El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

Fesabid 2007: ¿Fractura 2.0?

Fesabid 2007No sé si soy yo, pero repasando los textos que ya redactamos de nuestra experiencia en el Fesabid anterior, parece que lo que ya dijimos entonces podría ser perfectamente trasladado a lo que ha sucedido en éste. No vamos a negar que este congreso empezó con gafe, con una polémica sobre la conveniencia o no de abrir un blog para estas jornadas, pero lo que fue bastante evidente teniendo en cuenta el programa era que se iba a hablar y mucho de la Web 2.0 y la Biblioteca 2.0 y lo previsible sucedió.

Puede ser que tengamos que rendirnos a la evidencia de que el efecto Buzz funciona a la perfección, por lo que había mucho interés entre los profesionales de la información por saber lo que es la Web social y su impacto en las bibliotecas y centros de documentación, pero lo que se había planificado para aquellos tres días daba para eso y mucho más.

Porque las Jornadas del Fesabid 2007 iniciaban su primer día fuerte con una mesa redonda sobre el futuro de los buscadores, que obviamente iba a estar impregnada por la nueva forma de generar información en Internet gracias al nuevo concepto derivado de los wikis y las bitácoras, y además a medio acto se inauguraba la mesa redonda de los blogs y la biblioteca 2.0 de la que fui partícipe y ya dimos merecida cuenta. Pero lo que no se puede negar es que, posteriormente, aquellos que llenaron aquella sala, llenaron las siguientes, es decir, las mismas personas que presenciaron la mesa de blogs, también estuvieron presentes, y de qué manera, en la siguiente mesa rendonda que portaba el título de Biblioteca 2.0: ¿el futuro de los OPACs? Eso sí, no se calculó bien el interés que despierta esta nueva concepción de la Red y las salas se convirtieron en una suerte de saunas que torturaron en buena medida a los que se encontraban sentados en las sillas, pasillos o huecos disponibles de las abigarradas habitaciones.

Una impresión general que todavía me impregna es que según iban desgranándose poco a poco los contenidos de aquel congreso, nos encontrábamos frente a dos corrientes diferenciadas, como si se estuviesen sucediendo tres congresos a la vez de una forma simultánea, como si las distintas corrientes en la Biblioteconomía y Documentación actual, se hubiesen puesto de acuerdo en concentrarse en un único punto, pero nada más, como si no quisiesen verse a pesar de ser perfectamente conscientes las unas de las otras.

Habrá quien considerará que en un congreso de estas características lo más importante sería mantener satisfechas al máximo posible número de personas, pero todos somos conscientes que el que mucho abarca poco aprieta. Los contenidos sobre las nuevas tendencias en la gestión de la información y documentación empresarial (Vigilancia Tecnológica y/o Inteligencia Competitiva) brillaban por su escasa representación, qué decir de otras áreas temáticas de interés para los documentalistas como Internet, mientras que la sala de las comunicaciones correspondientes a “Información y red” (3) se volvía a quedar pequeña. Se da la paradoja que en esta habitación se reunían trabajos diametralmente opuestos, así que teníamos un poco de Vigilancia Tecnológica de la mano de los responsables del departamento de Documentación de Aimplas, de nuevo el Opac Social u Opac 2.0 y un poco de posicionamiento web. Todo a todas luces insuficiente para profundizar levemente en estos temas tan opuestos entre sí que parecían estar dispuestos dentro de un mismo saco porque no había otro remedio.

Por supuesto que la peor parte se la llevó la 1ª Jornada de Software libre para servicios y unidades de información, situada en una sala de difícil localización, que a media tarde del jueves la sala presentaba un aspecto desolador puesto que no la ocupaban más de 30 personas; o los pósters que hubiesen estado mejor situados entre la feria Documat, que aparentemente fue un éxito, y la cafetería del congreso que fue escena de muchas celebraciones por el trabajo bien hecho de los ponentes.

En fin, esperaba más de unas jornadas que cada vez tienen más difícil contentar los distintos perfiles que los profesionales de la información están adoptando actualmente y que el comité organizador deberá tener presente en las próximas citas (Zaragoza). Si allí estamos lo contaremos, por supuesto.

