El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

¿El ocaso de la Biblioblogosfera?

Debo reconocer que hace ya un tiempo que perdí las buenas costumbres respecto a lo que es la Biblioblogosfera. Por ejemplo, mi iniciativa de publicar una entrada anual para publicitar las bitácoras que a mi juicio habían sido los mejores biblioblogs (nuevos dicho sea de paso) de cierto año. Me lancé a la tarea en 2005 y 2006 como homenaje y ánimo a aquellos que empezaban en esto de la blogosfera, pero este año, aunque tenía mis elecciones como Documéntame, Documentación Granada o Docu¿qué?; no me lancé a ello tal vez más consciente que nunca que las posibilidades de desarrollo de un blog en nuestro ámbito cada vez son más escasas.

Mi experiencia como observador es que los nuevos blogs comienzan con mucha fuerza, pero en general entran en una larga letanía y cuando uno de ellos se atreve a publicar una entrada anunciando Tengo abandonado el blog pero no os preocupéis… Ya soy consciente de lo que viene después. Otra de las críticas achacables, aunque esto es una tendencia generalizada en la blogosfera, es el abandono de la utilización del blogroll como un elemento de promoción de los demás como de uno mismo. Esto se debe que aun siendo blogs temáticos, muy especializados, en general solemos citarnos los unos a los otros. El abandono de esta práctica deriva en el hecho de que encuentro dificultades para encontrar a nuevos bloguers, aunque de vez en cuando lo haga, además de la tendencia a no comentar. Otra de las buenas costumbres que han caído en el olvido.

Pero hay más, la semana pasada estuve actualizando nuestro listado de biblioblogs que todavía no reflejaban bajas ilustres, así como otros cambios de denominación y alojamiento. Tengo que aclarar que el objetivo de nuestra lista es la recomendación de lecturas, por lo que no podemos mantener dentro de ella blogs cerrados o abandonados, aunque dispongamos un pequeño espacio de blogs que fueron importantes dentro de la biblioblogosfera pero que se encuentran cerrados. ¿Cuál es el criterio para considerar que un blog está abandonado? Está aceptado en la blogosfera que sean tres meses desde la última publicación de una entrada, pero nosotros somos un poco más laxos por lo que consideramos que un blog está abandonado si no se ha actualizado en seis meses.

Pues bien, en el momento de la última actualización, nosotros teníamos activos en la sección Biblioblogosfera a 93 biblioblogs, cantidad que se ha quedado reducida tras la revisión a 65 bitácoras (Una reducción del 30% de bitácoras activas). ¿Cómo se ha llegado a este extremo?

Un análisis simplista podría llegar a concluir que nos encontramos en el momento valle tras la euforia social que se vivió tras la explosión y popularización de la blogosfera. Sin embargo, es bastante probable que la realidad no se encamine hacia esto. Tomemos el ejemplo de uno de los blogs más importantes en el pasado de la Biblioblogosfera: Véase Además.

Dentro de este blog, confluyeron tres personas que se consideraban bibliobloguers y que partían de una experiencia propia previa, hasta que decidieron abandonar el barco y volver a retomar proyectos antiguos o incluso empezar nuevos. Uno de estos blogs, Bárbol, se dedica hoy a la temática SEO, mientras que HCNET se dedica a la Usabilidad. Es decir, se da el caso de superespecialización de temáticas.

Por otro lado, se da la circunstancia que las Bibliotecas están lanzando innumerables blogs. ¿Pueden ser considerados estos como biblioblogs? ¿Deberían serlo? Tal vez debería ser ampliada la definición de esta comunidad, aunque lo que se está produciendo actualmente es la desintegración del sentido de comunidad que se dio en sus inicios cuando los blogs eran pocos y ser bibliotecario o documentalista, era suficiente para acabar integrado dentro de ella.

Este análisis somero de la situación no significa que nos encontremos ante ella. Disponemos de blogs bibliotecarios, de bibliotecas, profesionales, de estudiantes, de investigadores, etcétera, simplemente el sentido de comunidad se diluye ante un aluvión de nuevos proyectos y apuestas. Desde este instante, sólo los análisis webmétricos, o blogométricos si se quiere, serán capaces de realizar un mapa de una biblioblogosfera que ha madurado y diversificado encaminándose hacia la superespecialización de algunos de sus miembros. Tiempo habrá para comprobar si tenemos los días contados.

La obsolescencia de los medios impresos cuando hablan de la Web arrow-right
Siguiente entrada

arrow-left La publicidad en los feeds, el turno de Feedburner & Adsense
Entrada anterior

  • Javier Guallar

    Sábado, 10 de mayo de 2008 at 16:10 |

    ¿Se pueden incluir los blogs de las revistas científicas de documentación? Si la respuesta es afirmativa, entonces deberías considerar el papel del blog de la revista El profesional de la información (EPI) llamado “Zona de notas”, que cumple ahora poco más de un año de vida. En nuestro último post comentamos un artículo científico de Álvaro Cabezas y Dani Torres que también trata estos temas
    http://www.elprofesionaldelainformacion.com/notas/primera-referencia-a-la-zona-de-notas-de-epi-en-un-texto-cientifico

  • Nicolás Robinson

    Sábado, 10 de mayo de 2008 at 16:48 |

    Honrado me siento de formar parte de la Biblioblogosfera ;P.

