El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Inteligencia y Nuevas Tecnologías

Uno, dos, tres… ¡Catorze!

Uno, dos, tres, catorce!
Lights go down, it’s dark
The jungle is your head
Can’t rule your heart
A feeling is so much stronger than
A thought
Your eyes are wide
And though your soul
It can’t be bought
Your mind can wander

Vertigo de U2

Aún cayendo en lo que se suele decir de los bloguers – sois unos egocéntricos -, hoy quiero dedicar un pequeño texto a uno de los bitacoreros que más admiro y que, a la postre, es documentalista. Para aquellos que frecuentan la Biblioblogosfera (¡Andamos de celebración!) seguramente sabrán que estoy hablando de Javier Leiva que mantiene su biblioblog Catorze y hace algunas cosillas más interesantes. Pero antes que nada un poco de historia.

A Javier lo conocí – Virtualmente, se entiende – siendo ya Catorze, antes tenía un blog denominado El Bibliotecario Desordenado, pero, lo siento, yo llegué tarde. Es probable que si yo no hubiese sido un Documentalista Enredado, sin duda me hubiese gustado ser un Bibliotecario Desordenado, así que si algún día este sitio cierra, ya sabéis cerramos el blog y cambiamos de dominio, no me importaría ser un Documentalista Desordenado en su honor. Desde luego que Javier cambió el nombre con cierto tino, ya que no debe ser una buena política presentarse como Bibliotecario Desordenado cuando uno quiere dedicarse al mundo de la Gestión de la Información, por lo que Catorze parece una buena elección.

La pregunta que podríamos hacernos a continuación es: ¿Por qué Catorze? Siempre hay algunas respuestas que quedan incognoscibles para nuestra desgracia, sin embargo ésta parece no ser una de ellas. En una de esas conversaciones intranscendentes que se mantienen a lo largo del tiempo, parece que obtuvimos una respuesta: Catorze es el primer número ordenado alfabéticamente. Esto es lo suficientemente ingenioso para ser una buena idea.

Y es que si Javier posee algo es don de gentes. La primera vez que vi una fotografía suya pensé que debía de tratarse del arquetípico bibliotecario, a saber, responsable, serio y docto, pero durante un breve encuentro durante las Jornadas madrileñas del Fesabid, y durante algunas polémicas desarrolladas dentro de la biblioblogosfera te percatas que Javier es un gran tipo con un gran sentido del humor. Por ejemplo, en uno de sus proyectos (La gestión de la página web Thinkepi) no tuvo empacho de colocar dos frases que, por algunos, fueron tachadas de "inadecuadas":

Los miembros de Thinkepi son los siguientes profesionales de los papeles y los lápices de colores

O Los siguientes enlaces (cuando los haya) han sido escogidos para que usted no se aburra nunca más.

Las frases, obviamente, se las traen si se quiere transmitir una imagen de seriedad, pero imagino que Javier siempre ha sabido sacarse las castañas del fuego y justificarse ante ello. De hecho, no dudó en trabajar en una carnicería cuando fue necesario o en marcharse a vivir a París para desarrollar una beca aunque su desgraciado destino fuese vivir en un cuarto trastero a un precio de alquiler prohibitivo. Pero Javier lentamente se ha ido haciendo un hueco de la biblioteconomía y también en el también difícil mundo de los blogs.

En el de los blogs, porque ha desarrollado su propia empresa y su red de blogs bajo la marca de Catorze. Por supuesto que sigue manteniendo su blog Catorze.blog que quedó finalista como mejor bitácora temática del año 2004 y, además, mantiene junto a María José Sola uno de los puntos de referencia del mercado laboral de la biblioteconomía en España. Pero lo mejor es que Javier no parece querer detenerse, puesto que ha impartido algunos cursos, colabora como moderador en la lista de distribución Iwetel y en la publicación El Profesional de la Información; y no se lo pierdan, es vocal en el Colegio Oficial de Bibliotecarios y Documentalistas de Cataluña.

Si esto no es suficiente para admirar a un bloguer, no sé qué más es necesario. A este ritmo si algún día me lo encuentro en algún congreso o jornada, me sentiré como la famosa cita recogida por  Microsiervos:

¡No somos dignos! ¡No somos dignos! ¡Somos… simples gusanos!
Wayne y Garth en presencia de Alice Cooper (Wayne’s World, 1992)

Lo raro es que no se ponga enfermo con tanto estrés… Sigue así Javier y ánimo.

"El Perich": Cambien el canal de su biblioteca arrow-right
Siguiente texto

arrow-left Paul Auster: "El arte es inútil"
Texto anterior

  • Alvaro Roldán

    Sábado, 11 de noviembre de 2006 at 10:09 |

    Y además, desde este año, aumenta su labor docente convirtiendose en ilustre profesor universitario en Vic.

