El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

Cómo pasar por 2.0, cuando no se llega a 1.0

Es de todo bien sabido que los medios de comunicación muestran verdadero pánico a que sus visitantes se marchen con los bártulos a otro lugar. Cuando la competencia está a un clic, aparentemente lo menos deseable es ofrecerle una ventanasa un mundo lleno de oportunidades y curiosidades. Un mundo que tal vez pueda reflejar la realidad, o una parte de ella, mucho mejor que el tratamiento que los medios de comunicación tradicionales pudiesen otorgar. Desde mi punto de vista, se asemejaría a la situación de aquel que, dado de alta al servicio de acceso a Internet por tarifa plana de Ya.com, se quiso dar de baja porque ya había visto todo Internet. En realidad, el internauta novato no había salido del portal de contenidos de Ya.com,  no había encontrado el camino, y llamando al servicio de atención al cliente, el teleoperador le sugirió que probase una dirección nueva: http://www.google.es. Después de esto, creo que todos podremos concluir que el internauta novato no volvió a llamar asegurando que se quería dar de baja porque ya había visto toda la Web.

Los medios de comunicación se han afanado últimamente en ser más 2.0, ofrecen servicios de sindicación de contenidos, un cierto movimiento aperturista mediante la realización de comentarios a las noticias e incluso hacia el periodismo ciudadano; han incluido enlaces para añadir sus páginas hacia servicios de marcado social o promoción social de noticias, foros o incluso la oportunidad a sus lectores para gestionen sus propios blogs. Todo lo anterior constituyen servicios que persiguen que los lectores se mantengan fieles a su URL aumentando su tráfico, así como el tiempo de permanencia medio en sus webs que, al fin y al cabo, es lo que les va a aportar publicidad e ingresos.

Podríamos entrar a discutir la evolución de los medios de comunicación hacia la etiqueta 2.0, incluso el desarrollo de contenidos más avanzados como canales de televisión propios dentro de ellos o la utilización del microblogging como Twitter, sin embargo no han conseguido quitarse de encima su tradición de convertirse en lo que se denomina Black Hole SEO, agujeros negros de enlaces que sólo aspiran a recibirlos desde fuentes externas e internas pero nunca a citar hacia el exterior.

Lo cierto es que en ocasiones, leyendo informaciones en la Web, las situaciones se me antojan ridículas y fuera de lugar teniendo presente el desarrollo actual de la Web. Así, por ejemplo, los medios de comunicación son capaces de publicar un texto sobre una página web ¡sin enlazarla! Concretamente, recientemente en La Vanguardia abordaban la experiencia de BuzzMetrics, desarrollado por la empresa de medición de audiencias Nielsen Online, bajo el titular Lanzan un sistema para medir las opiniones de los usuarios en blogs y redes sociales y no se encontraban capaces de enlazar al web, ni siquiera con el atributo “nofollow”, no sea que les mejore el posicionamiento para más inri.

Afortunadamente, los medios de comunicación están quitándose las antiguas ataduras impuestas desde las redacciones impresas en un momento de convergencia. De hecho, es frecuente que las informaciones  publicadas en la web que se editan para las ediciones impresas de los diarios no provean enlaces para el enriquecimiento de la noticia, sin embargo en noticias elaboradas por las redacciones digitales sí que comienzan a disponer de ellos. Me refiero, por ejemplo, a la estupenda Revista de Webs de El País, donde la redacción trata de conformar una nota sobre qué se cuece en ese momento en la Red y, más concretamente, en la Blogosfera.

Pero podríamos profundizar un poco más. Fijándonos en artículos de economía, porque no sólo de tecnología vive el hombre, en la pieza informativa Las fortalezas de la banca española no hallaremos ni un solo enlace dentro del texto, mientras que en el artículo Las “lecciones” que enseña la economía española, según Financial Times sí que se nos ofrecen una buena cantidad de ellos que sirven para acotar, aclarar y contextualizar la noticia. Es decir, en el primer artículo, el medio de comunicación no ofrecía ningún tipo de apoyo para relacionar la noticia dentro de su contexto, a pesar de que exista un epígrafe “Si te ha interesado esta información, te recomendamos:” que sirve de apoyo al marco de la noticia, aunque imperceptible para los lectores; mientras que en el segundo se nos da una buena cantidad de ellos (internos, de acuerdo, pero enlaces). Tengo que aclarar que me he cerciorado de que el primer documento se publicó en la edición impresa del diario, mientras que el segundo, seguramente por el marco temporal, se realizó para la digital. Esto nos puede llevar a la conclusión que al tratarse de una noticia volcada desde el papel no disponga de los elementos enriquecedores que dan los enlaces, en cambio la segunda se realizó contando con posibilidades para añadir estos elementos.

Nos hallamos, por lo tanto, ante la transición definitiva de los medios que irán aceptando y empapándose del entorno en el que desarrollan sus actividades económicas. Son muchos los que se comienzan a revolver contra estas prácticas, la de no-enlazar, que no favorecen el feedback, pero que los medios aprovechan bajo el entorno 2.0 para posicionarse dentro de los buscadores. Los medios deberán aprender a adaptarse rompiendo otra barrera, la del miedo a lo ajeno, porque al final de cuentas ellos son los grandes generadores de contenidos de la Web y ante eso no van a encontrar rival. Y eso Google también lo sabe…

Catalogar vs. indexar arrow-right
Siguiente entrada

arrow-left Documentalistas, ¿equivocamos nuestra formación?
Entrada anterior

  • Medios de comunicación en internet: Cómo pasar por 2.0, cuando no se llega a 1.0

    Miércoles, 1 de octubre de 2008 at 23:49 |

    […] Medios de comunicación en internet: Cómo pasar por 2.0, cuando no se llega a 1.0www.documentalistaenredado.net/733/como-pasar-por-20-cuando-… por kikuyo hace pocos segundos […]

  • Javier Guallar

    Jueves, 2 de octubre de 2008 at 01:53 |

    Muy interesante, Marcos. Señalas uno de los puntos débiles de la información de los diarios digitales, aunque ha habido y hay excepciones. Una cosa es que un lector envíe una noticia a menéame (eso es tráfico de vuelta, y mucho si va a portada) y otra enlazar con la competencia.

  • Marcos Ros-Martín

    Jueves, 2 de octubre de 2008 at 09:01 |

    Bueno, una cosa es enlazar a la competencia y otra muy distinta a la fuente o incluso al sitio web al que hace referencia la noticia como cuento más arriba. Hay situaciones verdaderamente ridículas, la verdad.

    Pero, bueno, creo que las cosas van cambiando poco a poco. Los enlaces enriquecen sobremanera la noticia y es uno de los tabúes que se irán derribando a lo largo de estos próximos años. De hecho, ya se está produciendo y los medios de comunicación ganarán con el cambio de actitud.

    😀

  • Javier Guallar

    Viernes, 3 de octubre de 2008 at 12:06 |

    Sin duda, el panorama va a cambiar en este tema. Un ejemplo: el decálogo que acaba de hacer público el grupo Dixired (que prepara la salida de un diario digital) en su blog 233grados.com. El punto 1 es: “El periodismo de enlaces como ejercicio de transparencia”
    http://www.233grados.com/blog/2008/10/post.html

  • Los enlaces también son una estrategia de marketing en la Web » El Documentalista Enredado

    Jueves, 13 de noviembre de 2008 at 18:55 |

    […] En muchas ocasiones, esta negación de la realidad sobre la que desarrollan su actividad ofrece que se den situaciones rocambolescas, puesto que un periodista puede estar recogiendo la información de un hecho noticioso de un sitio […]

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x