El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

El Grupo CDE, organizador de la vigésimo cuarta edición del Curso/Taller de Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Competitiva en San Sebastián, no es precisamente un recién llegado en la Vigilancia Tecnológica (VT), de hecho, junto a la empresa Iale Tecnología y su principal cabeza visible Enric Pere Escorsa, autor del indispensable “De la Vigilancia tecnológica a la inteligencia competitiva”, son dos de los pilares sobre los que se asienta el desarrollo de esta disciplina en España. Es por esto que las expectativas que tenía entorno a la calidad e interés del taller eran altas y lo cierto es que, a pesar de ciertos aspectos inevitables durante la celebración de este tipo de actividades, se cumplieron.

El curso fue impartido en su práctica totalidad por Juan Carlos Vergara, perteneciente al CDE y asesor del Comité AEN/CTN 166 – Actividades de investigación, desarrollo tecnológico e innovación (I+D+i) de Aenor, con el apoyo de Xabier García de Kortázar, director de la Unidad de TICs de IK4-Tekniker, que además de aportar nociones de la importancia de la Vigilancia Tecnológica para las empresas que se dedican a la investigación y el desarrollo de tecnología, sugieren un método para el desarrollo de esta actividad por parte de ellas sin necesidad de realizar grandes inversiones en equipamiento informático y tecnología.

Para ello, nos invitan a indagar dentro de lo que se conoce como Web 2.0 para sacarle la máxima rentabilidad a la increíble amplitud de herramientas disponibles que, de forma asequible o incluso gratuitas en Internet, se desarrollan actualmente en la Red. El peligro de esto es que los asistentes desconocedores de la realidad de la Red actual, van a sufrir una considerable infoxicación ante la cantidad de nuevos vocablos, conceptos e ideas que se les va a invitar a conocer y, ante ello, puede que se enfrenten a la confusión tecnológica derivada de las expectativas que un software solucione la papeleta de vigilar aquello que sea de nuestro interés.

Así pues queda claro que la Vigilancia no es software, no nos llevemos a engaño; sin método no hay una actividad de rastreo completa ni correcta, por lo que los primeros pasos a la hora de configurar el sistema son los más importantes y críticos. De esta forma, desde mi punto de vista, las primeras etapas deberían llevarse a cabo junto a un documentalista para el establecimiento de fuentes y conceptos, la clarificación de las ideas de hacia dónde queremos movernos, puesto que de lo contrario estaremos errando el tiro desde el principio. Y, recalco, que son los documentalistas los que tendrían que situarse ante esta tarea puesto que nos encontramos completamente familiarizados ante estos aspectos puesto que, tal y como se pudo comprobar durante la impartición del taller, la presencia de otros perfiles más vulnerables al desconocimiento de estos nuevos conceptos, provocaba que la aparición de la palabra wiki o RSS derivase en la concentración de los esfuerzos del orador tratando de apagar fuegos ante el déficit de conocimiento de estas nuevas ideas allá donde no deberían haberlos, suponiendo un entorpecimiento del correcto desarrollo del curso.

Así pues, el regusto final que nos deja esta edición del taller es el del desarrollo de un curso para no iniciados en VT, donde se introducen conceptos e ideas, pero donde faltan ejemplos donde los investigadores y responsables de empresas y organizaciones puedan agarrarse para creerse que es posible y comenzar a vigilar. Debemos recalcar que las experiencias exitosas son necesarias para demostrar que la vigilancia es provechosa y positiva, que puede ser desarrollada perfectamente y en buenas condiciones si sabemos hacia dónde va la empresa en la que trabajamos, a la vez que se invita a que se produzcan los cambios necesarios dentro de la cultura empresarial que, desgraciadamente, todavía se extiende por España. Por supuesto que ante este punto soy consciente de que es precisamente donde este curso ya no puede llegar.

La Biblioblogosfera en “La gran guía de los blogs 2008” arrow-right
Siguiente entrada

arrow-left ¿Eres un profesional push o pull?
Entrada anterior

  • Lara

    Viernes, 7 de marzo de 2008 at 13:18 |

    Marcos, has confundido a Enric con Pere. Que aunque son de la misma familia, el que tiene la experiencia es Pere Escorsa.

  • Marcos Ros Martín

    Viernes, 7 de marzo de 2008 at 13:33 |

    ¡Un lapsus!

    😛

    ¡Gracias Lara!