    Sobre todo, una gran persona. Se lo merece todo (menos el estrés, claro)

  • Marcos Ros

    Domingo, 12 de noviembre de 2006 at 13:24 |

    Bufff, es que este hombre hace demasiadas cosas, es fácil que una más se me pase…

    :D

  • Javier Leiva

    Lunes, 13 de noviembre de 2006 at 09:36 |

    Hola Marcos,

    ehhh… mmm… …

    Me he puesto colorada…

    Llego tarde, justamente estos días estaba de curso en Mallorca.

    Bueno, muchas gracias por los elogios (también a ti, Álvaro). La verdad es que puesto así junto parece mucha cosa, pero no es para tanto. En serio, soy muy normalito y creo que lo que ocurre es que no sé estar quieto. Todo eso de hacer cosas y más cosas es más por impulso que por una especie de ambición desmesurada. Por diversión, digamos. Es la suerte que tengo de disfrutar con el trabajo que hago, que continuamente se me ocurren cosas nuevas.

    Por cierto, estoy preparando otra cosa… pero bueno, ya lo diré cuando tome cuerpo, que tampoco es cosa de anunciar humo. Se trata de una cosa que no he hecho pero a la que doy vueltas desde hace tiempo y que me hace mucha ilusión emprender. Luego ya veremos si sale bien :-)

    Gracias de nuevo Marcos, aunque me ha dado un poco de vergüenza ;-)

  • Javier Leiva

    Lunes, 13 de noviembre de 2006 at 09:38 |

    Ah, se me olvidaba. Dos pequeñas apreciaciones :-)

    - Lo de París no era una beca (bueno, hice una de un mes pero todavía no vivía allí) sino un empleo precario (pero empleo).

    - Era un matadero :-D

    De todo se aprende y cada momento tiene su cosa.

    Saludos,

  • Catorze.blog » Blog Archive » Marcos Ros se ha pasao

    Lunes, 13 de noviembre de 2006 at 12:35 |

    [...] Uno, dos, tres… ¡Catorze! [...]

  • Marcos Ros

    Lunes, 13 de noviembre de 2006 at 16:12 |

    Nada, nada. Hay que reconocer méritos a aquellos que se lo trabajan de verdad. Gracias por las puntualizaciones, aunque si no las haces tú, ¿quién las hará?

    A seguir trabajando en ello y mucha suerte. Seguiremos con interés tus proyectos.

    :-D

    Ánimo!!!

  • Alvaro Roldán

    Lunes, 13 de noviembre de 2006 at 17:13 |

    Bueno, Javier, está visto que antes de Navidad tengo que intentar quedar contigo para sonsacarte esos planes que tienes proyectados.

  • Javier Leiva

    Lunes, 13 de noviembre de 2006 at 22:28 |

    Pues si vas a presionarme no tienes mucho tiempo, no. Para esas fechas está previsto que la cosa esté MUY avanzada. Por cierto que me está entrando un hambre…

  • Alvaro Roldán

    Martes, 14 de noviembre de 2006 at 20:11 |

    Me dice mi santa que está dificil la cosa para quedar, que tiene muchas guardias. Que para Reyes igual tiene unos días libres ella (yo no sé, depende de lo que diga el tribunal). Ya te contaré por correo en cuanto sepa algo más. [Marcos, paciencia, que Javier y yo aprovechamos cualquier parte para echar unas charlas]

  • Javier

    Miércoles, 15 de noviembre de 2006 at 16:50 |

    Voy a mover lo de reyes a ver cómo anda la cosa, ya te diré. Y del tribunal no te preocupes, que yo hablo con ellos para que la condena sea leve.

  • Maria Elena Mateo

    Miércoles, 15 de noviembre de 2006 at 19:54 |

    Pero bueno, ¡vaya chanchullos que os lleváis por esos lares! Contad también con el extraradio para una quedada.

  • Javier

    Viernes, 17 de noviembre de 2006 at 12:05 |

    Pues sí, esa es otra quedada para la lista ;-)

  • Maria Elena Mateo

    Viernes, 17 de noviembre de 2006 at 19:15 |

    Sí, por fa…

  • Cambio de rumbo, cambio de ritmo » El Documentalista Enredado

    Miércoles, 6 de diciembre de 2006 at 17:07 |

    [...] Estos últimos meses han sido tremendamente complicados para mí desde un punto de vista personal y, desde hace unas semanas, también lo son desde un punto de vista laboral. Ya dije una vez que una bitácora es algo muy frágil, un día te encuentras más o menos asentado, publicando con regularidad, con tus lectores que te comentan y a la mañana siguiente todo parece haber cambiado para nunca volver. Hasta los mejores bloguers dicen adiós, personalmente, uno que es menos que otros, reconozco que nada puede llegar a ser lo mismo; sin embargo, aún tenemos un compromiso adquirido con este weblog, al menos durante un año más, por lo que seguiremos actualizándolo, preguntándonos algunas cosas, tratando de aportar algunos contenidos. [...]

© 2004 - 2014 El Documentalista Enredado - Pinzolo theme By Thrive - Powered by WordPress

Nota aclaratoria: Este sitio web es personal y no coincide necesariamente con la posición de las entidades con las que colaboro.

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x