Una clasificación de biblioblogs según Javier Leiva arrow-right
Siguiente entrada

arrow-left "Descatalogado" de Juan José Millás
Entrada anterior

  • Maria Elena Mateo

    Martes, 15 de mayo de 2007 at 18:44 |

    Me sorprende, como dices, la excasa presencia en la jornada de software libre para servicios y unidades de información, cuando se trata de un tema del que cada vez se oye más y crea más de una avalancha de correos en la lista IWETEL.
    Aunque, claro, si las administraciones públicas imponen un programa informático de pago, sólo las instituciones pequeñas y privadas se interesarían en este tipo de software.
    Algo en lo que pensar…

  • Marcos Ros

    Martes, 15 de mayo de 2007 at 23:30 |

    Bueno, esto lo puede contar mejor Catuxa que expuso una ponencia en la Jornada y encontró que era un tanto “fría”. Claro que venía de la mesa de blogs y no es comparable. En cualquier caso, el hecho de que estuviese un poco escondida no ayudó mucho.

  • Suricato

    Miércoles, 16 de mayo de 2007 at 00:15 |

    Son muy interesante los temas que comentas en el texto, así como los enlaces que he tenido tiempo de leer, en concreto el Buzz Marketing y la Vigilancia/Inteligencia competitiva

    Respecto a lo del Buzz Marketing, leyendo lo que comenta Gabriel Olamendi, se puede decir que es una especie de publicidad “boca a boca”, pero con un nivel de planificación estratégica que bien podría considerarse de mayor complejidad que emitir un anuncio con una buena cobertura mediática. Y estoy de acuerdo con que ese Buzz Marketing funciona mucho mejor, haciéndolo además de un modo que, en ocasiones, es difícil distinguir la simple opinión de la publicidad.
    En cuanto a la Vigilancia/Inteligencia Competietiva, el concepto parece similar al del benchmarking, aunque acaso la Inteligencia Competitiva, como dice Pere Scorsa, represente un paso más, una acción más activa, intentar adelantarse en el tiempo a lo que viene.¿Estoy en lo cierto?
    Por otro lado, también me sorprende el poco interés mostrado hacia el software libre, siendo ahora un momento en el que está comenzando a tener mucho predicamento. Se trata de una alternativa muy atractiva y, de hecho, varias Administraciones públicas están implementando Linux (caso de la Junta de Andalucía con Guadalinex, y de la Junta de Extremadura con Linex), y otras CC.AA. como Cataluña, Canarias o Islas Baleares están fomentando su utilización. Además, a mediados de abril se aprobó la LAECAP (Ley de Acceso Electrónico de los Ciudadanos a las Administraciones Públicas), por la que las Administraciones públicas han de respetar la neutralidad tecnológica, con lo que se abre definitivamente la puerta a la utilización del software libre por parte de las mismas. En fin, que esa parece ser la tendencia futura y creo que el mundo bibliotecario no debiera quedarse al margen. Más aún cuando se pretende incorporar en breve (si es que no se ha hecho ya) dentro de los programas curriculares de la enseñanza secundaria el aprendizaje informático a través de Linux.

    Un saludo cordial.

  • Marcos Ros

    Miércoles, 16 de mayo de 2007 at 08:57 |

    Bueno, la idea era dar un concepto de Buzz un poco más técnico que el que se puede dar con la Biblioteca 2.0 o la Web 2.0. Lo ideal en Marketing es que se hable de ti sin necesidad de gastarse dinero en publicidad. Por ejemplo, Google jamás ha necesitado realizar una campaña publicitaria para mejorar su imagen. Comenzamos a utilizarlo porque alguien nos lo recomendó y vimos que era un producto muy bueno. En el caso de la Web 2.0, todo el mundo habla de ello y por eso resulta atractivo y nos llama la atención, queremos saber de ello. El Buzz Marketing necesita un poco más de planificación que en el caso de la Web 2.0, porque queremos vender un producto y queremos que hablen de nosotros (Siempre de forma positiva, claro).

    Sobre la Inteligencia Competitiva, tienes razón. Tal y como se expuso en el Fesabid, la IC se trata de trabajar la prospectiva y adelantarnos a la competencia. Es un concepto no tan nuevo como podría parecer, pero en el que se está trabajando mucho actualmente.

    Finalmente, sobre la Jornada de Software Libre. Por supuesto que tiene interés y se trataron aspectos que nos pueden interesar como profesionales de la información, por eso me sorprendió que hubiese tan poca gente en la sala, tal vez con un poco de Buzz Marketing… En fin.

