El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

¿Por dónde empezar?

Me acabo de percatar que hace tanto tiempo que no cuento nada de El Documentalista Enredado que tengo miedo de comenzar a escribir y que se me olvide algo, que mi prosa ya no sea la de antaño, si es que fue significante, o que simplemente me quede en blanco. También me puede suceder que comience a escribir y no acabe nunca, pero trataré de evitar la sobrecarga de información, porque si no me temo que nadie me leerá. Así que, ¿por qué no comenzar por el final del principio?

Aparentemente, en un principio no había nada…

Hasta que surgió Google y cambió la forma de buscar en Internet…

Aunque todos sabemos que esto no es cierto, nos lo creemos…

Porque sabemos que si no estás en Google, puede que no estés en la Red.

Mi último post de la bitácora anterior trata exactamente de que Google ya no nos quería, es decir, que ya no nos recuperábamos al buscarnos en él. Sí, puede que nos doliera el ego ante este desliz del destino tecnológico y del algoritmo PageRank, pero sobre todo lo hacía porque ni siquiera nos habíamos añadido a su base datos de motu propio. Es posible que nos perdiésemos dentro del ciber-espacio que constituyen sus propias bases de datos con tantas páginas cacheadas o puede que simplemente nos descartase al no tener enlaces apuntando a nuestro sitio.

El hecho es que en aquellos momentos de marzo, el tiempo pasa muy rápido, no nos encontrábamos y eso constituyó nuestra primera decepción en Internet. Si estábamos previamente, ¿por qué dejábamos de estar?. No era lógico, a no ser que las distintas delegaciones de Google, de EE.UU. y la de España, utilizasen bases de datos distintas.

Lo cierto es que poco a poco, la comunidad de la blogosfera documental nos fue enlazando. Al tratarse El Documentalista Enredado de un proyecto independiente, encontrábamos normal, y todavía lo hacemos, que no nos enlazasen páginas de las instituciones. Puede que el primero fuese Catorze y difundiese la noticia dentro de la Comunidad, permitidme que lo escriba en mayúsculas, y gracias a ellos hemos recibido muchas de nuestras primeras visitas. Gracias a ellos también aparecimos por vez primera en Google.

De momento, sabemos que nos enlazan en la blogosfera actualmente:

Gracias a ellos reaparecimos de nuevo dentro de la gran telaraña, disponibles para aquellos que se atreviesen a buscarnos y encontrarnos.

Desde luego que para aumentar nuestras visitas, también tuvimos que poner de nuestra parte y cambiamos el fichero robots.txt que venía incluido con la distribución PHP-Nuke. Para aquel que lo desconozca, robots.txt es una forma de definición de permisos de accesos de los “crawlers” de los buscadores a ciertos lugares de los sitios web. Cambiando los permisos, permitíamos que los contenidos que generásemos y recopilásemos pudiesen ser encontrados (no, de momento no fomentamos la Internet invisible, creemos en la difusión de la información) e incrementar el tráfico web.

Por supuesto que lo hemos conseguido, cada mes aumentamos el número de visitas del mes anterior. Aunque os podemos adelantar que los periodos vacacionales la escabechina en el número de visitantes es importante. Claro que esto último no es noticia.

Y hasta aquí, lo acontecido de marzo a la primera semana de abril que parece ser poco, pero tan sólo aparecer enlazados cada semana en una página más es un motivo de gran satisfacción.

En abril, ¿aguas mil? arrow-right
Siguiente entrada

arrow-left Haciendo inventario
Entrada anterior

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x