    😉

  • Mireia

    Viernes, 7 de marzo de 2008 at 14:33 |

    Vamos, lo de siempre, mucha teoria pero poca práctica….a que me suena eso?

  • Marcos Ros Martín

    Viernes, 7 de marzo de 2008 at 17:22 |

    Esta vez no Mireia. De hecho, fue mucho más práctico que otra cosa, pero había que predicar un poco más con casos de éxito.

  • Adrian Alvarez

    Viernes, 7 de marzo de 2008 at 18:44 |

    Concuerdo con el tema de los casos de éxito. Sin embargo, es fácil de decir, pero muy dificil de hacer. Nosotros hemos hecho un taller hace poco más de un año para compartir experiencias en inteligencia competitiva, más que vigilancia y la verdad es que la respuesta ha sido bastante probre (vinieron 10 personas de 30 inscriptas y eso que era gratis). Las razones por las que la gente no quiere compartir sus casos de éxito son, en nuestra experiencia:

    1) Temor a pasar alguna información estratégica al competidor. A pesar de que hay metodologías para sacarle los datos sensibles (en el caso de nuestro taller lo publicitábamos “como compartir experiencias en IC sin perjudicar a la compañía”, además no ibamos a incluir a personas que compitiesen en el mismo grupo para que el riesgo de pasar info al enemigo fuese mínimo. Lamentablemente hay mucha gente con prejuicios y tuvimos la respuesta que te comento. De hecho, no hemos vuelto a querer organizar un evento similar.

    2) No querer hacerlo porque es un expertise que ha costado mucho hacerlo y no se ve la necesidad de pasarlo de manera gratuita o al bajo coste que significaría incluirlo en un curso. Eso es relativemente entendible para las empresas, no para los consultores, en realidad el único caso donde puede ser razonable para una empresa compartir esa experiencia es cuando hay una mesa donde se comparte ese tipo de experiencias y en realidad al que le es más útil es a quien no tiene experiencia para compartir. En el resto, si lo miramos de una manera desapasionada y no con el lente de lo que sería deseable para nosotros, creo que es claro que la compañía debe proteger su know-how y no tiene porque cederlo graciosamente a los demás (espero que las personas que vienen a contar sus casos a la universidad donde doy un curso no lean este comentario ;)). En el caso de los consultores es distinto porque en definitiva estamos haciendo más grande la torta. Nosotros, por ejemplo, presentamos varios casos reales con los beneficios que se obtuvieron por la IC en los cursos que impartimos. Esta semana, por ejemplo, hicimos una conferencia con dos casos prácticos y dimos consejos para la implementación de un departamento de ic en base a nuestra experiencia.

    3) Además, en la práctica los beneficios de la IC y la vigilancia tecnológica son difíciles de cuantificar y mostrar en números. Por ejemplo, cómo calculas el beneficio que generaste habiéndote adelantado a un producto que quería lanzar el competidor? A veces las empresas ni siquiera hacen eso por el beneficio esperado inmediato, sino por lo que puede ocurrir después. Por ejemplo, en un caso que trabajamos hace un tiempo nos enteramos que un competidor quería entrar al mercado, logramos adelantarnos y prácticamente cerrarle las puertas al competidor al llenar los anaqueles del canal de distribución con el producto de nuestro cliente. Finalmente el competidor desistió de entrar al mercado, pero la realidad es que ese no era un mercado rentable para nuestro cliente, de hecho la compañía lo sabía de antemano. No quiso dejar entrar al competidor porque después era probable que se expandiese al mercado donde la compañía tenía la mayor parte de su facturación y ganancias. Entonces, ese es un caso exitoso, pero los beneficios no se pueden cuantificar, o si se pueden cuantificar pero de manera negativa (tienes la pérdida que generó la introducción del producto y nuestros honorarios) y la ganancia que tienes por evitar la entrada del competidor no la puedes medir. Ahora, la compañía hizo algo conveniente para el largo plazo, pero cuánto ganó por haber hecho eso? El beneficio es muchas veces incuantificable y por eso también es dificil de vender.

    4) Agregaría que en España y en la mayoría de América Latina (Brasil sería la excepción que confirma la regla) hay pocas empresas que aplican inteligencia competitiva y vigilancia tecnológica en serio, aunque muchas crean hacerlo, por lo que tampoco tienes una gran cantidad de empresas que puedan compartir sus experiencias.

    Dicho sea de paso, creo que tu blog es bastante bueno, no soy un lector asiduo del mismo, pero las cosas que he leído me han gustado.