    En cuanto a lo que afirmas del rápido decaimiento de los nuevos blogs creo que es lógico y normal. Si nacen pocos biblioblogs y se dice que la mayoría de los blogs que nacen no llegan a durar ni el primer mes de vida, pues supongo que es lo que cabía esperar, es más, mucho es que se mantengan, aunque sea con algún que otro altibajo. Además, a esto se suma el desgaste y cansancio de los blogs más veteranos, algo bastante lógico por otra parte. Creo que la fiebre del blog se va apagando y que poco a poco deja de ser una novedad para ser un medio de comunicación más, leído por aquel al que le interese y ya está.

  • Álvaro Roldán

    Sábado, 10 de mayo de 2008 at 17:59 |

    Esto lo arreglamos en dos minutos, espera que ahora mismo escribo un mensaje a IWETEL para montar un Colegio Oficial de Biblioblogotecarios. ;-P

    Ya en serio. Me ha llamado la atención que coincidamos en el criterio de los seis meses. En un encuesta reciente he dicho que considero que a partir de un mes y medio un blog está desactualizaco (entiendo un mes de vacaciones y medio mes para ponerse al día antes de volver a publicar). Pero mi criterio para quitar un blog de mi blogroll es que en el momento de la actualización del blogroll (que no es con la frecuencia que me gustaría) el blog lleve más de seis meses sin publicar nada.

  • gamoia

    Sábado, 10 de mayo de 2008 at 20:07 |

    Tu lista, junto a los blogrolls de los blogs que me interesan, ha sido una magnífica guía para mí, especialmente durante los primeros tiempos. Te estoy muy agradecida por ello.
    Por si puede serte útil, recientemente elaboré la lista de los blogs catalanes que puedes encontrar en http://gamoia.wordpress.com/biblioblogosfera-catalana/

    Un saludo

  • álvaro cabezas

    Lunes, 12 de mayo de 2008 at 18:05 |

    Hola Marcos,

    efectivamente, hay muchos blogs de bibliotecas que se están creando pero que raramente se insertan en una “comunidad”; enlaces, comentarios, etc. ¿Es esto la biblioblogosfera? Más vale que lo sea, porque de lo contrario, como dices, ésta se va reduciendo por momentos.

  • Marcos Ros-Martín

    Lunes, 12 de mayo de 2008 at 18:42 |

    @Javier. El criterio para incluir cierto blog o no es enteramente personal. La posibilidad de incluir un blog como el de EPI en la lista no se me había ocurrido, ya que tal vez mi lista trate más la bilbioblogosfera personal que de otro tipo. En cualquier caso, apuntado queda.

    @Gamoia. Gracias por tu enlace, muy interesante tu labor recolectora de biblioblocs. La seguiremos con interés.

    @Nicolás. Sólo la constancia y, más o menos, una línea de publicación clara deja entrar a unos o a otros. Tienes todo el derecho, ¿es que lo otorga alguien?, a entrar en la Biblioblogosfera.

    @Álvaro Roldán. Seis meses es una cantidad de tiempo suficiente para saber si un blog deja de actualizarse o no. Desgraciadamente, los reemplazos no llegan.

    @Álvaro Cabezas. Sí, los blogs personales de biblioteconomía se encuentran de capa caída puesto que los nuevos no saben, o no quieren, realizar la tarea colaborativa que caracterizó a la biblioblogosfera en sus inicios. Una lástima aunque es lo que hay.

  • Merlo Vega

    Martes, 13 de mayo de 2008 at 16:18 |

    Más que de ocaso yo hablaría de asentamiento. Cinco años dan para mucho, para que unos se queden, otros se vayan, otros aparezcan… pero hay cierta continuidad. Es admirable lo que estáis haciendo quienes mantenéis blogs personales, porque son buenos y porque tienen continuidad. Es la selección natural. Pero es saludable que queden pocos, que no somos un colectivo tan grande ni es útil que las informaciones se repitan.

    Para seguir actualizando la lista de blogs:

    – Hay varios blogs de asociaciones que están aportando noticias desde una perspectiva profesional local. Véase el artículo de Garabuya al respecto: http://garabuya.blogspot.com/2008/01/los-blogs-de-las-asociaciones.html

    – El blog sobre ALFIN no ha muerto, sino que ha crecido y pasado a estar arropado por un proyecto que promete. Lo encontraréis en Alfinred: http://www.alfinred.org/

  • La obsolescencia de los medios impresos cuando hablan de la Web » El Documentalista Enredado

    Martes, 13 de mayo de 2008 at 17:55 |

    […] injusta la tiranía de la Web que a nadie espera, cuando te quieres dar cuenta eres un producto en extinción, tú que fuiste en su momento adalid de la innovación, admirado y conocido por todos, […]

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x