El Documentalista Enredado

Infonomía, Innovación, Análisis y Nuevas Tecnologías

“La economía Long Tail” de Chris Anderson

No vamos a poder negar que la lectura de "La economía Long Tail" no nos ha resultado interesante. De hecho, a partir de él, hemos reflexionado y analizado en este mismo lugar sobre lo que se ha denominado Larga Cola o Long Tail. De su contenido, se puede desprender que el mundo está completamente regido por las leyes de potencia y que el concepto de la Larga Cola tan sólo es una prueba más de que Internet también se rige por ellas. No importa si se les denomina Ley de Pareto, Zipf o del 98, estas distribuciones estadísticas pueden ser encontradas si analizamos cualquier aspecto de cualquier muestra. Por ejemplo y sin riesgo a equivocarnos, podemos afirmar que el 20% de las entradas de este blog producen el 80% de las visitas.

Este es un texto para analizar y descubrir cómo Internet está alargando la Larga Cola gracias a la accesibilidad por distintos puntos a un catálogo comercial y a la recomendación de productos por los gustos del cliente tal y como hace Amazon. Internet es un lugar donde se puede hacer negocios a la vez que se pueden llegar a crear nuevos, como hizo Google con su publicidad contextual, Adsense. Llegamos a la conclusión de que cada nicho de la sociedad tiene su público y puede vivir o convivir con éxito dentro de su ámbito y dentro de sus propias limitaciones. Sin duda, la diversidad fomenta y potencia el desarrollo de la Larga Cola.

No nos llevemos a engaño, este no es un libro técnico, es un libro de consumo para aquellos que están interesados en todo lo que se mueve entorno a Internet y Chris Anderson, editor de la revista Wired, enfoca su libro hacia la Red y el desarrollo de la Web 2.0. No debemos olvidar que el descubrimiento de la Larga Cola se debe en parte al desarrollo de la Web participativa, además del comercio de bienes de consumo. Un ejemplo es el que da el propio Anderson con Google Video, un servicio que desarrolló el buscador para competir con YouTube y que desembocó en fracaso cuando Google adquirió la segunda.

Lo curioso es que para Anderson no existe YouTube, no aparece en ninguna de las 315 páginas de las que dispone el libro, tampoco aparece Automattic, la empresa fundada gracias al éxito de WordPress, ni Pyra Labs desarrolladora de Blogger hasta su adquisición por parte de Google. Y sin embargo sí que aparecen los blogs, SixApart desarrolladora de Movable Type, el gestor de contenidos de blogs profesionales más importante hasta el cambio de estrategia comercial de ésta al pasar de gratuito al cobro, es citada brevemente; Weblogs Inc. la primera empresa que creó una red comercial de blogs destinada a las nanoaudiencias, también aparece citada, pero los blogs y la economía surgida a través y gracias a ellos apenas se destaca.

Por otra parte, Google es, para Anderson, el buscador por defecto, y eso es relativamente cierto, pero en EE.UU. tiene el 70% del mercado sobre otros buscadores. Google aparece poderosamente, sí es la Compañía de Internet, pero tampoco era necesario utilizar machaconamente el sinónimo Google = Buscar en Internet.

Puede que lo más achacable a Anderson en su libro sea su tendencia a preponderar ciertos negocios sobre otros, es posible porque haya estudiado unas determinadas compañías (Netflix y Amazon sobre todo) y no se quiere llevarse a equivocación tratando de comparar con otras situadas en desventaja. Sin embargo, hay algunos aspectos como los señalados más arriba que son errores de bulto que no deberían ser pasados por alto por cualquier lector avezado. ¿Por qué se obvia tan descaradamente a YouTube?

En cualquier caso, y a pesar de ello, es un libro atractivo y ameno de leer para aquel que esté interesado en la economía de Internet y el comportamiento de este mercado que, sin duda, recomendamos su lectura.

Citas al libro /16 arrow-right
Siguiente entrada

arrow-left Mr. Bean visita una biblioteca
Entrada anterior

  • dan3

    Martes, 28 de agosto de 2007 at 11:41 |

    Hola Marcos: Joao Paulo Meneses, Blogouve-se, me regaló el libro americano y por algunas desgracias de este verano, me ha quedado muy retrasada la lectura. En parte también me echó para atras, lo que comentas. El economicismo que respira y esa mirada, sólo a los grandes. Quizá alguno de los olvidos que comentas se deba a su, ya casi, “antigüedad”. Pero con el planteamiento de Anderson, aunque mirara los fenómenos sociales, creo que los traduciría en mercado (el poder político no lo menciona). Como tantos otros me quedo con el éxito del título, estoy en esa larga cola, que se mueve y se cuelga de cada nuevo “bichito” que salta. A ver qué estratega, predice el impacto y los efectos, aquí le espero. Como me he extendido, si no te parece mal, “exportaré” el comentario a Comunisfera. Gracias por ajustar nuestra conversación a marcos más reales.

