúdica: la música y la ciencia-ficción. Mi primera sorpresa y decepción fue comprobar que Pepsounds, mi blog de música favorito, también había tenido su propio propósito blogosférico para el año nuevo: cerrar sus puertas (por lo que parece un claro síndrome de bloguer quemado). Ya que me veía en la imposibilidad de cumplir mi meta musical, centré mis energías en mi meta fantástico-literaria y leí Reflexiones de un aburreovejas hasta ponerme al día y tomar nota de futuras lecturas (¡que la fuerza me acompañe!).

El siguiente paso fue explorar los dos blogs afines que había seleccionado. Por suerte para mí, This is not a blog se había tomado unas pequeñas vacaciones, por lo que no tenía trabajo pendiente. Pero, ¿es que Enrique Dans nunca descansa? Aún no he conseguido ponerme al día de sus post atrasados y este año ya lleva publicados 26 (si mi cuenta no me falla). ¡A ese velocidad no hay quien pueda seguirle el ritmo!

Al menos tengo que alegrarme porque mi propósito de leer los biblioblogs a los que ya era asidua, se ha ido cumpliendo; si exceptuamos del viernes a esta parte, en que mis ya habituales contracturas cervicales me han obligado a descansar unos días sin ordenador. Hoy, dando un rápido vistazo a lo que me había perdido, he podido comprobar que no soy la única que sufre el mal de la infoxicación, gracias a Javier Leiva (con su estupenda propuesta de peazodocumentalistas), Catuxa y Barbol. (Y como siga así esto se va a parecer al mejor chiste de rubias de la historia).

Por último, he de confesar que el propósito de leer biblioblogs extranjeros aún sigue pendiente, vamos, que ni siquiera he empezado. Al enfrentarme a la elección entre los dos bliblioblogs franceses que tenía en mente, BiblioAcid y Figoblog, cogí el camino más fácil: no elegir, e incluí los dos para mis futuras lecturas. Para ser equitativa, decidí también leer los dos blogs anglosajones que había pensado en un principio; añadí Librarian.net a la carpeta Propósitos 2006 de mi lector de feeds (juro que esa carpeta existe), y como parecía que el blog de Tim Berners Lee no acababa de despegar, le busqué un sustituto. Tras consultar el blogroll de Librarian.net, un blog me llevó a otro y, finalmente, terminé añadiendo tres blogs más a mi colección: LibraryCrunch, Rodharian y ricklibrarian.

Resumiendo, ahora mismo tengo pendientes: 129 post en mi carpeta de Propósitos 2006 (lúdicos, afines y biblioblogs extranjeros), más los 88 post bibliodocumentales de mis lecturas de siempre que mis cervicales me han impedido leer estos últimos días, a los que hay que añadir otros 376 post de otros blogs que suelo mirar sobre noticias, tecnología y temas diversos. Y subiendo…

Esta claro que algo falla: o borro mi lector de feeds sin leer los post pendientes, o selecciono menos blogs, o invento días más largos para poder leerlo todo.

No temáis, si encuentro la cura, os pondré al tanto.

De bits a átomos, los blogs en papel arrow-right
Next post

arrow-left El número de Erdös
Previous post

  • Alvaro Roldán

    Miércoles, 11 de enero de 2006 at 08:17 |

    BiblioAcid ha cerrado, así que uno menos del que preocuparte (aunque creo que han abierto uno cada uno de ellos). Yo no me preocuparía mucho si me dejara 300 o 3000 posts sin leer. Es como la lectura literaria. Cuando comienzo un libro y me cansa, me aburre… No me preocupo, ¡será por libros!, lo cierro y cojo otro. Con el correo electrónico me pasa igual. En épocas de mucho trabajo acumulo más de 1000 correo sin leer ¿me preocupo? No. Asumo que jamás voy a leerlos y tras una vista de pájaro que me permite seleccionar alguno de ellos, borro el resto y a vivir que son dos días.

  • jmcollado

    Miércoles, 11 de enero de 2006 at 11:46 |

    con calma, pero suele resultar que cuanto más quieres hacer menos haces…. ánimo y paciencia

  • Marcos Ros

    Miércoles, 11 de enero de 2006 at 17:05 |

    Suscribo lo dicho más arriba por JM.

    Paciencia

  • Maria Elena Mateo

    Miércoles, 11 de enero de 2006 at 21:10 |

    Primero Pepsounds, ahora BiblioAcid… Ya sabéis, si le tenéis manía a un bloguer y queréis cerrarle el chiringuito, sólo tenéis que recomendarmelo para que lo incluya en los propósitos de 2007.

    La verdad es que tengo asumido que no soy ni seré capaz de leer todo lo que me he había propuesto, pero ¡me apetecía tanto poder hacerlo!

    Ayer, después de varios días desconectada y tras comprobar lo que se me venía encima, me dió la risa y por eso escribí este post como una especie de exorcismo. Decidí no agobiarme y tomármelo con humor.

    Tomaré nota de vuestros consejos. Eso sí, no os extrañe si alguna vez comento vuestros post semanas despues de que los hayáis escrito.

    Saludos 🙂

  • Alvaro Roldán

    Jueves, 12 de enero de 2006 at 08:41 |

    O que para cuando los comentes hayamos cerrado ;-P

  • Maria Elena Mateo

    Sábado, 14 de enero de 2006 at 19:06 |

    Álvaro, seguramente.
    (2 días después 😉 )

  • rivarela

    Lunes, 16 de enero de 2006 at 13:50 |

    ¡¡¡Bienvenida al club…!!!

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x