El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

Bibliotecarios: los nuevos protagonistas

Hasta hace poco, en la cultura española, el mundo de las bibliotecas y las “bibliotecarias”, ya que aquí siempre eran mujeres, ha pasado desapercibido para la sociedad en general y para los escritores en particular. Al parecer, la sociedad española visitaba tan poco las bibliotecas que ninguna trama interesante podía desarrollarse en ellas y, si pasaba, no importaría a nadie. Ahora mismo sólo recuerdo una historia protagonizada por bibliotecarios en una novela española, uno de los relatos que componen la novela de Quim Monzó El porqué de las cosas, que describía la relación amorosa de una bibliotecaria y su compañero.

En la cultura anglosajona, en cambio, la biblioteca sí que ha sido telón de fondo de múltiples historias en novelas y películas. Por poner sólo un par de ejemplos, las historias que mi compañero Marcos ha comentado en este mismo blog, la película Indiana Jones y la última cruzada y un relato de Stephen King.

Pero las cosas están cambiando y parece que los bibliotecarios han empezado, no sólo a formar parte de las historias, sino también a protagonizarlas. Los últimos casos que podemos encontrar son la película El tren de Zhou Yu en la que se narra la historia de amor de un bibliotecario poeta y la novela El último lector, donde el bibliotecario de un pueblo protagoniza una inquietante intriga.

Ahora nos llega otra historia de la mano del escritor de libros infantiles y juveniles Antonio Ventura que, esta vez escribiendo una novela de adultos, convierte a un bibliotecario en protagonista en El relato incompleto:

Juan -un hombre de mediana edad, bibliotecario de profesión y aficionado a la poesía- no asume que, tras una larga relación, Ana le haya abandonado sin darle explicaciones. Desconcertado por la ruptura, a su juicio tan intempestiva como injustificada, su vida cobrará un solo sentido: descubrir la verdadera razón por la que ella se ha marchado. Desde ese momento, Juan se precipitará en un laberinto de recuerdos y sospechas, donde la zozobra pronto se convierte en obsesión, y la memoria en insoportable compañera de la soledad. Su mirada, sus lecturas o sus propios amigos serán los escenarios donde tratará de iluminar una duda dolorosa, que le sume en la depresión y en la angustia. A través de sus indagaciones, breves escenas que confirman un relato impresionista, esta novela de Antonio Ventura ahonda en las emociones y las causas del fracaso sentimental, cuando la herida del amor se entrevera con la de la vida.

Estamos de enhorabuena porque los bibliotecarios hemos pasado de no existir a tener vidas intensas con apasionantes historias de amor. Pero, ¿para cuando una historia con un documentalista como protagonista?

Para alcanzar la felicidad... arrow-right
Siguiente entrada

arrow-left La biblioteca frustrante
Entrada anterior

  • Catuxa

    Miércoles, 10 de noviembre de 2004 at 12:21 |

    A ver si localizado El relato incompleto, no había oído hablar de ello y creo que me gustará.

    Sobre cuando un documentalista como protagonista??? primero que sepan que es un documentalista… pero algún esbozo se hace de la profesión en La hermandad de la Sábana Santa

  • maria-elena

    Miércoles, 10 de noviembre de 2004 at 16:27 |

    Cuando leas la novela, ya nos comentarás qué te parece.
    Y está claro que casi nadie sabe que es un documentalista (¿alguien que hace documentales?), pero un escritor que debería moverse por el mundo de la información y de las bibliotecas como pez en el agua…

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x