  • Lara

    Miércoles, 16 de mayo de 2007 at 10:43 |

    Hola Marcos. Opino lo mismo que tú en todo. Has plasmado por escrito lo que se comentaba en los pasillos. Es cierto que hubo contenidos que brillaron por su ausencia. El desgajamiento que se está produciendo se ve perfectamente en la actividad que se celebrará en Octubre en San Sebastian, Visio 2007. En ella se darán cita lo mejor de la Vigilancia y de la Inteligencia. Y lo que se puede intuir es que es una parcela en la que estamos perdiendo sitio los documentalistas por méritos propios. No hay mas que leer el programa de FESABID, leer los indices de los últimos boletines de ANABAD, etc…Después nos quejaremos de que se nos encasilla como bibliotecarios tradicionales, de las pocas salidas de nuestra profesión…

  • Marcos Ros

    Miércoles, 16 de mayo de 2007 at 11:17 |

    Creo que en estas jornadas se ha aprendido más por lo que se comentaba en los pasillos que por lo que se decía dentro. En cualquier caso, no creo que los documentalistas estemos perdiendo oportunidades, simplemente es que no nos damos cuenta que la profesión está andando por otros derroteros que los fijados exclusivamente por las bibliotecas y archivos.

    ¿Visio2007? Sería una cita interesante a la que ir, y más yo que trabajo en un instituto tecnológico, pero está difícil…

  • Suricato

    Miércoles, 16 de mayo de 2007 at 21:20 |

    Hola Marcos, sólo era para comentar que en mi anterior intervención me equivoqué al hablar de la LAECAP. Dije que se había aprobado la ley, cuando lo que se ha aprobado es el proyecto de ley y ha comenzado su tramitación en las Cortes. Creo que ya ha pasado al Senado. Siento la confusión. El haber continuado con la indagación me ha servido para enterarme del enorme debate que hay en la W3 sobre este tema. Hispalinux y otros colectivos están siguiendo de cerca la materia y presentando a los diversos partidos políticos propuestas de enmienda. Y parece ser que el seguimiento ha tenido sus frutos. No sólo se abre la puerta a la utilización por parte de las diferentes Administraciones públicas de software libre (como de hecho ya está ocurriendo algunas CC.AA.) sino que, además, se aprobó una enmienda por la que se pretende garantizar el derecho de la ciudadanía a relacionarse electrónicamente con las Administraciones Públicas bajo su propia elección tecnológica (lo que parece bastante coherente con lo anterior). Pero el proyecto de ley tiene cabida a futuras mejoras, ya que debe estar siendo debatido en el Senado. Al respecto no he encontrado más noticias nuevas. Bueno, no me extiendo más.

    Un saludo cordial.

  • Marcos Ros

    Jueves, 17 de mayo de 2007 at 12:07 |

    Envía a Iwetel Estefania Aguilar del Instituto Tecnológico de la Cerámica el siguiente texto:

    “Hola,

    comentando con un grupo de documentalistas, de esos raritos que saben algo de informática ;-), y que nos dedicamos más a la empresa privada, ofreciéndoles servicios de vigilancia tecnológica, normativa, patentes… querríamos hacer una crítica constructiva para próximas ediciones de Fesabid, básicamente en dos puntos.

    No nos acabamos de encontrar claramente identificados con las temáticas planteadas en el congreso, es un poco un batiburrillo de temas y en muchas ocasiones, te pierdes entre los títulos poco claros de las ponencias. Quizá una organización por perfiles sería mejor, aunque está claro que el uso de ideas de otros profesionales que trabajen en otro sector, también te inspira en muchas ocaciones. Tal vez, sesiones dedicadas a documentalistas de empresa, bibliotecarios universitarios, archiveros de la administración… nos ayudarían a ver buenas y malas prácticas en nuestro puestos de trabajo.

    Por otra parte, entonamos el mea culpa, ya que supongo que esta es la pescadilla que se muerde la cola, y si no hay ponencias o pósters de estas temáticas, difícilmente se puede montar un sesión al respecto. Animamos a los centros que dan este tipo de servicios (“porque haberlos haylos”) a que presenten sus trabajos, seguro interesantes, a próximas conferencias. Aunque, en ocasiones, el no encontrar una línea clara donde te veas identificado, puede hacer que te eches atrás y no mandes ningún trabajo.

    No sé si habrá alguien más que comparta esta opinión.

    Un saludo!!

    Estefanía Aguilar Moreno

    Instituto de Tecnología Cerámica
    Información y Documentación”

    Y yo replico, hay quien comparte esa opinión.

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x