    Un abrazo y espero que no tomes a mal lo que escribí porque ha sido con buena leche y como para tratar de explicarte por qué, en mi opinión que no es la única y quizás no sea la correcta, las compañías no publicitan o comparten sus éxitos en IC y VT.

    Adrian

  • Adrian Alvarez

    Viernes, 7 de marzo de 2008 at 19:12 |

    Dos aclaraciones adicionales.

    A pesar de lo que escribí más arriba, yo soy una de las personas más entusiastas en esto de intercambiar experiencias y he convencido a varias empresas de contar sus experiencias en público, he organizado 18 conferencias en Argentina y he participado en otro tanto de conferencias internacionales. A pesar de eso entiendo y quizás por haber recibido rechazos en el pasado, comprenda más el tema de que las empresas son renuentes a hacerlo.

    En España ahora también se está haciendo con el apoyo de SEDIC un foro donde poder intercambiar experiencias e interpreto que los casos de éxito debieran tener mucha importancia en ese contexto.

    Hay un mini-portal para hacerlo. La dirección es:

    http://gpic.activoforo.com/

    De hecho, quizás te mandé un mail hoy al respecto. Ya hicieron una reunión en Febrero en Febrero y habrá otra en Abril.

    Un abrazo nuevamente.

    Adrian

  • Marcos Ros Martín

    Lunes, 10 de marzo de 2008 at 16:05 |

    Adrián lo primero es decirte que no me molestó absolutamente nada de lo que me dijiste más arriba. Me ha parecido muy ilustrativa tu experiencia y, tal vez, sea la razón de porqué en el Visio 2007 se vio tan poco alrededor de experiencias y casos de éxito.

    http://www.documentalistaenredado.net/568/visio-2007-aprendiendo-a-ser-documentalistas/

    Me parece sumamente interesante lo que apuntas sobre “el secreto profesional”, aunque por supuesto no me refería a que se contase todo con pelos y señales.

    Me refería más bien a lo que está publicado como “Inteligencia competitiva y vigilancia tecnológica. Experiencias de implantación en España y Latinoamérica” o lo que se nos cuenta en la revista Puzzle por citar unos cuantos ejemplos.

    Gracias por tu comentario!

  • Adrian Alvarez

    Martes, 11 de marzo de 2008 at 23:42 |

    [Comment ID #20874 Will Be Quoted Here]
    Hola Marcos,

    Me alegra que no hayas tomado a mal mi comentario.

    Hay un tercer grupo que no mencioné en mi comentario anterior. Las organizaciones gubernamentales que hacen vigilancia tecnológica y algo de inteligencia competitiva que tuvieron bastante importancia en Visio. El lapsus del olvido probablemente se deba a que nosotros no tenemos un trato constante con ellas. Esas organizaciones si están dispuestas a mostrar sus experiencias porque de esa manera consiguen clientes, ya que muchas veces las empresas ni saben que existen o que hacen lo que hacen.

    Sin embargo, yo creo que esas organizaciones no hacen demasiada inteligencia competitiva, hacen definitivamente vigilancia tecnológica, pero inteligencia competitiva no estoy tan seguro. La IC te da una ventaja sobre tu competidor cuando es sólo para tus ojos, obviamente esa inteligencia tiene que ser sobre algo importante para competir. Si sabes, por ejemplo, el color de corbata que usará tu cliente en los próximos 30 días o por caso 30 años y tu competidor lo desconoce, entonces la verdad es que sólo has recibido algo irrelevante, no inteligencia. Resumiendo lo único que te otorga una ventaja sobre el competidor es la asimetría de la información acerca de algo importante para competir. Si está disponible para todos, entonces, no debiera crear una ventaja porque todos pueden verla y analizarla. Aunque también existen los puntos ciegos y ambigüedad en las relaciones de causa-efecto (en realidad casi siempre los hechos soportan más de una explicación) por eso también ocurren ventajas temporarias. No sé si no la complique mucho…

    Muchas de esas organizaciones y observatorios hacen proyectos ad-hoc para clientes determinados y allí si, hacen inteligencia competitiva.

