El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

5 cosas de mí que no interesarán a nadie

Aprovechando que nadie nos lee, por lo que este post pasará desapercibido, he decidido recoger el testigo que me pasó Geekteca hace unos días, y responder a un meme en el que me propone "decir 8 cosas de mí que normalmente no sepan". 

Reconozco que en un principio rechacé la propuesta, ya que en este blog no somos muy dado a los memes, y le envié a David mis elucubraciones personales por correo. Pero, tras reflexionar sobre ello, y comprobar que no he sido la primera en revelar su identidad secreta, he decidido recuperar mi derecho de autoría y publicarlo yo misma.

Desde luego, contar ocho cosas sobre mí que no sepáis son demasiadas (no tengo demasiados secretos y alguno tendré que guardarme ¿no?); así que tendréis que conformaros con cinco. No paso el testigo a nadie pero, como los ramos de novia, lo lanzo al aire para que lo coja quien quiera.

  1. Mis lecturas favoritas son: las tiras cómicas o de prensa, la ciencia ficción clásica (Ray Bradbury, Philip K. Dick, Stanislav Lem…) y la literatura en general, también clásica por supuesto. No leo un best-seller como no sea que alguien de mi entera confianza, que aprecie la literatura "pura" (por decirlo de alguna manera, aunque la verdad es que así suena muy pedante), me lo recomiende efusivamente. Así que no he leído ni El Código Da Vinci, ni La sombra del viento, ni Los pilares de la Tierra, ni…

  2. Aunque con los años lo voy superando, soy bastante tímida, y eso hace que, cuando me reuno con gente que no conozco demasiado, o no abra la boca, o no pare de hablar contando anécdota, tras anécdota, sin resquicio para que haya un solo silencio incómodo.

  3. No me gusta hablar por teléfono, por lo que suelo ser muy telegráfica en mis conversaciones. Para comunicarme con algo más largo que un "hola, quedamos a tal hora, en tal sitio, ¿vale?, adios" necesito el contacto visual, la cercanía, por lo que siempre busco un hueco para quedar con los amigos en persona y sólo me conformo con llamadas de teléfono si es inevitable. Si al punto 2, se le une el punto 3, ya podéis imaginaros el resultado.

  4. Soy extremadamente puntual y no llego tarde ni cuando se me hace tarde. Si alguna vez me retraso (cosa sorprendente) y ni siquiera he avisado (más sorprendente todavía, porque aviso incluso cuando llego 5 minutos tarde), entonces mis amigos empiezan a preocuparse.

  5. Llevo 3 años proponiéndome "en serio" sacarme el carnet de conducir. Es decir, llevo 3 años apuntada a la autoescuela, pero habré ido 2 semanas el primer año, unos 2 o 3 días el segundo y hace más de uno que no he vuelto.

     

Las rutas literarias arrow-right
Next post

arrow-left Ahora que ya no nos encontráis... ¿Penalizados por Google?
Previous post

  • merce

    Viernes, 29 de junio de 2007 at 00:47 |

    Pues “La sombra del viento” es una novela excelente, no así “El código Da Vinci”, que no pasa de entretenido. De “Los pilares de la tierra” no puedo opinar porque no lo he leído, aunque no siempre un best-seller tiene porque ser sinónimo de mala literatura. Dos de las mejores novelas que he leído son “El nombre de la rosa”, de Eco, y “Memorias de Adriano”, de Yourcenar, que en su día fueron best-sellers.
    Saludos.

  • Maria Elena Mateo

    Viernes, 29 de junio de 2007 at 08:36 |

    Tienes toda la razón Merce: best-seller no es sinónimo de mala literatura, y tanto “El nombre de la rosa” como “Memorias de Adriano” son novelas excelentes.
    A mí, me gusta dejar que los best-seller maduren y pase el boom comercial y mediático, que te los mete hasta por las orejas. Si pasado el tiempo, sigue siendo un buen libro, se nota. Si no, ya han salido otros mil que todo el mundo dice que son “mucho mejores” y que en la mayoría de los casos tampoco suelen valer gran cosa.
    En cualquier caso, es cuestión de gustos por ciertos temas y estilos literarios, que hay muchos buenos libros por leer y poco tiempo, así que, hay que elegir.

  • Marcos Ros

    Viernes, 29 de junio de 2007 at 08:51 |

    Cuánto tiempo sin verte postear… ¿Cuántos meses han sido esta vez?

    jajaja

    😛

    Nada, nada. A ver si te vas animando que seguramente tienes muchas cosas que contarnos, ahora que nadie nos lee…

  • Maria Elena Mateo

    Viernes, 29 de junio de 2007 at 09:09 |

    No tanto tiempo, Marcos. Creo que por abril escribí algo. Y es que no quiero hacerte sombra, jejeje

    Pero tranquilo, hay alguna cosa más en el tintero, ahora que nadie nos lee…

  • Álvaro Roldán

    Viernes, 29 de junio de 2007 at 09:25 |

    Pues date prisa, Maria Elena, que el tintero se seca. Por cierto, algunos os seguimos leyendo. (a mi me pasa lo mismo con el teléfono; soy incapaz de hablar largo y tendido por teléfono)

  • Maria Elena Mateo

    Viernes, 29 de junio de 2007 at 18:45 |

    Tranquilo Alvaro, que ya guardo un cartucho en la recamara 😉
    Y parece que Google nos ha coincidido una tregua y volvemos a estar donde estábamos. Pero, llega el verano, las vacaciones, y los lectores bajan.

    Por último, la suerte que tenemos tú y yo por no gustarnos hablar mucho por teléfono, es que la factura no nos quitan el sueño.

  • xavierqs

    Viernes, 29 de junio de 2007 at 22:31 |

    La Sombra del Viento, para mi, es de aquellos libros que cuando dejas de leer sólo piensas en el momento de volver a leer, te sabe mal dejar de hacerlo, pero piensas, repasas, relees en la memoria, qué pasará ahora, pasas ratos pensando en lo bien que vas a estar cuando vuelvas a seguir leyendo.
    Hasta otra

  • Mireia

    Lunes, 2 de julio de 2007 at 09:59 |

    Solo dos libros he leído que me han hecho sentir verdadera morriña al finalizarlos, ambos best-sellers (“La Sombra del Viento” y “El último catón”). Creo que deberías leer alguno de ellos, solo para poder reafirmarte en tú postura. De todas maneras, yo solo soy una simple lectora, tal vez por ello no te comprendo.

  • Marcos Ros

    Lunes, 2 de julio de 2007 at 11:54 |

    Una vez más, lo importante es leer. Si hay que pasar por esas dos novelas para llegar a obras más importantes, pues bienvenidas sean. Es estupendo que te gustase el código o el último catón, como todo, son novelas defendibles y criticables a partes iguales.

    😀

  • mike

    Sábado, 7 de julio de 2007 at 03:59 |

    realmente no me importan 🙂

  • Maria Elena Mateo

    Lunes, 9 de julio de 2007 at 11:42 |

    Jejeje, sabía que alguien estaría de acuerdo conmigo en lo de que “no interesan a nadie”

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x