  • Marcos Ros

    Martes, 28 de agosto de 2007 at 15:12 |

    Lo cierto es que se restringe en lo conocido sin mirar más allá. Google Video nació para tratar hacer competencia a YouTube y sin embargo Google fracasó y acabó comprándolo. Creo que su desliz no es error por la antigüedad de lo descrito.

    Para mí, centrarse en varios servicios sin ir más allá es un error. No se puede olvidar a la blogosfera, y mucho más en su vertiente política norteamericana que es muy influyente e importante, como una Larga Cola y siendo editor de Wired debería haberse detenido mucho más en ella.

    En cualquier caso, a pesar de que sí se centra en el aspecto económico de la Larga Cola (Amazon y Netflix fundamentalmente), su título tampoco engaña a nadie. Desde mi punto de vista, un libro ameno y curioso que tal vez derive en algún otro. Quién sabe.

  • jtrobanoms

    Jueves, 30 de agosto de 2007 at 15:22 |

    este no es un comentario sobre el contenido del post. Sólo un comentario estilístico dirigido al autor: “No vamos a poder negar que la lectura de “La economía Long Tail” no nos ha resultado interesante.”.

    si simplificamos la frase: “no vamos a poder negar que… = afirmamos que…”

    es decir: “afirmamos que no nos ha resultado interesante”

    resultado final: “NO nos ha resultado interesante la lectura del libro”

  • Facundo

    Sábado, 22 de diciembre de 2007 at 11:10 |

    Totalmente de acuerdo. Mal redactado. Por otro lado, este libro fue publicado recien a ppios de 2006, YouTube adquirio (mayor) notoriedad luego de ser comprado por Google (oct2006), por lo que el autor en el 2005 no decidio darle el credito que hoy merece.
    Buen libro, aunque no de los mejores.

  • Charla de Antonio Gonzalez Barros en Emprende 21

    Domingo, 6 de abril de 2008 at 13:08 |

    […] The long tail La estrategia de la “larga cola”, se pueden hacer negocios con productos en poca […]

  • Los medios contratan, ahora, bloguers » El Documentalista Enredado

    Sábado, 3 de mayo de 2008 at 11:16 |

    […] y que los medios los han aceptado como modelos comunicativos aprovechando los beneficios de la Larga Cola. ¿Cuál será el siguiente paso? Tags —Blogosfera, Blogs, […]

  • Otra vez, la Larga Cola (Long Tail) cuestionada » El Documentalista Enredado

    Domingo, 4 de enero de 2009 at 13:53 |

    […] Anderson, editor de la revista Wired, proponía en su libro La economía Long Tail un nuevo modelo económico según el cual gracias a la Web y a las nuevas tecnologías la […]

  • Brolis « GT-Itc

    Jueves, 28 de mayo de 2009 at 15:23 |

    […] Una crítica (de las muchas que hay en la web) […]

  • The Pirate Network (por favor piratéame) « e-rgonomic

    Miércoles, 5 de agosto de 2009 at 23:04 |

    […] tiempos en que la reproducción/distribución de los contenidos disminuye a costos marginales (ej:LongTail), la industria de la musica, cine, libros están obligadas a repensarse. Se evidencia una clara […]

  • Tópicos de Marketing Digital UC » Hits v/s Nichos

    Lunes, 24 de agosto de 2009 at 22:47 |

    […] otras palabras, “the long tail”nos presenta un modelo económico y de negocios que ha sido impulsado gracias a Internet, sin esta […]

  • Estanterías llenas, estanterías vacías. « unwakeable

    Domingo, 7 de marzo de 2010 at 20:26 |

    […] “The Long Tail” Chris Anderson, allá por el año 2006, se aventuraba a vaticinar que internet acabaría […]

  • Impactos publicitarios « Social generation

    Sábado, 5 de junio de 2010 at 05:58 |

    […] Leyendo la Economía Long Tail me ha venido a la cabeza la reflexión que os voy a proponer hoy. Hace unos años, no muchos, la […]

  • Breve historia del mash-up | Cultura Abierta

    Miércoles, 19 de enero de 2011 at 20:14 |

    […] de dos libros que probablemente aparecerán citados a menudo en nuestro curso IA+GC en su libro La economía Long Tail que desde la aparición de Internet, la Enciclopedia Británica, en otros tiempos fuente […]

Usamos Cookies - Utilizando este sitio o cerrando este mensaje aceptas nuestra política de Cookies.
Aceptar Cookies
x