    También creo que hay cosas que se deben mirar con una cierta imaginación, porque creo que se pueden tomar cosas de allí, por tomar una de las ponencias de Visio. Las recomendaciones de García Muro acerca de los reportes tecnológicos pueden usarse también para un informe de inteligencia competitiva. En el caso de una empresa o una consultora de IC hay además otras cosas que contemplar, probablemente porque nosotros tenemos un contacto más fluido con el decisor, por ejemplo, que existen distintos tipos decisores (hay gente a la que tienes que darles todos los pelos y señales, gente que se dedica solamente a los grandes temas, etc) y que la inteligencia (el producto final que les presentes) debe adaptarse a esos decisores. Esa evaluación nosotros lo hacemos antes de tomar el proyecto, porque nos permite satisfacer mejor a nuestros clientes.

    Igualmente creo que te perdiste el taller donde estuvimos con Sergio como coordinador, allí se expusieron varios casos. Yo expuse uno o dos, Sergio otro tanto, Pascal y Jacqueline uno cada uno, un señor que no recuerdo de dónde era otro… La próxima vez tienes que venir donde esté yo… 😉 ves como me aseguro la demanda? 😉

    Pero también tienes que tener en cuenta que la IC en España y ahora sí espero que me perdones, todavía está en pañales. No creas que en Argentina está mejor, definitivamente está aún peor aquí. La ventaja que tiene USA sobre casi todos los países que conozco es inmensa. Es algo que debemos asumir y definitivamente mejorar. Brasil, por ejemplo, ha hecho un trabajo bastante bueno en este aspecto.

    Bueno, basta de escritura por ahora.. La verdad es que no sé si la aclaré o la compliqué, pero bueno, ya está…

    Un abrazo,

    Adrian

  • Juan Carlos Vergara

    Martes, 8 de abril de 2008 at 11:00 |

    Hola Marcos,

    En primer lugar gracias por el post sobre el curso, hace tiempo que suelo leer tu blog, pero lo hago esporádicamente, no con la frecuencia que quisiera.

    Quiero comentarte que gracias a tu post y a varios comentarios de los asistentes al curso, vamos a hacer algunos cambios en el contenido y el enfoque del próximo curso, que paso a comentar:

    – el caso de la empresa de pinturas ya no será el caso central, lo vamos a completar para que esté totalmente documentado y pasará a ser un ejemplo de un “caso de exito”.

    – crearemos otro caso diferente, con otro enfoque, que servirá también como otro “caso de éxito”

    – el caso central corresponderá con una actividad más común, en el sentido de que las búsquedas de información serán más fáciles de plantear para cualquier persona, aunque no sea especialista de dicho sector. De este modo no habrá “atascos” debidos a la falta de información sobre el tema de búsqueda.

    Todos los casos están y estarán inspirados en casos reales, pero cambiando en mayor o menor medida ciertos datos.

    El objetivo del curso/taller no es tanto mostrar qué se ha hecho en empresas con nombres conocidos, sino la propia actividad de taller, es decir, “hacer camino al andar”, implicarse en un caso práctico y demostrar que los asistentes al curso pueden montar un sistema de VT-IC tal como se ha descrito en el curso y que por tanto es posible implementarlo en cualquier organización.

    Francamente a mí también me gustaría poder citar en el curso varios casos de empresas conocidas, qué problemas han tenido y cómo se han solucionado, pero siempre trabajamos con el compromiso de confidencialidad. Además en estos temas las empresas son muy sensibles y no desean ni siquiera que se les cite … y no veo que esta cuestión pueda cambiar fácilmente.

    Otro caso distinto son los sistemas de VT-IC implantados en asociaciones, cluster, etc, con los que hemos trabajado, que he citado muchas veces.

    También me gustaría comentar que es ***inevitable*** el chapuzón en la piscina de las herramientas de interés para la VT-IC, en este punto algún asistente puede quedarse bloqueado/infoxicado el segundo día, pero a lo largo del tercer día, mediante el trabajo en grupo y su aplicación en un caso práctico se aclara la utilidad de las distintas herramientas.

    En resumen, seguimos tratando de mejorar y evolucionar en los contenidos y el enfoque del curso en los aspectos de mayor interés para los asistentes.

    saludos
    Juan Carlos Vergara

  • Marcos Ros Martín

    Miércoles, 9 de abril de 2008 at 22:18 |

    Gracias Juan Carlos.

    La verdad es que el curso fue interesante y es normal que la gente anduviese un poco perdida si no controla muy bien las aplicaciones que introdujistéis. Todo muy 2.0, pero obviamente la gente se perdía.

    En fin, confío que todo vaya a mejor y que los aspectos que se criticasen en las hojas de evaluación que nos pasásteis a los asistentes limen y mejoren los contenidos del curso para que sea más provechoso si cabe.

    Suerte

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x